30 nov. 2008

La Proyección ó Desdoblamiento Astral

También conocida como desdoblamiento astral o todavía viaje astral, es una función natural del ser humano (y también de los animales) y que ocurre siempre que adormecemos.

Es importante recordar en este momento los cuerpos o vehículos de la anatomía del ser humano:

Cuerpo vital o aura: es la parte tetradimensional del cuerpo físico.
Cuerpo astral: corresponde al mundo astral.
Cuerpo mental: corresponde al mundo mental.

Cuando dormimos dejamos nuestro cuerpo físico en la cama y vamos al mundo astral (o mundo de los sueños).

Esto ocurre para que el cuerpo vital (o aura) recargue el cuerpo físico que se desgastó con las actividades normales del día a día.
Por ese motivo es imposible una persona permanecer mucho tiempo sin dormir. El cuerpo físico necesita ser revitalizado para que continúe funcionando. Un ejemplo muy común de esa actividad es el caso de personas que por su necesidad impostergable de revitalización del cuerpo físico, duermen al volante del coche sufriendo y provocando graves accidentes.

Cuando estamos en el cuerpo astral podemos ir para cualquier lugar y aprender muchas cosas incluso sobre el pasado y el futuro.
Esto porque en el mundo astral que es gobernado por otras leyes, no existe el tiempo, mas si la eternidad. También estando en astral podemos volar y movernos tan rápido como el pensamiento. ¿Quién nunca soñó que estaba volando?. O que está en un lugar y en otro instante está en un lugar totalmente distinto.

También existen situaciones en que ocurren determinados hechos y decimos “ ¡ parece que yo ya había soñado con eso antes! ”. Eso porque vimos algo del futuro en el mundo astral.

Vea que es un mundo de inmensas posibilidades a ser explotado.
No hay ningún risco o peligro, pues además de ser una función natural hacemos esto todas las noches o toda vez que dormimos. Y siempre nos despertamos nuevamente, ¿verdad?.

El cuerpo astral permanece ligado al cuerpo físico por el cordón de plata, también lo llamamos de hilo de la vida o en el Oriente de Antakarana.
Este cordón se extiende hasta el infinito, nunca se rompe y nos permite siempre regresar al cuerpo físico con total seguridad.

El problema es que lo hacemos inconscientemente y de esta forma no podemos hacer lo que queremos, visitar los lugares que deseamos o buscar el conocimiento que necesitamos.

Por eso debemos aprender a salir en astral conscientemente, de forma voluntaria, y así podremos realmente disfrutar de la libertad y de las infinitas posibilidades del desdoblamiento astral, aprender sobre los misterios de la vida y de la muerte, visitar los Templos de la Sabiduría, etc, etc..

A continuación serán descritas algunas técnicas simples y eficientes para salir en astral.


Los Mantras.

Un mantra es un conjunto de sonidos (vocales, sílabas o palabras) que, por tener una determinada vibración, produce un efecto deseado.
Los mantras a seguir tienen un efecto de desdoblamiento astral.

FARAON –se pronuncia en dos partes, así:
FFFFFFAAAAAAAAAAAAAAAAA...... RRRRRRRAAAAAAAAAOOOOOOONNNNNN *

LARAS – se pronuncia en dos partes, así:
LLLLLLAAAAAAAAAAAAAAA... RRRRRRRRRRRAAAAAAAASSSSSSSS*

TAIRÊRÊRÊRÊRÊ – se pronuncia en un sola parte, así:
TAAAIIIIII RÊ RÊ RÊ RÊ RÊ RÊ RÊ RÊ RÊ *

EGIPTO - se pronuncia en dos partes, así:

EEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE....GGGGGGGIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII
PTTTTTTTTTTTOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

*nota: la “R” se pronuncia siempre como el sonido de una única “R” en el medio de una palabra. Por ejemplo, como el sonido de la “R”en el medio de la palabra corazón.

Recomendamos que sean oídos los sonidos de estos mantras para aprender su correcta pronunciación.
En el sitio usted puede bajar los archivos MP3 de estos mantras.

Siempre se debe hacer esta práctica estando acostado en una posición confortable, hacer un buen relajamiento y hacer los mantras con mucha concentración, sin pensar en nada más.

Se pueden repetir los mantras unas tres veces verbalmente y después pasar a hacerlos mentalmente, hasta adormecer levemente y salir en astral.

A veces percibimos los síntomas normales de desdoblamiento como un “hormigueo” generalizado, el cuerpo físico paralizado y una fuerte vibración. Todo esto es perfectamente natural y cuando perciba esos síntomas apenas continue con los mantras hasta que salga en astral.

Se debe practicar todas las noches sin desanimar, pues es de esta forma que los resultados aparecen.

