23 nov. 2008

Método de la Oración Centrante


Por Thomas Keating

Transfondo Teológico

El don de Pentecostes afirma que Jesus resucitado está entre nosotros como el Cristo glorificado. Cristo vive dentro de nosostros como El Iluminado, presente en todo lugar, en todo momento. El es Maestro vivo quien continuamente envia al Espíritu Santo a habitar dentro de nosotros y a dar testimonio de su resurrección, fortaleciendonos para experimentar y manifestar los frutos del Espíritu y de las Beatitudes tanto en la oración como en la acción.


Lectio Divina

Lectio Divina es la manera más tradicional de cultivar la amistad con Cristo. Es un método de escuchar los textos de las escrituras como si estuvieramos en conversación con Cristo y el nos sugiriera los temas de conversación. El encuentro diario con Cristo y la reflexión en sus palabras nos lleva mas allá de un mero conocimiento de Cristo a una verdadera actitud de amistad, confianza y amor. La conversación simplifica y da lugar a la comunión, o como Gregorio Magno (siglo VI), resumiendo la experiencia contemplativa cristiana lo expuso, "a descansar en Dios". Este fue el significado clásico de la oración contemplativa por los primeros dieciseis siglos.


Oración Contemplativa

La oración contemplativa es el desarrollo normal de los dones del bautismo y la práctica regular del Lectio Divina. Podemos creer que la oración es un pensamiento o sentimiento expresado en palabras. Pero esto es solo una expresión de la oración. La oración contemplativa es la apertura de la mente y el corazón - todo nuestro ser - a Dios, el Gran Misterio, mas allá de todo pensamiento, palabra o emoción. Abrimos nuestra percepción a Dios quien sabemos por la fe está dentro de nosotros, mas cerca que el aliento, el pensamiento, el escoger - mas cerca que la conciencia misma. La oración contemplativa es un proceso de purificación interna la cual nos guía, si consentimos, a la unión divina.


El Método de la Oración Centrante

La Oración Centrante es un método diseñado para facilitar el desarrollo de la oración contemplativa, mediante la preparación de nuestras facultades para cooperar con este don del Espíritu. Es un intento de presentar las enseñanzas de epocas pasadas (i.e. "La nube del No") en una manera actualizada y para ponerle cierto orden y regularidad. Su objetivo no es el de reemplazar otros tipos de oración; simplemente coloca otros tipos de oración en una nueva y mas completa perspectiva. Durante el tiempo de oración consentimos a la presencia y la acción de Dios dentro de nosotros. En otros momentos nuestra atención se mueve hacia afuera para descubrir la presencia de Dios en todas partes.


Las Guias

1. Escoja una palabra sagrada como el símbolo de su intención de consentir a la presencia y acción de Dios en su interior.
2. Sentado cómodamente y con los ojos cerrados, calmese brevemente e introduzca selenciosamente la palabra sagrada como el símbolo de su consentimiento a la presencia y acción de Dios en su interior.
3. Cuando este conciente de pensamientos, vuelva sutilmente a la palabra sagrada.
4. Al final del periodo de oración, mantengase en silencio con los ojos cerrados por un par de minutos.
Explicación de las guias
I. Escoja una palabra sagrada como el símbolo de su intención de consentir a la presencia y acción Dios en su interior.
1. La palabra sagrada expresa nuestra intención para estar en la presencia de Dios y permitir la acción divina en nosotros.
2. La palabra sagrada debe ser escogida durante un breve periodo de oración pidiendole al Espíiritu Santo que nos inspire con una que sea especialmente apropiada para nosotros.
a. Ejemplos: Señor, Jesus, Abba, Padre, Madre.
b. Otras posibilidades: Amor, Paz, Shalom.
3. Un vez escogida la palabra sagrada, no la cambiaremos durante el periodo de oración, pues esto sería empezar a pensar de nuevo.
III. Sentado cómodamente y con los ojos cerrados, calmese brevemente e introduzca selenciosamente la palabra sagrada como el símbolo de su consentimiento a la presencia y acción de Dios en su interior.
1. Al decir "sentado comodamente" se refiere a relativamente cómodo, no tan cómodo que nos quedemos dormidos, sino que sentados los suficientemente cómodos como para evitar pensar en lo incómodo que están nuestros cuerpos durante el periodo de oración.
2. Cualquier posición que escojamos debemos tener la espalda derecha.
3. Si nos dormimos, continuaremos orando por unos cuantos minutos al despertar, si tenemos el tiempo.
4. Orando de esta manera despues de una comida fuerta promueve la somnolencia. Es mejor esperar por lo menos una hora antes comenzar la oración centrante. Orar de esta forma antes de dormir puede afectar los patrones de sueño.
5. Cerramos nuestros ojos para dejar ir lo que esta pasando alrededor y dentro de nosotros.
6. Introducimos las palabra sagrada interiormente y sutilmente como poniendo una pluma sobre un algodón absorbente.


