11 feb. 2009

Sobre las Almas Gemelas




El alma es el principio vital, es la inspiración de la vida. En la Biblia, la palabra alma significa vida, sangre. El alma es el propio intelecto del hombre, es el eslabón que une la materia con el espíritu, es nuestra parte intrínseca que sobrevive a la muerte física. En el alma se queda almacenado todo nuestro bagaje de información, sentimientos y emociones. Ahí reside nuestra experiencia de vida, y viaja con nosotros en cada reencarnación que tenemos hasta que logramos alcanzar la perfección. La evolución es una tarea individual. La mente es una energía que trabaja dentro de las limitaciones del cerebro. El alma alcanza dimensiones extraordinarias, proporcionales a su desenvolvimiento, pero a si vez depende de nosotros mismos.Las almas gemelas son creación de Dios, Él le dio una forma circular como la de una esfera y la dividió en dos partes, colocando cada parte en un cuerpo diferente. El hombre es Yang y la mujer es Ying. En esta verdad reside todo concepto de las almas gemelas. Son dos partes de un mismo todo, dividido en porciones masculina y femenina. Son dos polaridades que juntas forman una sola.

El encuentro de las almas gemelas

El encuentro de las almas gemelas sucede mucho antes de ocurrir el conocimiento en el plano físico.Ese encuentro se va realizando a través de estadios, que una vez ocurridos, permanecen latentes y se van encadenando unos con otros.Ideal Espiritual: También llamado de misión. Sabemos que éste se logra, cuando juntas, las almas gemelas alcanzan un desenvolvimiento que jamás lograrán alcanzar por separado. Ambas son invadidas por una inmensa felicidad. Se pelean o se separan, parecen decaer o marchitarse. Llegan a sentir que de ahí en adelante no les interesa nada más. Simpatía Intelectual: En este estadio las almas gemelas gustan de los mismos temas, intercambian ideas que a su vez son constructivas. Ambas desean una elevación cultural e intelectual. Los compañeros se incentivan mutuamente en el estudio, en caso contrario entrarían en la esfera de la individualidad y del egoísmo. Conciencia e Interés: Cuando muere uno de los componentes de un matrimonio, ninguno de los dos se queda lamentándose ni recordando permanentemente el pasado, pues son conscientes de que son dos mitades de un todo único y perfecto. Es estado de ánimo de uno se refleja en el otro como un espejo. La dolencia de uno entristece al otro. Ambos se complementan en todos los sentidos. Este estadio generalmente termina cuando muere uno de los dos compañeros.
Simpatía: Las almas gemelas se atraen con más facilidad cuando las personas tienen buen humor y participan de una vida activa. Saben que, para recibir, es importante dar, y debe ser una entrega libre de cualquier sentimiento de coraje, odio o discordancia. Otra cuestión importante que aquí se impone: como están unidas por una conciencia superior, no existe, la necesidad de palabras de bajo calibre o de tono grosero.
Deseo: El hombre y la mujer se entregan a la pasión, la buscan. Existe la necesidad de conversaciones largas, que durarán horas. Se respetan los largos diálogos y los planes para el futuro.
Físico: Es el periodo en el cual el abrazo, el beso y el acto sexual son intensos, cuando existe una elevación del kundalini para la liberación kármica de cualquier miasma que vaya contra la evolución de los dos.
Dentro de los estudios Tántricos, cuando la Llama Trina del corazón está consagrada a encontrar la Llama trina de tu compañero, o sea, que cuando está por suceder la unión etérica entre lo femenino y lo masculino, se despierta en el Chakra cardíaco una enorme voluntad por ayudar a las personas, al mismo tiempo se despierta la sensibilidad para con el sufrimiento ajeno.
Relaciones Kármicas

Muchas personas viven sin establecerse en una relación amorosa por mucho tiempo, esto forma parte de lo que llamamos "Relaciones Kármicas" relaciones en las que algo hay que aprender, algo hay que sanar, este "algo" puede pertenecer a vidas pasadas. Si tu te encuentras en este caso, da gracias por ello... y sigue adelante. Apegarnos a una relación dolorosa no es una buena opción, lo mejor es sacar lo bueno de ello y poner distancia de por medio.
Entre más exigentes seamos al momento de buscar una pareja, más estamos puliendo nuestra alma para el encuentro con tu real compañero. Solamente debemos estar pendientes de algo: No debemos confundir exigencia con frialdad.