Cuando esté fuera del cuerpo pida a su Padre interno, que es el Maestro o Real Ser individual de cada uno, que lo lleve a la Iglesia Gnóstica o a cualquier otro lugar que desee conocer y Él lo llevará.

Se recomienda ir para Iglesia Gnóstica, pues es un templo de sabiduría donde se celebran grandes Hierarquias, Angeles, Arcangeles, Mahatmas, etc, verdaderos maestros de sabiduría que están esperando las almas que quieran el verdadero conocimiento de los misterios de la naturaleza, de la vida y de la muerte, del universo infinito.
Este conocimiento no está escrito en libros y ni se aprende en las escuelas. Es algo muy superior.


La práctica del saltito.

Esta práctica es muy eficaz para ser aplicada en nuestra vida diaria.
Haciéndola diariamente vamos conseguir despertar conciencia en el mundo astral, o sea, cuando estemos soñando vamos despertarnos (mas sin volver al cuerpo físico) y percibir que estamos en el mundo astral. Y ahí ir para la Iglesia Gnóstica.

La disciplina es la siguiente:
En nuestro día a día debemos estar atentos a todo nuestro alrededor, las personas, los objetos, los lugares, etc. En el mundo astral existen muchas cosas o fenómenos que no existen en el mundo físico como objetos que vuelan, seres extraños, animales desconocidos y una infinidad de otras cosas.

Entonces en nuestro día a día cuando veamos algo que nos parezca un poco estraño o distinto (una persona con ropas extravagantes, una construcción diferente, un objeto incomún, cualquier cosa o situación que sea un poco distinta) debemos preguntarnos: ¿Estoy en el mundo físico o en el astral ahora?, y entonces dar un pequeño salto con la intención de flotar.

Si no flotar es obvio que estará en el mundo físico, pero si flotar significa que hasta aquel momento Ud. estaba soñando y que ahora está conciente y en el mundo astral.
Cuantas más veces haga esto durante el día mejor, pues será más fácil despertarse en el astral, porque se acostumbrará a esa disciplina aquí en el mundo físico y cuando vea en el astral alguna cosa de las muchas cosas extrañas que allí existen hará lo mismo, es decir, irá cuestionarse, dar un saltito y flotar, entonces estará conciente y podrá ir para la Iglesia Gnóstica o para dónde Ud. desee.


Hecho ilustrativo de la vida diaria

“...Juan nuestro amigo, aquí mencionado algunas veces, costumbraba realizar esta práctica durante su vida diaria, cada instante, ante cualquier detalle interesante o curioso. Una noche Juan visitó algunos amigos. Ellos lo recibirán con bastante cariño.
Sentado entre ellos, compartía del diálogo y se encontraba realmente satisfecho.

Pero, como Juan estaba acostumbrado, en la presencia de cualquier detalle importante, a hacerse aquella pregunta a sí mismo, logicamente aquella reunión de amigos fue motivo suficiente para se interrogar: ¿ Estaré en astral?, ¿ Andaré fuera del cuerpo físico?”.

Miró alrededor y evidentemente todo demostraba que se encontraba fuera del cuerpo físico. Sus amigos estaban vestidos con ropas normales de la vida urbana común y corriente: pantalones, blusas, etc..
Nada indicaba que él estuviera en astral. No obstante, dijo para si mismo: ”Voy a dar el salto”.
Pidió permiso a sus compañeros y salió del recinto.

Allá afuera, ejecutó el salto lo mas alto que pudo, con la intención de volar.
El resultado fue sorprendente: se quedó flotando en el espacio. Percibió, entonces, que estaba en el mundo astral, que su cuerpo físico había quedado en la cama.

A Juan se le ocurriera hacerse esta pregunta en astral, porque toda su vida, a cada momento, se formulaba a sí mismo. Total: a práctica había quedado en su subconsciente de forma absoluta. Así, automáticamente, el subconsciente lo impulsaba a repetirla durante las horas de sueño, justamente cuando estaba fuera del cuerpo físico. De eso, resultó la conciencia astral.

Juan volvió al recinto y habló con sus amigos:

“Les comunico a ustedes, mis amigos que estamos aquí reunidos en el cuerpo astral. La cuestión es que nos acostamos hace algunas horas para dormir... Luego, nuestros cuerpos físicos están en sus respectivas camas...y nosotros estamos todos en astral.”
Los compañeros se miraron unos a los otros y tocándose dijeron: “¡ Esto es imposible!
¡ Nosotros estamos en el cuerpo físico, en carne y hueso!”
Acabaron riéndose de Juan.
Juan vió que sus amigos eran inocentes o que vivían con la conciencia adormecida, se retiró flotando en cuerpo astral.

