2 dic. 2008

Taller de la Tensegridad de Barcelona 1.999

Estimados practicantes de Tensegridad:
¡La energía en el taller de Barcelona estuvo en su punto! (No puedo describirlo de otra manera). Me encantó haber participado y parecía que a todos también. Todos los instructores estuvieron muy relajados. Miles Reid dijo que Barcelona tenía un largo historial de ser el centro desde el cual muchos navegantes zarparon hacia tierras lejanas. También somos navegantes, dijo, pero con la diferencia de que navegamos en el infinito. Nos invitó a todos al tal viaje practicando Tensegridad. Agradeció a los participantes por perpetuar el intento de los chamanes del Méjico antiguo, al practicar los pases mágicos.

(miré en rededor y así era. Había un intento inflexible reflejado en la mirada de los asistentes. A pesar de las diferencias en idioma, constitución física y sexo, pude sentir también una presencia abstracta que nos unificaba).

Miles agregó que éramos guerreros aventurándonos por cuenta propia en mundos infinitos ahí afuera, pero todos unidos por un propósito común. Est tema del viaje solitario (pues el guerrero no necesita a nadie que lo tomen de la mano) se enfatizó varias veces.

En el taller ejecutamos muchos pases de la serie de masculinidad y como se explicó, estos desarrollan cualidades de sobriedad, coraje y resistencia necesarios para el guerrero. Ellos le permiten a los centros vitales recuperar la energía dispersada por el uso y el abuso de la vida cotidiana, hacia varios centros del capullo humano.
Miles relató la historia de cómo Carlos solía decir que todos podemos ensoñar sino despilfarráramos nuestra energía. ¡Qué desperdicio! Exclamó ¡Qué desperdicio!

Gavin dijo que el espíritu de la época indicaba que ya no necesitábamos naguales o gurúes para efectuar la tarea. Agregó que por medio de los pases mágicos era posible recuperar la energía para poder ensoñar.
Brandon Scott nos dijo una noche, que cierta madrugada había recibido una llamada de CC. El nagual tenía algo importante que discutir con él. Brandon, muy cansado de un arduo día de trabajo, insinuó si no sería mejor conversar al día siguiente durante el almuerzo, Carlos estuvo de acuerdo. Al día siguiente Brandon se moría por saber el tema a tratar, pero el almuerzo no se llevó a cabo. ¡El momento había pasado! La moraleja: para ser efectivos tenemos que efectuar los pases mágicos no cuando podamos, sino, en el momento apropiado ...en el momento del infinito.

Comenzamos haciendo los pases de las series del intento. Aprendimos la forma larga, que se muestra también en el nuevo video del Intento Inflexible. Los siguientes pases de la serie del intento, se practicaron en el taller varias veces y en parejas:

1. Mezclando energía al golpear el piso con los talones (Pases Mágicos 4).
2. Medio círculo de energía (PM 22)
3. Masajeando energía con un empujón de los omoplatos (PM 24).
4. Agitando y agarrando energía de debajo de las rodillas y de encima de la cabeza (PM31).
5. Arrastrando energía de enfrente de las piernas (PM37).

Estos se practicaron en parejas. Primero ambos ejecutaron el pase a la misma velocidad. Luego uno al doble de velocidad, mientras el otro a ritmo normal. Ambos terminaron al mismo tiempo, habiendo uno completado el lado izquierdo y derecho, mientras el otro solo había completado uno solo de los lados.

Hicimos la serie de calor de la siguiente manera:

Primero, tanto el lado izquierdo como el derecho, ejecutaron los pases a igual velocidad. Sin embargo, uno debe siempre observar el pase desde el lado que está inmóvil. El lado izquierdo, explicaron, es el de la pasión, la sensibilidad y la exploración. El derecho es el de la acción inmediata y del estado de alerta. Uno tiene que concentrarse en el lado que está inmóvil, así que si uno esta ejecutando el pase con el lado izquierdo, todo el ser y la atención están puestos en el lado derecho. Así que antes de ejecutar cualquier pase, se hacía una pequeña pausa para enfocar la atención.

Entre los pases de mezclar y agitar, mezclamos energía de la izquierda a la derecha a la izquierda usando garras de tigre (como al inicio del pase de tigre de dientes de sable).

Después de las series de los pases calientes, ejecutamos a velocidad normal sobre los lados izquierdos y derechos. Se nos dijo que entraríamos más de lleno en el lado izquierdo. Esta vez sin embargo, el lado izquierdo se mueve despacio y suavemente, mientras el derecho entra en acción (de nuevo, la atención debe estar centrada en el lado inmóvil).

