18 nov. 2008

Novena de las 7 Oraciones Misteriosas de SAN CIPRIANO y SANTA JUSTINA


Todos los años en el mes de Septiembre rezarás estas oraciones empezando el dia primero que corresponde al lunes y terminando el día 26 del mismo mes, día del glorioso San Cipriano y Santa Justina. Pero tambien se puede rezar esta oracion en otra epoca del año. Con ésta novena nadie te hará daño por medio de objetos mágicos y cabalísticos, ni encantamientos, tus dificultades todas serán vencidas, tus enemigos desarmados...Conseguirás en fin, cuanto deseas si con verdadera fe diriges estas oraciones al Supremo Hacedor. Las horas más apropósito para la oración son de 7 a 9 a.m. procurando encontrarte solo en tu casa, en el campo o cualquier lugar donde puedas estar a solas, sin distracciones, ni interrupciones. Sino puedes practicar el rezo a las horas indicadas, el mismo resultado dará durante la noche. Durante los 26 días de la novena reza 7 veces cada día la oración llamada de la Gracia de San Cipriano y Santa Justina que se encuentra al final de la novena. Las 7 oraciones misteriosas se rezan en forma llamada Novena de San Cipriano y Santa Justina rezándose durante los días de la semana que son 7 (el lunes rezas las oración para el día lunes, el martes rezas la oración para el día martes, etc.), el octavo y noveno día dedícalo a la meditación, al décimo día repites el proceso de nuevo volviendo a rezar las 7 oraciones misteriosas en el día que les corresponde y luego meditando 2 días, así sigues finalizando con meditación el día 26 de Septiembre. Por ultimo cuando veas este simbolo + significa que en esa parte de la oracion debes presignarte

ORACIÓN DEL DOMINGO Padre nuestro que estás en los cielos
santificado sea tu nombre
venga a nosotros tu reino
hágase tu voluntad
así en la tierra como en el cielo.
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy
y perdónanos nuestras deudas
así como nosotros perdonamos a nuestros deudores
no nos dejes caer en la tentación
y líbranos de todo mal.
Así sea. Líbrame a mi Dios, yo te lo pido que soy tu criatura...(aquí dices tu nombre completo) de todos los males presentes y futuros tanto del alma como del cuerpo; Dame a mi la paz y la salud si a ello es merecedora esta tu criatura por la intercesión de la Virgen María y de los apóstoles Pedro, Pablo, Andrés, todos los Santos y en especial San Cipriano y Santa Justina ¡Paz! ¡Salud! ¡Misericordia! A tu criatura...(di tu nombre) por Jesucristo tu hijo que es Dios y vive y reina en unión del Santo espíritu. Así sea. Que la paz de Dios sea conmigo. Así sea. Que esta paz celestial, señor que dejaste como herencia a tus discípulos sea para que mi corazón adquiera fortaleza entre mis enemigos visibles e invisibles así sea. Que la faz de Dios, su santa faz, su cuerpo, y su sangre me ayude me consuele y me proteja yo que soy tu criatura...(Tu nombre) como es tuya mi alma y mi cuerpo. Así sea. Hijo de Dios que haz nacido de la Virgen María; que estando sobre la cruz lavaste con tu sangre los pecados que manchaban al mundo: Cristo hijo de Dios inmolado por la salud del mundo; proteje mi alma y mi cuerpo. Hijo de Dios: por ti son los fieles salvados dame tu paz y que esta sea duradera tanto en esta vida como en la otra. Así sea. Miguel – Derdiel – Huratapel

ORACIÓN DEL LUNES ¡Oh! Gran Dios por el cual todos los esclavos son libres, líbrame a mi de todo mal ¡Oh! Gran Dios consuelo de mortales, acuérdate de consolar a esta tu criatura...(Tu nombre) no te olvides de sus necesidades, de sus miserias, de día, de noche, durmiendo, despierto, líbrame de mis enemigos visibles e invisibles en el nombre del Padre que ha criado el mundo entero +, en el nombre del Hijo que lo ha salvado +, en el nombre del Espíritu Santo, que ha cumplido y cumple la ley en toda su perfección +. Yo me entrego en tus brazos y me coloco bajo tu protección. Así sea. + Que la bendición de Dios Padre, + Que la bendición de Dios Hijo, + Que la bendición del Espíritu Santo y de la Virgen María caiga sobre esta tu criatura...(Tu nombre) Así sea. Saguyel – Requiel – Anahell

ORACIÓN DEL MARTES Que la bendición y consagración del pan y del vino que nuestro Señor Jesucristo hizo cuando dijo a sus discípulos “Tomad y comed todos de este mi cuerpo” Caiga sobre mi +. Que la bendición de los ángeles, arcángeles y serafines caigan sobre mi. + Así sea. Que la bendición de los profetas, de los patriarcas, apóstoles, mártires, confesores, vírgenes y todos los santos de la corte celestial, caigan sobre mi, Así sea. + Que la bendición que de todos los cielos lanza el Dios todopoderoso sobre los mundos, caiga sobre mi, Así sea. + Que la majestad de Dios me sostenga y me proteja. Que su eterna bondad me guíe, que su caridad inflame mi corazón. Que el poder del Padre me conserve, que la virtud del Espíritu Santo se interponga entre mis enemigos y este pecador. Fuerza del Padre Fortificame +. Sabiduría del Hijo ilústrame. + Consolación del Espíritu Santo Consuélame. El Padre la paz. El Hijo es la vida. El Espíritu santo es el remedio, la consolación y la salud. que la divinidad de Dios bendiga a este...(Tu nombre) por las misteriosas palabras. Sarabotes – Abaídot – Chedusita