Pensó ir para San Fransisco de California y así lo hizo, pues quería visitar un templo que un iniciado había fundado en aquella cuidad.
Por el camino, Juan encontró un hombre en cuerpo astral que seguía por la carretera. Aquel sujeto era un cargador y llevaba sobre sus espaldas un fardo grande y que pesaba mucho.
Cuando Juan miró, pudo ver otros detalles: ¡aquel sujeto era un muerto!.
Había desencarnado hace algún tiempo... y ahora, en cuerpo astral, caminaba a lo largo de aquella carretera. El hombre estaba firmemente convencido que estaba con el cuerpo físico.
Ignoraba todo lo relacionado a su muerte.
Caminaba con la conciencia adormecida y el fardo que llevaba en su espalda, era una imagen mental criada por él mismo. Aquel pobre hombre había sido un cargador y todavía después de muerto, seguía en su oficio de transportar fardos. Juan quiso ayudarlo a despertar su conciencia y le dijo: ”Amigo, perciba su situación... Recuerde que Ud. ya murió, no tiene mas cuerpo físico”.

El hombre lo miró con ojos de sonámbulo y no entendió nada lo que él trataba de hacerlo comprender.
Juan flotando a su alrededor intentó otro esfuerzo, mas fue todo inútil. El hombre tenía su conciencia adormecida y el intento para despertarla fue un fracaso total.

Si ese hombre en vida, cuando tenía su cuerpo físico, hubiera practicado la llave del discernimiento, habría sido capaz de despertar su conciencia durante el sueño normal y ahora, después de muerto habriase convertido en un discípulo conciente, a pesar de descarnado de la Grande Logia Blanca.

Juan renunció a cualquier otro esfuerzo y siguió su camino, finalmente llegó al templo que era el objetivo de su visita.
Mas tarde regresó feliz a su cuerpo físico.

Se introdució en él por la glándula pineal, que es la ventana de Brahama, o asiento del Alma, como dice Descartes.

Tengan seguridad que con la llave aquí revelada serán innumerables los discípulos que conseguirán despertar su conciencia en los mundos internos. Lo importante es practicarlo constantemente durante la vigilia para que se grabe en el subconsciente y así actue en automáticamente durante el sueño.

Esta es la manera de se poner el subconsciente al servicio de la voluntad consciente. Al volver al cuerpo físico, después del sueño al regresar al estado de vigilia normal, el estudiante no se debe mover de su cama, puesto que el movimiento del cuerpo físico agita el cuerpo astral y se pierden las recordaciones. Al despertarse, practique un ejercicio retrospectivo para recordar donde estuvo, los lugares que visitó, y las cosas que aprendió cuando estaba en astral. ”

V.M.Samael Aun Weor


Concentración en el corazón

Otra práctica extremamente eficiente que es utilizada para salir en astral es la concentración en el corazón.
Después de estar acostado en una posición confortable y con el cuerpo bien relajado deberá concentrarse en su propio corazón.
Busque realmente ver su corazón, cómo pulsa, cómo es externamente, su color, su textura, etc..
No se preocupe si Ud. no sabe cómo es un corazón detalladamente, simplemente imagínelo de la forma que Ud. cree que es.

Con la práctica Ud. realmente verá el aspecto real de este órgano (“el sabio que imagina ve”). Después de visualizarlo bién externamente entre con su imaginación dentro de su corazón y pase a verlo cómo es y funciona internamente (de la forma que Ud. imagina que sea).
Cuando esté satisfecho con la investigación interna de su corazón, concéntrese mas y vea las células de él. Después de concentrarse mas, vea apenas una célula. Imagínese hasta el interior del núcleo de ella.

Haga esta concentración sin prisa y lo mejor posible. Verá que al principio es difícil mantener la imagen que queremos en la mente, pero eso es resolvido con una práctica constante.
Intente adormecer haciendo esa concentración.

Puede estar seguro que al hacer éstas prácticas tendrá resultados deseados.
El practicante puede escoger la técnica que más le guste y deberá disciplinarse para practicarla todas las noches, pues así tendrá los resultados que desea.
Durante el día práctique también la técnica del saltito.
Se sabe que practicándolas durante la madrugada, después de haber dormido algunas horas, es más fácil conseguir el desdoblamiento astral, porque el cuerpo físico está mas descansado ( se refleja en un sueño más liviano) y la atmósfera durante la madrugada es también tranquila y silenciosa.

Muchas personas, usando las técnicas descritas, pudieron y continúan a experimentar por sí mismas la realidad y los beneficios del desdoblamiento astral.

Todo lo que se necesita es: voluntad, práctica y continuidad.

¡Tenga una buena experiencia!!!