Para agitar energía, efectuamos los siguientes pases, de la manera ya descrita:

1. Reuniendo energía de los cuerpos izquierdo y derecho en un círculo que es perforado con la punta de los dedos (PM2). Después de los círculos, dé paso al frente y haga las perforaciones.
2. Una rueda con los dedos contraídos en las coyunturas medias (PM9). No se da paso en este. La rueda está girando hacia atrás. A medida que la rueda izquierda está por terminar, la derecha entra en acción.
3. Suavizando energía hacia afuera enfrente del cuerpo (PM10). Hágalo con paso al frente.
4. Dibujando un círculo de energía lateralmente con el índice y el dedo medio extendidos (PM14). Al ir terminando el pase, la rodilla (del mismo lado de la mano activa), sube al pecho empujando energía hacia el tronco.
5. Agitando energía alrededor de las sienes (PM15). A medida que el puño baja de la sien para golpear por detrás, el pie del mismo lado da un paso atrás y la cabeza se ladea hacia atrás, mientras los ojos dan una mirada al puño sobre los hombros.

Al finalizar estos pases para agitar energía, ejecute “Movilizando energía con la respiración desde encima de la cabeza a los centros vitales”.

Para mezclar energía hicimos:

1. Apilando energía en los cuerpos izquierdo y derecho (PM18).
2. Reuniendo energía de un cuerpo y esparciéndolo en el otro (PM22). A medida que golpea con un paso al frente.
3. Martillado energía de los hombros izquierdo y derecho al punto medio enfrente de la cara (PM23). A medida que golpea, dé paso al frente.
4. Empujando energía a los lados con los codos (PM26). Paso al frente despacio con el pié izquierdo, mientras se encorva para llevar los puños bajo las axilas. Luego enderezarse rápido alineando los dos pies y al mismo tiempo golpear con los codos hacia los lados. Luego paso atrás rápido con el pie derecho a medida que los brazos se doblan de nuevo llevando los puños bajo las axilas y finalmente paso atrás despacio, alineando ambos pies mientras el cuerpo se endereza y al mismo tiempo golpea con los codos despacio hacia los lados.
5. Golpeando energía enfrente del cuerpo con ambos puños y hacia la izquierda y hacia la derecha (PM29). Comience a dar paso al frente. A medida que sube la rodilla, las dos manos golpean hacia abajo a cualquier lado de la rodilla. Luego a medida que el pie reposa en el piso, voltee a la izquierda y despacio, ejecute el resto de pase.

Al terminar los pases de mezclar energía, ejecute la respiración lateral (PM37).

Mucho se enfatizó la serie de la masculinidad. Fue la única serie que se practicaba en grupos durante la época de don Juan. Desarrolla agudeza y concentración (esta cualidad fue clave para mí al ejecutar los pases).

Se nos mostró una nueva forma, que en algún momento se denominó “la serie de la masculinidad en compañía”. Su origen deriva del nagual Luján, quien ya era maestro en artes marciales antes de ser nagual y el que descubrió muchos de los pases que practicamos hoy en día. La característica de estar formas es la precisión.

Esta forma está diseñada para dar un incremento energético a los guerreros practicantes:

Los dos compañeros enfrentados el uno con el otro, a metro o metro y medio de distancia. Alertan al cuerpo. Mantienen contacto visual durante todo el pase. Las manos inician reposando sobre las rodillas. Con una inhalación levantan los brazos, las palmas en contacto con el frente del cuerpo hasta que llegan por encima de la cabeza, los dedos apuntan arriba, luego al exhalar, las manos descienden, palmas arriba hasta legar al nivel de las caderas. Haga una pausa por un momento, luego ambos brazos (palmas hacia arriba) se extienden hacia atrás hasta que las palmas de las manos estén hacia el piso y luego con un movimiento rápido y todavía exhalando, las dos manos se levantan hasta que los brazos estén dirigidos al frente, las palmas hacia arriba, los brazos ligeramente doblados, como ofrendando algo a su compañero. El cuerpo, algo encorvado, usando como eje las suprarrenales.

La mano derecha como una garra de tigre, haciendo un quite de derecha a izquierda, y luego con la mano izquierda, haciendo un quite de izquierda a derecha, mientras al mismo tiempo recoge energía con la planta del pie izquierdo y moviéndolo hacia arriba por la parte interior de la pierna. Hacerlo una vez y luego el pie reposa en el piso.

Usando las dos manos, los compañeros golpean tres veces simultáneamente usando los “talones” de las palmas de las manos (golpe similar al de PM19 de la serie de calentamiento) a la altura de los hombros del compañero (3 veces), del pecho (3 veces), del vientre (3 veces).

