30 nov. 2008

Los Dioses Extraterrestres en la Antiguedad


Por Fran Garcia


Una sugerencia clásica, y mucho más seria de lo que a simple vista puede parecer, ofrece relacionar a los dioses visitantes del Pasado en nuestro planeta con seres de procedencia extraterrestre, en el sentido de identificarlos como alienígenas que llegaron a bordo de naves extraterrestres, esto es, ovnis.. Son los seres que han sido conocidos como "Los Astronautas del Pasado"...

Después de hablar de las Cronologías Imposibles en nuestro artículo anterior, nos quedaba pendiente abordar un tema estrechamente relacionado con los misterios del Pasado. ¿Pudieron venir astronautas de otros planetas a la Tierra en la época más remota? ¿Fueron ellos los que impulsaron el desarrollo de la civilización humana?...

Todo el respeto se merecen las sugerencias, hipótesis, o interpretaciones de todo investigador que haya estudiado el enigma que representa el pasado en la Tierra, y aquí no se van a negar ni a criticar. Más todavía si nos estamos refiriendo a los investigadores más veteranos y cualificados del mundo. Contemos siempre con todas las explicaciones, y no desechemos ninguna...

Los máximos exponentes de la llamada "teoría extraterrestre" pueden ser tres investigadores geniales como son Erich Von Däniken, Zecharia Sitchin, y JJ Benítez. Por supuesto, muchos más son los que apoyan esta explicación, pero hemos citado a tres figuras representativas del mundo de la investigación.

* El suizo Erich Von Daniken vió en las Líneas de Nazca la prueba de la utilización de pistas de aterrizaje para las naves alienígenas, tripuladas por unos seres instructores que habrían tutelado a los habitantes humanos. Actualmente el investigador suizo se ha alejado de la actitud de pensar que dichas líneas fuesen pistas de aterrizaje. No tenía excesivo sentido que naves sofisticadas aterrizaran como si fueran avionetas cessnas. Pero todo el resto de la esencia del mensaje de Däniken sigue intacto.
* Siguiendo en la misma línea de Däniken, el investigador español JJ Benítez, profundiza y aporta nuevos indicios y pruebas de que seres no humanos vivieron en nuestro mundo hace mucho tiempo. Por ejemplo, las pinturas de Tassili en Argelia y los misterios del pueblo dogon, en Mali, fueron objeto de su interés. A modo de ejemplo, en estos escenarios del pasado aparecen representados seres provistos de extrañas escafandras a modo de astronautas. Siendo impecable el planteamiento de Benítez, y correcto, porque efectivamente ahí están esos grabados antiguos de los seres con escafandras, en mi humilde opinión, tampoco deberíamos descartar la posibilidad de que esas piezas de las vestimentas que cubrían las cabezas de esos seres, pudieran ser una especie de caretas o máscaras rituales utilizadas para sus actos religiosos.

* El investigador estadounidense Zecharia Sitchin es un erudito de las primeras culturas ancestrales nacidas en la cuna de la civilización humana, Mesopotamia. Según Sitchin, los visitantes instructores procedían del planeta nº 12, Nibiru, que tiene una órbita perpendicular a todo nuestro sistema solar y tarda 3.600 años en realizar todo su recorrido completo. Cada vez que llega la época del acercamiento de ese planeta a la Tierra, se produciría el "contacto". Por eso Sitchin cree que la civilización humana ha ido dando saltos evolutivos cada 3.600 años. Según este investigador estadounidense, esos seres procedentes de Nibiru necesitaban el oro de la Tierra para formar un escudo de partículas de oro en la atmósfera de su planeta, ya que al alejarse tanto del Sol, se tornaba muy frío. Por una cuestión de supervivencia, los dioses se habrían visto obligados a extraer este material dorado de nuestro planeta.
No obstante, lo que sorprende un poco en esta hipótesis de Zecharia Sitchin, es que parece que es el único investigador que cree ver o leer esas indicaciones y esos datos en los documentos antiguos hallados en Mesopotamia. Los demás investigadores no extraen la misma lectura de los escritos y grabados mesopotámicos, y hay que preguntarse: ¿Por qué nadie más vé lo mismo que Sitchin?