IV. Cuando este conciente de pensamientos, vuelva sutílmente a la palabra sagrada.
1. "Pensamientos" es un termino general que se refiere a todo tipo de percepción incluyendo: percepción de los sentidos, emociones, imagenes, memorias, reflexiones y comentarios.
2. Los pensamientos son parte normal de la Oración Centrante.
3. "Volviendo sutílmente a la palabra sagrada", un mínimo de esfuerzo es indicado. Esta es la única actividad que iniciamos durante el periodo de Oración Centrante.
4. Durante el curso de nuestra oración, la palabra sagrada se puede convertir muy leve y aún desaparecer.

V. Al final del periodo de oración , mantengase en silencio con los ojos cerrados por un par de minutos.
1. Si esta oración se hace en grupo, el lider puede lentamente recitar el Padre Nuestro durante los 2 ó 3 minutos, mientras los demas lo escuchan.
2. Los 2 ó 3 minutos adicionales le dan a la psíquis tiempo a reajustarse a los sentidos externos y nos permiten traer la atmosfera de silencio a la vida diaria.

Algunos Puntos Prácticos
1. El tiempo minimo para ésta oración son 20 minutos. Dos periodos de oración son recomendados, uno lo primero del dia y uno en la tarde o temprano en la noche.
2. El final del periodo de oración puede ser indicado por un cronómetro, provisto que este no han mucho ruido o tenga un timbre muy fuerte.
3. Los principales efectos de la Oración Centrate se experimentan en la vida diaria y no durante el periodo de oración en si.
4. Síntomas físicos:
a. Podemos notar level dolores, picazón or espasmos en diversas partes del cuerpo o una intranquilidad física generalizada. Estas se deben usualmente a nudos emocionales en el cuerpo que se están desatando.
b. Tambiem podemos notar pesadez o ligereza en las extremidades. Esto usualmente se debe a un profundo nivel de atención espiritual.
c. En cualquier caso no le prestamos atención, o permitimos que la mente descanse brevemente en la sensación antes de volver a la palabra sagrada.
5. El "Lectio Divina" provee el fundamento conceptual para el desarrollo de la Oración Centrante.
6. Un grupo de apoyo orando y compartiendo juntos una vez a la semana, ayuda a uno a mantener el compromiso a la oración.

Extendiendo los efectos de la Oración Centrante a la vida diaria
1. Prácticar la Oración Centrante por 2 periodos diarios.
2. Leer las escrituras y estudiar el libro "Mente Abierta, Corazón Abierto".
3. Prácticar una o dos de los métodos para cada dia, sugeridos en "Mente Abierta, Corazón Abierto", capítulo 12.
4. Unirse a un grupo de apoyo de Oración Centrante o programas de continuación (si disponibles.)
a. Ayuda a los miembros del grupo a perseverar en la práctica en privado.
b. Provee la oportunidad para mayor información en una base regular mediante cintas, lecturas y discusiones.

Puntos para desarrollo
1. Durante los periodos de Oración Centrante varios tipos de pensamientos pueden distinguirse ("Mente Abierta, Corazón Abierto", capitulos 6 al 10):
a. Divagar ordinarios de la imaginación o la memoria.
b. Pensamientos que dan lugar a atraciones or averciones.
c. Introspecciones o descubrimientos psicológicos importantes.
d. Auto-reflexiones tales como: "Como esto haciendo?" o "Esta paz es fabulosa!".
e. Purificación interior.


2. Durante la oración, evitamos analizar nuestra experiencia, tener expectaciones o tratar de alcanzar alguna meta como:
a. Repetir la palabra sagrada constantemente.
b. No tener pensamientos.
c. Tener la mente en blanco.
d. Sentierse en paz o consolado.
e. Tener una experiencia espiritual.

3. Lo que la Oración Centrante no es:
a. No es una tecnica.
b. No es un ejercicio de relajación.
c. No es una forma de auto-hipnosis.
d. No es un don carismático.
e. No es un fenomeno parasicológico.
f. No se limita a la presencia "sentida" de Dios.
g. No es una meditación discursiva o oración afectiva.