Encorbarse un poco hacia delante, haga un quite circular con la mano derecha (similar al primer movimiento en “prevalencia del lado derecho del cuerpo”), luego un circulo más grande con al mano izquierda, y repita de nuevo, primero la derecha, luego la izquierda.

De un paso atrás con la pierna izquierda y adopte una pose defensiva, donde la pierna derecha y la mano estén cerca, el codo a la rodilla (parecido a la postura del gato en las artes marciales). Los contrincantes se analizan el uno al otro. El pie derecho va hacia atrás y recupera la postura, esta vez la pierna izquierda está al frente y las manos intercambian también la posición.

Ambos avanzan el uno hacia el otro, dando dos pasos deslizándose mientras el pié trasero se arrastra detrás. Así que sobrepasan el uno el paso del otro y se encuentran de espaldas. (No se pueden ver ya).

Iniciando con el lado izquierdo ejecutan el pase de “apilar hacia abajo” (PM7). Repita con el lado derecho. Repitiendo este pase otras cuatro veces.

Los dos dan media vuelta, enfrentándose de nuevo. Con las dos manos uno ejecuta el “pulir una mesa alta con las palmas” (PM3), tres veces. Mientras el otro ejecuta “usando un objeto cortante en cada mano” (PM2), por tres veces. Cambiar de lado y repetir la secuencia 1,2,3.

Luego, iniciando con la izquierda, los dos, simultáneamente ejecutan “cortando energía con una mano a la vez” (PM8), izquierda-derecha, tres veces.

Iniciando con la mano izquierda encima ambos ejecutan simultáneamente el “halar el lazo de energía” (PM6). Para ejecutarlo, se comienza con las manos en la parte alta del pase, mientras el otro comienza con la posición de la parte baja del pase. Ejecútelo tres veces y luego cambie la posición de las manos, donde la derecha está encima.

Todavía enfrentados, adoptan la posición de ejecutar “golpeando la energía con un punzón de energía” (PM10). Iniciando con la mano izquierda arriba (los puños izquierdos de ambos están casi tocando la barbilla del otro). Ejecútelo tres veces con la mano izquierda y lo mismo con la derecha.

Iniciando con la izquierda ejecute “usando un plano de energía” (PM9), tres veces. Repita con el lado derecho.

Un compañero ejecuta “cortando un circulo de energía”, mientras el otro efectúa “cortando energía con una espada” (PM22). Hágalo cinco veces entrelazando las espadas. No cambian de lado.

Ambos ejecutan “cortar energía en forma de arco” (PM21), tres veces en la izquierda y tres en la derecha.

Ambos ejecutan “el machacado”, uno tras otro, tres veces.

Ambos dan vuelta, mirando en la misma dirección, y juntos ejecutan “la excavadora” cinco veces.
He aquí el orden de los pases de la “Serie de Masculinidad” que Gavin nos mostró durante el taller después de ejecutar “las piernas rigen la vitalidad”, donde él dijo que brindaban sobriedad y confianza (especialmente después de la recapitulación). Luego de que cada pase se ejecutara unas 10 veces, se hacía un lapso de quietud, para permitir que la energía se reintegrara de las varias partes del capullo a los centros vitales.

1. Empujando hacia abajo una barra de energía
2. Puliendo una mesa alta.
3. Usando un instrumento cortante en cada mano (las dos al mismo tiempo).
4. (Igual que arriba, pero con una mano a la vez).
5. Halando un lazo de energía.
6. Golpeando energía con un punzón de energía.
7. Usando un cepillo de carpintero (garlopa)(cada lado adelante y atrás 10 veces).
8. Cortando un círculo de energía.
9. Cortando energía con una espada.
10. Cortando energía en forma de arco.
11. El martillado
12. La excavadora de energía.

Durante el taller de Barcelona se nos animó a escribir preguntas que tuviéramos sobre la practica de los pases mágicos y la recapitulación. Aparentemente fueron inundados con preguntas, de tal manera que hubo dos sesiones formales donde se respondieron algunas de las preguntas. He aquí unos ejemplos:

Pregunta: ¿Cómo hacer cuando recapitulando, se siente dificultad como si uno estuviera en la niebla o en un mundo en tinieblas?
Respuesta: Tales experiencias tienden a crear un efecto de sobrecarga en la mente, estableciendo un bloqueo como estar nublado o durmiéndonos, por que simplemente no podemos lidiar con la situación.
Haga una nueva lista y ponga dichas experiencias bajo el titulo “niebla” y recapitule otros eventos menos pesados. ¡Recapitular no es una tortura! Intente encontrar la manera de lidiar con estas experiencias, aplácelas (déjelas en el limbo) y el intento le mostrará la salida.
Más adelante cuando uno tenga más energía, puede volver a estas cuestiones pesadas y tratar con ellas más fácilmente.

