2 dic. 2008

Nuestra Psicología y las Enfermedades de Moda

Encuadre

El 19 de Mayo nos juntamos Dario, Rosita y Antonio a intercambiar sobre como encuadrar problemas como el pánico y la depresión. De esa conversación surge este rápido punteo, en que pueden haber elementos útiles para la visión práctica de nuestra sicología


Contexto Histórico Social

Estamos en un mundo invibible y lo admirable es que estuviéramos bien. El único problema es que no hay reconocimiento de que esta situación sea así.

Sin embargo a pesar de ser un mundo de mierda tenemos que ser capaces de dar respuestas. Lo más complicado es que la gente, no capta que está en un mundo de mierda ni la dimensión e implicancias de este hecho y cómo afecta a nuestra siquis.

Hay un lio en el sistema, estamos en un mundo que no hemos queremos, no nos podemos adaptar al mundo. Estoy en un mundo que no es el que quiero y necesito estar fortalecido para cambiarlo.

Si hay algo especial de este momento histórico es que toda respuesta se te va a poner en jaque constantemente. La respuesta que das en un momento 1, en un momento 2 ya no te sirve, ya que el medio cambia muy rápido.

La historia de la humanidad es una historia de crisis, pero que traían velocidades muy lentas, hoy se aceleran las crisis a una velocidad increíble, el mundo cambia tan rápido que cualquier análisis hecho hace dos meses queda obsoleto.

El siquismo tiene que ir dando respuesta cada vez más rápido. Hay corrientes que quieren frenar el mundo, son corrientes regresivas, frenemos el mundo es lo neonazi.

Uno aspira falsamente a que la gente no va a estar en crisis, hay que acostumbrarse. Estamos al fin de una civilización y eso va a ser así por ahora. Para una nueva civilización el ser humano tiene que encontrarse con el sentido, pero eso no es lo que nos tocó a nosotros, la construcción humana es histórica y nosotros hemos de construir este peldaño, el de una época en crisis en la cual tenemos que fortalecernos para plasmar en el mundo otra cosa.




¿Sanar?

No va a bastar sanar a alguien si él no toma la dirección de la transformación, porque apenas lo eche al mundo va a volver a estar mal.

La persona tiene que tomar conciencia del mundo en que vive, decidir si lo quiere sostener y si le va a vender su alma o no.

La única dirección posible dentro de un proceso terapéutico es la de ayudar a las personas a realizar una adaptación creciente, donde reconozcan que son parte de un sistema y ese sistema los va a influir. Entonces mientras interactúan con un sistema deben tratar de transformarlo.. Se diferencia de la dirección de la sicología tradicional en que se busca generalmente la adaptación decreciente, alegorizada en un barco que se hunde y todos están en una fiesta y uno se pone a bailar con ellos . También se diferencia de la desadaptación, aquella sensibilidad que dice como todos están chiflados yo rompo relaciones con el sistema en que estoy

Hay que asumir que vamos a vivir en crisis constantes. Tenemos que aprender a vivir en crisis permanentes. Uno está viviendo el momento de la inestabilidad. Antes se podía mantener la creencia de la estabilidad pero hoy no. Además se va desequilibrando la gente de nuestro entorno y eso también nos afecta.

Si todo esto es así, si todos tenemos que ver con todo ¿qué será la enfermedad mental? ¿será la enfermedad mental? Hablando desde el contexto psicológico no siquiátrico....

Depresión

Si uno antes se deprimía, era como deprimirse en el campo, entrabas en la depre y todo lento y bucólico, eras como parte del paisaje. Es muy distinto deprimirse en Ahumada con Huérfanos, deprimirse hoy donde necesitas dar muchas respuestas rápidas y cambiantes. Es importante ponderar la depresión en torno al medio en que uno está. No se puede aislar al individuo que uno trata del medio en que vive.

Uno no quisiera estar deprimido ni resentido nunca....el tema no es cómo no deprimirse. Hoy es imposible. El tema es aprender a salir de ahí rápido. Uno tiene que lograr un fluir de la conciencia, dejar que pase y avanzar rápidamente.

Cuando uno está en depresión, no te llega ni la energía necesaria para tener imágenes y poder moverte.