ORACIÓN DEL MIÉRCOLES ¡Oh! Emmanuel defiéndeme contra el enemigo malo y contra todos mis enemigos visibles e invisibles, y librame de todo mal. Jesucristo rey ha venido en paz, Dios hecho hombre ha sufrido y padecido por nosotros. Jesucristo triunfa, Jesucristo reina, Jesucristo manda. Por la cruz de Jesús + que huyan mis enemigos a su vista; el león de la tribu de Judá ha triunfado. Aleluya, Aleluya, Aleluya. Salvador del mundo, concédeme la gracia a mi...(Tu nombre) de triunfar de todos mis enemigos a ello y para ello yo os confieso en nombre de Dios a ustedes San Cipriano y Santa Justina, Agios, Theos, Agios, Ischyros. Agios Athanatos, Eleson, Himes, Dios Santo, Dios fuerte, Dios misericordioso e inmortal, piedad, piedad, piedad de mí, Señor, no me abandones, Dios mío, salud te pido. Asboga Díu Dorni

ORACIÓN DEL JUEVES Ábranse mis ojos a la verdadera luz hasta que los cierre el sueño eterno. Mientras el Señor esté conmigo no prevalecerá la malignidad de mis enemigos. Que al pronunciar el nombre de Jesús los genios del mal y del bien den principio a la lucha y caiga el primero vencido por el Arcángel, asi sea. Jesús, hijo de Dios que haz realizado tantos milagros por la virtud de tu nombre y al conjuro de tu divina palabra, Tu, ¡Oh! Gran Dios vivo que haz enriquecido al indigente, dado fuerza al débil, valor al tímido, consuelo al triste, protege a...(Tu nombre) que en este momento te aclame y con el signo de la gran Cruz de Caravaca te saluda. Tu, señor que curaste a los leprosos, arrojaste el diablo del cuerpo de los endemoniados, resucitaste a los muertos, hiciste hablar a los mudos, y en fin, enseñaste el gran poder que el hombre conserva en sí cuando llama y pide con fe, no me abandones y escucha a este fiel amigo de San Cipriano y Santa Justina que de ellos aprendió el amor de Dios, y el arrojar al demonio de los demonios del hombre. Por Cristo vivo, asi sea. Elim, Elim. Hoch

ORACION DEL VIERNES Dulce nombre de Dios que fortificas el corazón del hombre que te pronuncia, nombre de vida, de salud, de alegría, nombre precioso, fortifica el corazon de este pecador...(Tu nombre) y en el nombre de las potestades celestes confunde a mis enemigos y arroja de mi lado al demonio por la + de San Benito. Por el nombre Cipriano el mago convertido al cristianismo y elevado a la jerarquía de Santo +. Por Santa Justina la doncella virtuosa +. Yo invocaré tu nombre en los combates, en las desdichas, en las alegrías, en las adversidades, en los casos en que mis enemigos me rodean y me combatan, cuando siembren el dolor en mi morada, cuando molesten a mi pareja, a mi familia, a mis amigos y destrocen mis propiedades y la miseria cierna sobre mi hogar y tu ¡Oh! Dios mío y ustedes las potestades y jerarquías y tu San Cipriano, San Pablo y San Pedro, Ángeles y Serafines, me ayudaran cuando los llame con las palabras misteriosas: Gabriel, Samuel, Zuriel, y confundirán a mis enemigos con el signo de la Triple Cruz. Seas Dios mío bendito. Así sea.

ORACIÓN DEL SABADO Jesús hijo de Maria, salud del mundo, que el Señor sea favorable y propicio al creyente...(Tu nombre) concedeme valor, salud y fortaleza para combatir por tu nombre con los espíritus del mal, enemigos del alma y del cuerpo. Que ninguna persona pueda hacer daño ni poner la mano, ni colocar sobre mi cuerpo objetos mágicos, ni cabalísticos, ni plantas, ni piedras, ni excrementos, ni minerales, ni aguas, ni esencia, ni metales, ni amuletos pasados por dragón, ni figuras de cera, ni corazones atravesados por clavos, ni azufre en polvo, ni libros de cabala, ni huesos humanos, ni gallinas negras, ni llaves, ni pergaminos escritos con sangre de pactas, y en el caso de que alguna persona me quiera mal y pretenda con sortilegios hacer daño a mi persona o a...(Di el nombre de alguien que quieras proteger) que es persona de mi aprecio, vuelva contra mis enemigos todo el mal que a mi quieran ellos hacerme en el Santo nombre de + Dios Padre, + Dios Hijo, + Dios Espíritu Santo, + + +. Por San Cipriano y Santa Justina. Asi sea. Que esta oración que hoy sábado te dirijo, ¡Oh! Señor, garantice eternamente a...(Tu nombre) de verse libre de enemigos. Jesús rey de los judios, título honorable, Hijo de la Virgen Maria, ten Piedad de mi. La lanza, los clavos, la cruz, + las espinas, el lienzo, los cordeles, la columna, la sangre preciosa de tus llagas benditas sírvanme de escudo en la lucha contra el espíritu de Satanás.

Jesús es la vida,
+ Jesús es la vida,
+ Jesús es la verdad,
+ Jesús ha padecido,
+ Jesús fue crucificado,
+ Jesús hijo de Dios vivo,
+ Piedad, Piedad, Valor, Fe.