Se nos animó a ser creativos para vencer tales obstáculos por medio del ser más observadores en la vida diaria. Un practicante (un psicoterapeuta) encontró que la recapitulación no solo le ayudó a digerir los sucesos de la vida diaria, si no que de manera dinámica encontró nuevas maneras para tratar a sus pacientes y a sus problemas. Por ejemplo, le dio a conocer a algunos de ellos maneras de respirar mientras contaban sus experiencias. (Creo que eso fue lo que dijo).

Brandon relató como había un acontecimiento de su niñez, que había sido traumático y al cual no quería ni acercarse. Tenía que ves con un “matón” en la escuela, quien amenazaba golpearlo. Brandon se ideo contratar a otro muchacho fuerte para que lo protegiera. Por supuesto, a cambio, tenía que darle dinero, dulces y comida. Todo el malestar y los sentimientos asociados con este evento, eran demasiado para ser recapitulados.

Cuando le comentó a Carlos, el nagual le sugirió que fuera a mirar niños jugando. Tal y como sucede, organizó fiestas para los niños, para poder sentarse en primera fila a ver como los niños interactuaban los unos con los otros. Acabó por darse cuenta que no era más importante que ellos. Tras haber perdido su importancia personal, pudo recapitular sus experiencias de los primeros años escolares, y así vencer este bloqueo energético.

También si por ejemplo, no podemos visualizar claramente la interacción en la oficina o en el ambiente laboral, la próxima vez que vayamos al trabajo pongamos atención y observemos el medio. ¿Cómo se ve su silla ¿Cómo es el techo? Si presta atención, la próxima vez que recapitule le será más fácil verse en escena.

También se enfatizó que la recapitulación agudiza la atención en el ensueño. “Ensoñar es el arte de estar presente, ahora”, se nos dijo. Se subrayo que es imposible dar instrucciones detalladas sobre el proceso de recapitulación, por que hay que aprender que es lo que funciona para uno. Permita que la recapitulación dicte lo que debe de hacer.

Algunos encuentran fácil recapitular moviendo continuamente la cabeza de un lado a otro, mientras que otros prefieren establecer el escenario primero, observarlo y finalmente hacer el barrido con la respiración. Otros hacen una respiración de esclarecimiento, donde uno sella un acontecimiento energéticamente, moviendo la cabeza de un lado a otro sin respirar. Algunos necesitan un guacal (lugar de confinamiento), otros no. Aún, hay otros, que prefieren recapitular mientras caminan, o sentados y otros acostados. Todas estas maneras son viables. ¡Simplemente hágalo!

Se nos pidió que encontráramos nuestra “pasión”. El lado izquierdo es apasionado. Todos tenemos una predilección, la cual es nuestra pasión. Si hay algo que siempre quisimos hacer, pero no nos atrevimos, ahora es el momento de darle luz verde. Puede ser danza, pintura o el canto... No tenemos mucho tiempo. La muerte nos acecha. Explore, apasiónese por la vida. Hacer lo que nos apasiona, nutre la recapitulación y nos permite usar las reservas de energía estancadas.

Brandon Scott nos contó la historia de cómo al principio de su aprendizaje con Carlos, mientras era estudiante de psicología, quería saber cómo las técnicas de los chamanes podían ser usadas junto con la psicoterapia. Así que le pidió discutir estas cosas alrededor de una taza de café. Carlos le dijo que sí, pero primero Brandon tenia que ejecutar una batería de pases mágicos por una semana. Le dijo Carlos: “Mira tu mano, es la mano de un intelectual. Tienes que aprender a mover tu cuerpo”.

Así que Brandon pensó que había sido una maniobra y que había sido rechazado. Se fue a casa decepcionado, pero de todas maneras hizo los pases. Al final de la semana, se sentía un hombre diferente. Su cuerpo se había erguido y se movía con una confianza que él nunca había tenido antes. De hecho, el nagual le dijo después de esa semana que ya podían conversar y le preguntó: “¿Cuál es tu pasión?” “¿Qué es lo que verdaderamente gustaría hacer?”. Brandon le contestó que leer. Explorar el mundo de la psicología. Hasta ese momento había estudiado psicología, pero se había concentrado solo en lo que le gustaba, cosas con las cuales estaba de acuerdo. Sin embargo, Carlos le dijo que leyera absolutamente todo sobre el tema, no solo lo que le gustaba. Debía leer lo más ampliamente posible. Tenia que enamorarse del conocimiento.

