19 nov. 2008

Cómo Diagnosticar Enfermedades con el Péndulo??

RADIESTESIA. Es una antigua técnica mediante la cual se logran captar las ondas energéticas que emiten todos los cuerpos. En la Biblia la nombran en varias ocasiones y tanto los chinos como los romanos conocían su efecto.
El campo de acción de la radiestesia es muy amplio. Ya los antiguos usaban varillas para determinar la presencia de agua en los lugares donde pensaban instalarse y en la actualidad tanto en la geología como en la minería la utilizan para descubrir yacimientos de minerales. También desde tiempos inmemorables sacerdotes, magos y brujas recurrieron a ella, no solo como práctica de adivinación sino, para diagnosticar y sanar distintas dolencias. Hoy muchos terapeutas recurren a la radiestesia curativa para sanar a sus pacientes, con resultados verdaderamente sorprendentes.

TRABAJAR CON EL PÉNDULO. Los practicantes de esta ascentral ciencia, llamados rabdomantes o zahoríes, solían usar varillas en forma de Y o de horquilla, hechas de hueso, metal o madera. Pero como en la manipulación generalmente había algún margen de diferencia en los resultados, poco a poco fueron remplazadas por el péndulo, que constituye un elemento más sensible y versátil.
El péndulo puede ser fabricado con diversos objetos: un anillo, un colgante, o un botón. Aunque lo más aconsejable es utilizar un cristal de cuarzo, ya que es la piedra por excelencia, capaz de captar la energía sutil. A éste se le debe asegurar en uno de los extremos una cadena flexible, una cuerda o un hilo grueso, que no tenga más de 30 cm.
La habitación elegida para el trabajo debe estar aislada de vibraciones y de cualquier tipo de radiación. El péndulo se manipula con la mano derecha y su hilo se sostiene con el dedo pulgar sobre el índice. La mano izquierda debe estar alejada de cualquier objeto, ya que puede funcionar como `` antena ´´ e interferir en el campo magnético.
Quien maneje el péndulo debe estar relajado, para que la energía fluya libremente. Luego, mientras respira lentamente lo deslizará en una línea recta y vertical hacia arriba – al inspirar- y hacia abajo- al exhalar- varias veces. Después lo bajará rápidamente hasta ubicarlo a unos centímetros de la zona del cuerpo elegida. El péndulo comenzará a oscilar si allí se detecta una afección.
Para reforzar su capacidad de captación el operador puede pegar en el centro de la palma de su mano, donde se encuentra el chakra de curación, un imán.

USO CURATIVO DE LOS IMANES. La imanto- terapia es una terapia tan antigua como la radiestesia. Sus orígenes se remontan a Macedonia, unos 600 años a. C. Esta terapia era muy usada por los griegos, los romanos y los chinos. En aquella época los imanes eran fabricados con cierto material ferroso que se encontraba en forma natural en la tierra. Actualmente se usan imanes curativos, hechos en laboratorios especializados, con hierro de baja denominación, llamado `` dulce ´´ . Estos imanes constan de dos polos, positivo y negativo. Éstos se colocan en la zona del cuerpo afectada durante un tiempo determinado, haciendo que la energía magnética que desprenden los imanes fluya a través del cuerpo, devolviendo el equilibrio.