Cuando uno está en depresión surge una trampa de la conciencia en que te hace creer que uno nunca estuvo bien, siempre estuvo igual y va a seguir igual. Se bloquean los mecanismos sicológicos de cotejo y reversibilidad. Uno entra en la depresión y al principio espero que se me pase rápido, pero no se me pasa, y voy como entrando en un hoyo, y uno cree que se le pasará y va buscando culpas externas, y de pronto uno cree ya, que esto no se le pasará nunca...


Una de las características cuando uno está mal es que existe una sobreidentifucación con el yo, mi identificación conmigo misma es muy alta, mi nivel de conciencia es bajo, tengo poca reversibilidad y todo lo que pasa afuera se relaciona conmigo. El otro mira feo, el otro dice algo y todo es “en mi contra”. Es muy difícil mantener esa mirada menos egocéntrica donde no todo tiene que ver con uno.

La depresión es una defensa frente a algo que uno siente y que uno cree que puede generar un daño muy grande.

Para salir de ella hay que trabajar retomando los registros, hay que ir a buscar donde todo se falseó ...algo que seguramente sentí o imaginé y puede ser horrible, violento e indigno. Hay que retomar la rabia, esa sí que tiene carga energética de ahí hay energía para salir, si se inicia el proceso de reconocerla y luego reconciliarse. (pero de veras)

El progreso frente a la depresión tiene que ver con el tiempo en que me demoro en salir. Uno puede aprender a manejar su ciclaje.


Crisis de Pánico

Se produciría al parecer, por pérdida de referencias. Hay una referencia importante en mi vida que me la sacan y eso me puede complicar. Me mueven los puntos de apoyo y en esa negación, colapso y me entra el pánico. El problema es que generalmente no nos damos cuenta de cuales son nuestros puntos de apoyo mientras los tenemos.

Cuando se me mueven los puntos de referencia me pierdo y quiero salir rápido de esa situación . Uno empieza a desesperarse. Sin embargo desde ese estado no se puede salir así no más. Hay que captar primero que uno está en pánico, que la mayoría de lo que uno haga va a empeorar la situación. Y que siempre vas a repetir lo que siempre haces.

La forma de salir de una crisis de pánico tiene que ver con reintentar recuperar el control a través de la respiración primero y luego retroceder hasta el punto de la falsía. Y retroceder hasta un lugar o una relación segura, donde uno registre confianza. Desde ahí se recupera un cierto estado emotivo y uno empieza a reconstituirse muy despacito.

Podría existir el botón de pánico (típico hoy en las alarmas), entendido como la posibilidad de llamar a alguien de confianza en un momento de pánico.

Las experiencias de éxito parecen tener relación con las crisis de pánico, ya que tienen el lío que te hacen perder referencia interna. Uno no buscaba el reconocimiento, avanzas, te reconocen, consigues éxito y ahora cambias de dirección porque ahora me muevo por donde escucho el sonido del aplauso y al rato estas perdido. (Esto se expresa bien en el Libro Virus de Altura de Juan Chambeux). La vida de uno no es la búsqueda de reconocimiento, pero cuando uno hace las cosas bien, te reconocen y uno se desvía.


La Raíz del Problema

La vida tiene sentido y el problema es que a veces ese sentido se bloquea. El sentido se reconoce sólo por registro, no es fácil de formular. Adentro del ser humano está el sentido y es una fuerza que quiere salir para fuera, es como que utilizara tu cuerpo para salir hacia fuera. Es como que lo humano fuera la materialización de la fuerza, y es eso lo que quiere expresarse.

Hay un algo importante que tiene que salir hacia fuera y esa fuerza, si no está pudiendo salir va a operar tarde o temprano, quizás sea esto lo que se transforme en la mal llamada “enfermedad mental” , ese grito desesperado de ese sentido que quiere expresarse que nos da una señal de alerta.

De ahí que un terapeuta nuestro no puede emplazarse como “yo te estoy curando de algo” sino que “ yo estoy despejando algo para hacer que salga esa fuerza y ese sentido que está dentro de ti”. Uno tiene que lograr volver a la comunión que es más que la comunicación , esa comunión es como el contacto con el sentido profundo que está al interior de uno mismo. Esa es la misión del terapeuta del humanismo universalista, contribuir a despejar y pavimentar los caminos del sentido para que éste se plasme en el mundo.

“Eres el sentido del mundo y cuando aclaras tu sentido iluminas la tierra, cuando tu sentido se oscurece el abismo se abre”.....¿entonces no podrían ser los abismos, a que se refiere Silo, aquellas enfermedades de moda?