Gavin habló sobre como la disciplina tiene que ver con la capacidad de concentrar la energía de uno: la capacidad de sentir asombro. Nos dijo, de manera muy apasionada, como la disciplina no es un comportamiento robótico, como un soldado. Imitó un soldado marchando y como el sargento se ponía sus guantes blancos y lo examinaba todo en busca de polvo. Esto es tonto, dijo.

Un día el nagual le pidió a él y a otro instructor limpiar el entretecho de una casa. Primero había que limpiarlo, para después pintarlo. Gavin puso manos a la obra con extremada minuciosidad. Limpió cada partícula de polvo y cada desperfecto del aislamiento que cubría los paneles del piso. Estaba tan absorto en sí mismo en su cruzada de limpieza, que se paro en las junturas y traspaso el aislamiento y el yeso del techo y cayó, por suerte, en la cama de Florinda, que estaba justo en el piso debajo. Eso le enseñó una lección.

Una pregunta fue: “¿Porqué los instructores promueven el mito de que los hombres son fuertes y machos, mientras las mujeres son frágiles y solo son buenas para cocinar y tener bebés?”.
Hubo una carcajada después de la pregunta y en la respuesta Brandon enfatizó que a parte del ritual del cortejo, las mujeres eran capaces de cualquier cosa. Más aún, tienen conexión directa con el cuerpo izquierdo, una conexión por la que los hombres tienen que trabajar duro.

Con relación a las preguntas sobre la relación en la unidad familiar, se nos animó a tener la mejor relación con nuestros padres y respetarlos por lo que han hecho por nosotros.

P: ¿Cómo puede uno estar con “su grupo?”
R: Ustedes son parte de nuestro grupo. No tenemos ninguna ventaja sobre ustedes. Tenemos una cita con el infinito.

P: ¿Es el punto de encaje importante para los chamanes?”
R: El punto de encaje lo es todo para los chamanes actuales, como lo fue para los antiguos chamanes de Méjico.

Al terminar el taller, los instructores dividieron a los participantes en grupos según su idioma (alemán, español y francés) y respondieron distintas preguntas. Algunas del grupo angloparlante fueron respondidas por Rylyn y Rene.

P: ¿Cómo ha de practicar uno los pases del no-hacer? Se hacía énfasis a la calma. Ahora los pases del no-hacer se hacen a ritmo normal.
R: ¡Escuche a su cuerpo! No hay una regla como tal. Sea flexible en la práctica.

P: ¿Se suspenden los períodos en las mujeres?
R: No, pero su ciclo puede cambiar.

P: ¿Qué es el intento? ¿Cuál es el intento del universo?
R: Solo podemos hablar del intento de los chamanes de Méjico antiguo. Eso es lo que sabemos. En términos generales, tiene que ver con muchos mundos, no solo con el humano, tiene que ver con libertad y tal vez esto se aplica al intento del universo.

P: ¿Deberíamos ordenar los pases a nuestro modo o tal vez también efectuar los pases que vemos en nuestros sueños?
R: A pesar de que a menudo soñamos haciendo pases, debemos abstenernos de crear nuestra propia secuencia, porque los participantes de todo el mundo, ejecutan los pases en un orden en particular para poder ensoñar juntos. Sin embargo, si tiene suficiente energía para inventar sus propios pases, adelante, hágalo.

P: ¿Cómo les enseñan las brujas?
R: No las solicitamos, ellas nos llaman. Tal vez recibimos una llamada telefónica. Nos reunimos antes de los talleres. Nos permiten llevarlos a cabo y nos supervisan a distancia.

P: ¿Es cierto que ustedes no se lavan o no se bañan?
R: Tal vez, en algunas ocasiones...

P: (No recuerdo esta pregunta, pero parte de la respuesta fue):
R: Una de las maravillas de la Tensegidad, es que usted es libre de explorar haciendo las cosas de manera diferente. No hay rituales establecidos. Tal vez al hacerlo, nos demos cuenta que el punto de encaje permanece fijo en otra posición y así aprender una nueva manera de “hacer”. Esa es la manera como los viejos patrones de comportamiento pueden cambiar.

P: ¿Dónde está el desafiante de la muerte?
R: Está aquí, pero no está energéticamente disponible. Él escoge libremente estar en este mundo. Su regalo a Carlos fue que Carlos podía dejar la puerta abierta para todo el que quisiera entrar al sendero guerrero hacia la libertad.

Mucho me gustaría saber de otras preguntas formuladas en otros grupos (español, alemán, francés, etc.)