Y surge una duda más en relación al planteamiento del estadounidense, ¿Por el hecho de que el planeta Nibiru se aleje de la Tierra y del sistema solar, ya no pueden venir a la Tierra los supuestos astronautas del planeta 12º en sus naves espaciales, y sólo pueden viajar cuando ambos planetas se acercan?...


Angeles, una explicación alternativa

Habitualmente, como hemos visto en estos ejemplos, los investigadores han relacionado a los dioses del pasado con los llamados astronautas de la antigüedad, alienígenas llegados a bordo de naves espaciales, ovnis. Pero no se ha considerado merecidamente la posibilidad de otra interpretación alternativa que explique con igual satisfacción los enigmas del pasado en la Tierra, cuando habitaban los dioses. Una interpretación por la que yo personalmente, apuesto rotundamente.

Y es la posibilidad de que los seres misteriosos del pasado no fueran seres astronautas de otros planetas, sino ángeles. Los ángeles caídos que se rebelaron, declararon una guerra en el Cielo, y finalmente, cayeron a habitar en la Tierra, antes de que obviamente, vivieran aquí los seres humanos. Algunas de las razones importantes para pensar que aquellos seres eran ángeles y no astronautas alienígenas son:
1.- Los seres visitantes instruyeron una Religión a los humanos. No se comprende que esos seres extraterrestres tuvieran tanto interés por la Religión. Lo lógico sería considerar que los ovnis y los alienígenas no tienen relación con ninguna religión. Sin embargo, sí se comprende muy bien que los ángeles caídos, es decir, los demonios, tuvieran su propios intereses religiosos, y sus propios cultos.

2.- En las representaciones y grabados antiguos, sobre la milenaria piedra, aparecen figuras de dioses provistos de alas angelicales. No se entiende que un astronauta tecnológico de otro planeta porte alas como si fueran unas extrañas hadas. Pero sí se entiende, tal como se ha creído siempre, que los ángeles tienen alas.

3.- Las mismas figuras de dioses representados en la antigüedad a menudo tienen un aspecto híbrido, mitad humanos, mitad animales. No se entiende que unos supuestos astronautas extraterrestres sean por ejemplo mitad toro y mitad humano. Por el contrario, si los dioses, Espíritus, Akhus, etc.., podían materializarse y desmaterializarse, y adoptar cualquier aspecto físico, como así nos aseguran los testimonios ancestrales de Mesopotamia y Egipto, cabe pensar que estos ángeles caídos pudiesen adoptar aspectos híbridos, mitad animal mitad humano, por motivos de su religión esotérica. Aquí de nuevo la interpretación de los ángeles coincide mejor que la de los astronautas.

4.- Las costumbres que estos instructores superiores enseñaron a los humanos a menudo suelen estar relacionadas con rituales de sangre y sacrificios humanos y de animales (pensemos en los pueblos prehispánicos de América), la Astrología, la Magia, la Religión Esotérica, el culto a la sabiduría y dominio de las ciencias, (en la antigüedad la sabiduría era hermética y secreta, al servicio de las élites del poder, normalmente protagonizadas por los sacerdotes religiosos. La Astronomía se concebía también como Astrología, y la ciencia se interpretaba al mismo tiempo como sabiduría o ciencia oculta) etc..., actividades todas ellas prohibidas por Dios en La Biblia, y que nos hace sospechar su relacion con los ángeles rebeldes.

5.- Hasta ahora nunca la Arqueología ha encontrado naves espaciales enterradas en las arenas, ni restos de esas supuestas naves. Tampoco se han hallado restos de trajes espaciales o instrumentos tecnológicos similares.

6.- De igual manera, la Arqueología tampoco ha hallado nunca ningún cuerpo o momias de los supuestos dioses. Si hubieran sido seres humanoides orgánicos y mortales, ya deberíamos haber descubierto algunos o muchos de ellos, enterrados. Sin embargo, nunca podremos encontrar cuerpos o restos de ángeles, porque son seres esencialmente espirituales, ciertamente inmortales. Si nunca murieron nunca podremos encontrar sus restos. Los antiguos tenían razon, los Dioses no pueden morir. (porque podrían ser ángeles). No habría, pues, fabulación mitológica en sus afirmaciones.
Sin embargo, los descendientes "divinos" de los Dioses, los Semidioses, sí eran mortales. Y precisamente se da la circunstancia de que hay muchos restos de estos seres, normalmente momificados, que se han hallado en enterramientos antiguos. Estas momias suelen medir más de 2 metros, y todavía conservan algunas de sus características, como sus cabellos rubios. La Ciencia no ha sabido catalogar a estos extraños individuos gigantes, hallados por toda la geografía terrestre, pero todo parece indicar que son los Semidioses. Momias de estos tipos gigantes y rubios se han hallado en lugares sacados de todo contexto, como en China. Resumiendo la idea de este apartado, No tenemos restos de Dioses porque eran ángeles y se "volatilizaron", pero sí tenemos pruebas de sus descendientes, los Semidioses.