¿Cómo EFECTUAR UN DIAGNOSTICO RADIESTETICO?. Solo un entendido en el uso de estas antiguas ciencias está verdaderamente capacitado para diagnosticar y sanar enfermedades.
El profesor Lecuona estudió las dos técnicas con el padre Ricardo Gerula, párroco de una iglesia en Quilmes.
Según Lecuona, la radiestesia permite, con ayuda de distintos elementos que pueden ser varillas de madera o el péndulo, determinar el estado de salud de una persona. El operador funciona como una antena que recepciona una serie de fuerzas que están en todo el cosmos, lo que se traduce en el péndulo o en la varilla y luego se interpretan. Estas lecturas tienen una lectura muy personalizada y cada radiestesista tiene la suya.
Los pasos a respetar para efectuar el diagnóstico son:
*El operador debe ponerse mirando hacia el norte, ya que es preciso alinearse con las fuerzas de los polos magnéticos.
*Como el péndulo debe estar impregnado por la energía de quien lo manipula, hay que envolverlo con el propio aliento y frotarlo entre las manos.
*Poner los pies paralelos y no cruzarlos, firmes en el suelo ya esté sentado o de pie.
*Para preguntarle al péndulo es preferible hacerlo sobre un lienzo blanco. Primero, se le debe preguntar si está dispuesto a contestar, y el péndulo comienza a moverse, si la respuesta es afirmativa el movimiento del péndulo será de adelante hacia atrás, y si es negativa se moverá de derecha a izquierda.
*Si le preguntamos por el estado de salud de una persona, lo que se mide es la intensidad y la amplitud del arco. Por ejemplo, si una persona tiene poca energía o la misma está obstruida en algún punto por una determinada dolencia, el péndulo dará tres o cuatro vueltas, y poco a poco se irá quedando quieto hasta no moverse. Esto debe hacerse sobre el cuerpo afectado, aunque puede hacerse también sobre una prenda, una foto, o incluso sobre el nombre de la persona escrito en un papel.
*Una vez realizado el diagnóstico, con la ayuda del péndulo se pueden liberar los canales de energía que están obstruidos, para que esta fluya libremente y se restablezca el equilibrio.
Si bien esta técnica no permite identificar el tipo de enfermedad que se sufre, ayuda a determinar la existencia de que falla algo.

SECRETOS DE LA CURACIÓN. Según Lecuona, luego de realizar con el péndulo un recorrido general sobre el cuerpo, se detecta la dolencia. Una vez detectado el punto clave, se energiza esa zona dejando girar el péndulo sobre la misma varias veces. Si en vez de trabajar con el péndulo se trabaja con imanes, se deben colocar sobre el sitio afectado o sobre los puntos energéticos específicos, para activar la energía. Este sistema funciona porque la enfermedad es una falta de equilibrio, en muchos casos magnéticos.

Por lo general se usan imanes cerámicos, de baja densidad. Son muy frágiles y se quiebran con facilidad. Estos imanes medicinales son, además bipolares y auto recargables. En una cara tienen un polo positivo y en la otra negativo. Para la aplicación de este método el cuerpo se divide en dos espacios. Una mitad de la cintura para arriba y otra de cintura para abajo. Siempre se coloca sobre el lado derecho del cuerpo del lado positivo, mientras que el lado negativo se aplica en el izquierdo. Como por ejemplo, si una persona tiene problemas de varices, le colocamos debajo de un pie el polo positivo y del otro el negativo. Ello hace que se active la circulación linfática y sanguínea. El tiempo que se dejan los imanes depende de la gravedad de la enfermedad. Lo habitual son sesiones de 20 minutos cada uno, en el mismo día.
Los únicos que no pueden usar imanes son las personas que tienen marcapasos y las embarazadas. Se pueden usar para cualquier tipo de enfermedad. Dolores de muelas, problemas hepáticos y hasta para el cáncer.
El tratamiento con imanes es lento pero seguro.

RADIESTESIA Y REIKI
El uso del péndulo con el sistema REIKI es muy bueno para ubicar bloqueos energéticos en zonas concretas o en los chacras (puntos energéticos del cuerpo) el terapeuta REIKI carga energéticamente el péndulo y lo programa de esta forma el péndulo adquiere contacto con la energía universal a través del terapeuta, una ves realizado esto el péndulo esta limpio y activado para encontrar dicho bloqueo o fuga energética además el terapeuta puede utilizarlo para recargar dicha energía en esa zona utilizando el péndulo como transmisor de la energía reiki
En primer lugar debe magnetizar el péndulo colocándolo entre sus manos y cargándolo con los símbolos del nivel que posea y en segundo lugar canalizar esa energía extra a través dela punta del péndulo así como haciendo girar en la zona a tratar el péndulo en el sentido de las agujas del reloj.
Por eso es normal que el mejor tranfomador y amplificador de la energía y el preferido pro los terapeutas reiki sea el cristal de cuarzo aunque el péndulo de transmutación energética sea el de amatista