He aquí mis notas del grupo francés (con Nyie Murez):

P: ¿Cómo es su relación con las brujas femeninas?
R: Las brujas femeninas, siguen a la energía. Siempre están para ayudarnos a enseñar pases mágicos. No hay forma de prever cuando nos vamos a encontrar. A ellas les corresponde decidir. Nos dan directrices, pero no ordenes. Nos enseñaron muchos pases mágicos y para ello necesitamos mucha energía.

P: Una larga pregunta sobre la relación entre la ética de la Tensegridad y el ayudar a la humanidad.
R: No hay manera de ayudar a otros. Esto no es posible. Tenemos que comenzar con nosotros mismos. El desafiante de la muerte desea que la posibilidad de saltar al infinito esté abierta a todos aquellos interesados.

P: ¿Hay entre ustedes algunos capaces de sanar enfermedades?
R: Es posible curar a la gente, pero ¿para qué? Si es para vivir como siempre lo han hecho. Nuestra meta es la evolución. CC dejó un mapa. El libro de los PM es una manifestación de este mapa. Es para los que desean ser aprendices. Él nos dejó también la danza.

P: ¿Nos podría mostrar el pase para curar enfermedades?
R: (Nos lo mostró):

Use la mano izquierda para sacar lo que sea y diga “fuera”. El brazo izquierdo está a nivel del pecho y efectúa un circulo hacia el frente. La palma está dirigida hacia el frente, como empujando una puerta para abrirla. Cundo sienta una pared de energía enfrente, aguijonee la pared con un rápido movimiento del dedo índice derecho que sobresale, de tal manera que lo dañino acumulado por los movimientos anteriores, se disipa afuera por la abertura que creó. Se puede hacer este movimiento mientras yace acostado.

P: ¿Debemos practicar todos los días?
R: CC no era rutinario. Debe sentir para ser impecable... No tiene qué... nada es obligatorio. Es suficiente si somos apasionados. Puede morir dentro de los próximos cinco minutos. Si vive con esto, sabiéndolo, es impecable. Si sus intenciones son puras, el infinito abre la puerta.

Las piernas rigen la vitalidad.
(Estos pases se hicieron antes y después de la recapitulación, 10 veces cada uno).

1. Posición de inicio. Las dos manos empuñadas. Los nudillos superiores de una de las manos, casi tocando la frente. La parte interior del otro puño, casi toca el ombligo. Inhale e intercambie la posición de las dos manos. Exhale e intercámbielas de nuevo. Mientras lo hace utilice el poder del abdomen para mover los brazos.

2. Iniciando con la pierna derecha, recta, comience a hacer pequeñas espirales, las cuales se van ensanchando. Invierta la dirección, de tal manera, que las espirales amplias internas, se vayan cerrando cada vez más, hasta que llegue a la posición inicial. Repita con la pierna izquierda.

3. Similar a “una rueda con los dedos contraídos en los nudillos medios” (PM9 de la serie Caliente), pero en posición de acostado.

4. Muy similar al pase anterior, pero esta vez, las dos manos, con los dedos contraídos en los nudillos medios, están muy cerca. La derecha sobre la izquierda, casi en contacto. Inician a la altura de la frente y ambas juntas golpean hacia abajo en un movimiento circular hacia el ombligo.

5. Lo mismo, pero coloque la mano izquierda sobre la derecha.

6. La rodilla izquierda sube al pecho, luego cae a la derecha, casi tocando el piso. Luego la pierna se estira hacia afuera, como dando una patada para empujar. Así, las piernas se encuentran en un ángulo de 45 grados y finalmente, la pierna derecha hace un circulo hacia adentro hasta que las dos piernas estén contiguas en la posición inicial. Repita 10 veces en cada lado.

7. La izquierda y la derecha dan puños cortos, una después de la otra, a la altura de los centros vitales.

8. Igual que el anterior, pero las dos manos golpean juntas, dirigiendo sus golpes a los centros vitales.

9. Siéntese derecho y repita el ejercicio anterior. (Permanezca sentado en la serie restante)

10. Ambas piernas rectas. La pierna derecha se levanta sobre la izquierda, la rodilla derecha se dobla y la planta del pie derecho se posa en el piso a la izquierda de la rodilla izquierda. Hacer 10 veces y repetir con la otra pierna.

11. Versión “B”. Esta vez ambas piernas giran, primero la izquierda sobre la derecha, tomando impulso, hasta que ambas piernas se entrelacen como haciendo un nudo. Se doblan las rodillas lo más que se pueda. El talón derecho casi tocando la parte izquierda de la cadera y el talón izquierdo casi tocando le lado derecho de la cadera. Al terminar este pase, baje hacia el piso la rodilla que esté encima, haciendo que la parte baja de la espina dorsal se mueva torciéndose. (Este es un pase maravilloso para caderas rígidas y bueno para aquellos con problemas lumbares, pero hacerlo con cautela).