7.- La explicación de los Angeles, encaja perfectamente con la historia que nos confía La Biblia, una fuente histórica que no debemos despreciar.
Interrogantes que desafían a la Historia
Pero volvamos a la hipótesis de los "Astronautas de la Antigüedad". Son muchas las pruebas cuyo significado todavía no se han aclarado con exactitud, y permanecen envueltas en el misterio. No se han encontrado artefactos sofisticados, pero sí algunas de sus huellas. Por ejemplo, en el Antiguo Egipto, y concretamente en el campo de sus inexplicables construcciones, nos encontramos con perforaciones realizadas por potentísimos trépanos es decir, brocas huecas de taladro, que ni siquiera la Tecnología actual ha logrado igualar con las mejores herramientas mecánicas y los mejores aceros inoxidables.

Otro misterio similar son las pulimentaciones o alisamientos de la piedra egipcia realizadas con gran éxito, ya que algunas de las superficies pétreas brillan tanto como pulidos y cristalinos espejos. Según los expertos en el tratamiento de la piedra y de la construcción, su grado de sofistificación es impropio e impensable para una época tan remota de la Historia, que nos hace sospechar, y no sin razones, que los habitantes de la Tierra no eran precisamente humanos. Tanto los referidos trépanos como los pulidos egipcios nos indican la utilización de máquinas y herramientas muy especializadas, o cuando menos el uso de ingenios e instrumentos muy avanzados.

Las figuras arqueológicas que se han dado en apodar como "Astronautas", contribuyen más todavía a considerar la hipótesis de los "Cosmonautas del Pasado".

A juzgar de los ejemplos vistos anteriormente, ¿Debemos por todo ello desechar la hipótesis de los Angeles? Pues a mi juicio, No. Precisamente porque nos movemos en un terreno de frontera muy resbaladizo, y por lo tanto, como se ha dicho desde el principio, no hay que descartar ninguna explicación posible. Se supone que la manipulación de los materiales podría ser realizada por seres superiores como ángeles, provistos de poderes, que se han materializado y se desenvuelven y viven en el mundo físico. Y por otra parte identificar a esas figuras ancestrales, enmascaradas, (imagen 3), con astronautas tecnológicos de otros planetas, no deja de ser una interpretación un poco arriesgada. No podemos, o mejor dicho, no debemos descartar esa posibilidad, pero tampoco tenemos pruebas suficientes como para afirmar con total rotundidad y seguridad que esas figuras representan a astronautas.

Ahora bien, en cualquier caso, hay que aclarar que ambos tipos de seres, tanto supuestos astronautas cósmicos, como supuestos ángeles, serían todos ellos extraterrestres, es decir, seres procedentes de otro lugar originario y que un día llegaron para habitar en La Tierra. La conclusión, es pues, que de la teoría extraterrestre no nos libramos en cualquier caso. A partir de ahí, unos pueden pensar que los dioses eran astronautas alienígenas llegados en ovnis, y otros nos inclinamos a pensar que los dioses eran seres muy desarrollados, espirituales, materializables físicamente, y que no necesitaban naves para llegar a nuestro mundo. Ello sin menoscabo de que haya existido siempre aparte el fenómeno ovni. Quizás algún día lleguemos a la conclusión final de que ambos tipos de seres fueran en realidad los mismos.

Existen huellas de que seres no humanos estuvieron en la Tierra en un pasado remoto. Pruebas materiales como las Cronologías Imposibles, o las Pirámides de Gizeh, así lo respaldan. Ahora de lo que se trata es de llegar a saber o identificar quiénes eran exactamente los visitantes del Pasado. Y con la modesta intención de contribuir a arrojar algo más de luz ha sido escrito este artículo.