12. Sentado derecho, las rodillas dobladas y las plantas de los pies casi tocándose (este ejercicio también puede hacerse sentado con las piernas entre cruzadas), ambos brazos se levantan y se cruzan frente a la cara (viendo las muñecas, las manos empuñadas) luego, ambas manos se separan con gran fuerza, de tal manera que los puños golpean hacia abajo pasando por en respectivo lado de la cadera, (como rasgando un trapo en dos). En la segunda parte de este pase, nos encontramos con las manos empuñadas, después de haber golpeado, se van elevando en círculo por encima de la cabeza, las manos se abren, golpeando la zona frente al ombligo, con las palmas abiertas y de cara al piso.

Mirada intensa (“gazing”).

En varias ocasiones durante el taller, hicimos el pase de la mirada intensa. Es importante sentarse o pararse en lugares, donde si uno pierde el equilibrio, uno pueda caer en una superficie suave. Esta mirada es engañosamente poderosa, así que tómelo con calma.

Lo extraño del asunto es que, a pesar de no haber comprendido cabalmente su procedimiento, fue muy efectivo para quitarme todo el cansancio que sentía y me agudizo la visión de lo que tenía enfrente. El mundo parecía nuevo y renovado.

Inicie cerrando los ojos fuertemente, luego ábralos lo que más pueda y finalmente déjelos entrecerrados, de tal manera que vea tenuemente. Haga dos círculos con los ojos en dirección de las manecillas del reloj y dos al contrario. Abra la boca lo que más pueda y ciérrela luego, asegurándose que la mandíbula esté relajada y la lengua esté en contacto con el paladar.

Mire al horizonte, y pose su mirada apenas por encima de él. Advierta la zona sobre el horizonte cómo una curva, la cual, desde arriba de los ojos, desciende al lado de cualquiera de los hombros. Esta curva es parte de una elipse, que continua hasta los pies. (Básicamente estamos de cara a un óvalo). (Es posible que el instructor dijera que había un óvalo inclinado frente a cada ojo).

La mirada intensa consistía en explorar sistemáticamente los óvalos con los ojos en un patrón de zigzag, de arriba abajo en un plano vertical y a profundidad. De tal manera que uno iniciaba en la parte alta del óvalo y movía los ojos al lado izquierdo del ovalo luego al borde derecho, pasando por el centro, al extremo del borde izquierdo, bajando a la izquierda, pasando por la derecha, y de regreso al centro.

Esto se llevó a cabo un par de veces y el mismo procedimiento se siguió para examinar el óvalo que está paralelo al piso (profundidad). No puedo ser más concreto, hágalo y verá.

Zonas del misterio y el sonido

Pases estando acostado. Las rodillas pueden estar dobladas, con las plantas de los pies en el piso. El uso de la pesa de cuero ayuda en todos los ejercicios que a continuación se describen. También es posible realizarlos sin ella.

Antes de la recapitulación, efectuamos los siguientes pases explorando las zonas del misterio. Se nos dijo que había habido una guerrera en el grupo de don Juan llamada Yolanda (creo que ese era el nombre), y que su preferencia había sido cantar. De hecho, había estudiado opera en Europa. Se nos describió, tanto seria como misteriosa, y que los pases que a continuación veremos, usando el sonido, fueron atribuidos a ella. Se nos dijo que estos pases nos pueden hacer consientes de la fuerza vibratoria del intento y que los sonidos que produciremos, interfieren, y de hecho pueden suspender completamente nuestro dialogo interno, de tal manera que uno logra el silencio interior.

1. Ejecute el primer pase de la sección de la categoría de “dispositivos usados junto con pases mágicos específicos” (PM17). A medida que hace vibrar con los dedos, produzca un zumbido (mmmmm) lo más grave que pueda.
2. Ejecute el segundo pase de la segunda categoría de “dispositivos usados junto con los pases mágicos específicos” (PM18). A medida que hace vibrar con los dedos, produzca un zumbido lo más grave que pueda.
3. Las manos empuñadas con el primer nudillo del dedo índice sobresaliendo. Sitúelos en el espacio entre las costillas superiores, bajo las axilas a la altura del esternón. Haga vibrar esa zona y luego presione de seguido mientras, al mismo tiempo, emite un zumbido lo más grave posible. Al finalizar este pase, los brazos se disparan a los lados y el zumbido cesa.
4. Detrás, en el cuello, queda otra zona misteriosa. (Si tensiona los músculos del cuello, podrá sentir un punto ahuecado en la parte alta de los dos lados. Coloque el dedo meñique –todos los dedos están juntos-- donde quedan los lóbulos de las orejas y el punto (de misterio) es a donde su dedo índice ha quedado). Coloque el índice y el dedo medio en ese punto y al mismo tiempo emita un zumbido de tono medio.
5. La siguiente zona, es el punto al final de la mandíbula y en la parte baja de las orejas. Vibre de nuevo al mismo tiempo que zumba una nota de tono medio.
6. Otra zona es en las sienes. Haga vibrar, dando un sonido agudo.
7. Produzca una vibración con los dedos índice y medio en medio del ceño (tercer ojo) y haga un zumbido de tono alto. Luego cambie de mano y presione con los dedos índice y medio en el entrecejo. Termine, tirando de lado, cualquier forma de pensamiento dañino y sacúdalos lejos de sí usando el pulgar, el índice y el dedo medio.
8. Inicie haciendo un circulo con los dedos medio e índice de la mano derecha, en la coronilla de la cabeza, luego presione con los mismos dedos, de la mano izquierda y al mismo tiempo zumbe una nota de tono alto. Termine retirando una “hebra” de la coronilla y sacúdala hacia lo alto, hacia el infinito.
9. El siguiente pase, fue ejecutado en silencio total de principio a fin. Coloque los dedos índice y medio de las dos manos en la zona ahuecada detrás de la cabeza, en el occipital y haga vibrar suavemente y presione primero la izquierda y luego la derecha (repita con cada una de las dos manos). Los brazos pueden permanecer ahí, o descansar en la zona umbilical, mientras todavía los visualizamos detrás de la cabeza. Entre en silencio interior.

Escuchando la sobrecogedora melodía de una guitarra clásica tocando una pieza improvisada al estilo flamenco, terminamos este pase y llegamos al final de la ultima sesión el sábado por la noche.

(Supe luego que la pieza era de del grupo The Weverly Consort, 1492. –EMI CDC 7545062).

El domingo por la mañana después de ejecutar el pase de “limpiando nuestro vinculo con el intento. La palabra “intento “ se entonó usando un susurro, la voz que lo emitió, con tono grave, luego una voz de tono alto y una voz relajada cantando. El uso del sonido será explorado mas ampliamente en el próximo taller de San Diego.

Una nueva forma de respirar para los pases del “afecto por la tierra”.

Comience exhalando todo el aire, las manos se posan en su respectiva rodilla y aspire profundamente mientras levanta las manos lateralmente como desplegando alas y se cierran a medida que las puntas de los dedos se aproximan al punto “V”, mientras se exhala. Inhalar haciendo “carga de energía en la matriz” (PM5, series de la matriz). Primero ejecute el movimiento circular del pecho al ombligo, entonces exprima “la bola” exhalando y luego golpéela dos veces mientras todavía exhala. Cruce los brazos sobre la bola y luego se levantan por encima de la cabeza (todavía cruzados) y finalmente con una inhalación la energía se abre, desgarrándola (manos empuñadas) y entonces, con una exhalación, la energía es frotada en los centros vitales. (Páncreas, vesícula, hígado y baso). El resto de las respiraciones son las mismas mostradas en Boston.

Para terminar, el domingo fuimos convidados a un elegante show de baile por Darien y Alexander, quienes claramente tienen preferencia y pasión por la danza. Estaban ataviados estilo años 20 y bailaron como pareja, la melodía “Cherry” de Henry James, una pieza de jazz, de la época del swing, al estilo Big Band. ¡Fue muy chistoso!

Todos los pasos eran de Tensegridad y al final de su presentación, todos los participantes fueron invitados a unirse al baile.

Una vez más al final del taller, los mismos dos bailarines presentaron un baile increíble, y esta vez en atuendos del siglo XV, bailaron música del temprano medioevo, donde efectuaron pases de la mayoría de las series, donde se les unió Rylyn, quien se vistió con un atuendo para la danza del vientre y bailo “la predilección del cuerpo izquierdo”, mientras se acompañaba con castañuelas. ¡Fue hechizante! Como se describió, este baile mostró la armonía que existe entre los cuerpos derecho e izquierdo.

Quisiera dar las gracias a Cleargreen, a los instructores, a las tres discípulas de don Juan y a todos los participantes por un taller verdaderamente mágico. Para mí ha establecido el final de un capítulo y el inicio de otro, en el lado activo del infinito. Las semillas del intento de los chamanes del Méjico antiguo, se pueden vislumbrar por doquiera.