Aura pura

Para limpiar nuestra aura y liberarla de karma, puedes tomar como apoyo muchos procesos de la meditación, la oración, los mantras, los mándalas, las visualizaciones. Todo este tipo de procesos ayudan a lograr cambios internos que poco a poco nos llevarán a liberar cualquier karma negativo. Debemos recordar que el aura es el reflejo de nuestra personalidad, de nuestro interior, de nuestra experiencia y aprendizaje. No hay manera de limpiar el aura como no sea cambiando y puliendo nuestros pensamientos y actitudes. Cuando trabajamos con nuestro interior, estamos trabajando también con el amor y nuestra propia voz, con nuestro corazón. Si nos acostumbramos a escucharnos a nosotros mismos y a abrir el corazón, será más fácil escuchar la voz del amor cuando éste llegue a nosotros.

El Amor verdadero


El encuentro con nuestra alma gemela es algo muy intenso, sucede al mismo tiempo en el plano astral.

La Mirada: La mirada los une entre sí, en el plano de la inteligencia, que es estar con Dios. La atracción sexual incluso termina por pasar a un segundo plano.

La No Posesividad: Pretender poseer, considerarse dueño o querer tener el control sobre otra persona es imponer la propia presencia y personalidad, forzar la naturaleza es el propio sentimiento, al mismo tiempo que se ahoga la personalidad del otro. Y a nadie se puede obligar a que nos ame.

Amor Genuino: La persona no procura moldear a la otra según la imagen que tiene en mente, sino que la acepta como ella es, procurando ayudarla a alcanzar una personalidad mejor, más elevada. En este caso, el amor se da de manera desinteresada, no esperamos nada a cambio.

El amor verdadero se basa en la fe y no en el temor, no tiene registro de errores ni lleva un archivo de heridas, el amor verdadero es el primer paso para la reconciliación. Aquí no existen las imprudencias ni la promiscuidad, eso pertenece a las relaciones kármicas.
El amor verdadero es justo, y no se limita al plano físico, esta unión alcanza al nivel espiritual y mental también, volviéndose más rico, intenso y duradero.
El encuentro del almas gemelas rechaza cualquier distinción de raza, nacionalidad o credo, desde que haya un nivel básico de afinidad que garantice el inicio de la relación y su supervivencia.
El amor de almas gemelas es inagotable, no disminuye a medida que avanza la relación, aumenta cada día más. No existe enamorado, amante o amado, mucho menos divisiones, desuniones o desilusiones.

El amor de las almas gemelas subsiste en otros planos y en otras vidas... Es eterno...

La atracción de las almas gemelas

La unión que existe con nuestra alma gemela es imperceptible, es decir, nosotros podemos no tener conciencia de su presencia, puede estar muy cerca de nosotros y no la reconocemos físicamente, pero nuestra alma si lo hace y una de las formas en que se hace manifiesto es en sueños ¿Alguna vez has despertado maravillado y extasiado después de un hermoso sueño, durante el cual tuviste una conversación íntima, gratificante con "la persona de tus sueños"?.
Cuando se está adormecido se puede tener una proyección astral, que es tan real en la manera en que puedas entender que tu vida es "normal". Durante una proyección astral tu cuerpo psicosomático se separa de tu cuerpo material, quedando unido a éste por lo que conocemos con el nombre de cordón de plata. El cuerpo psicosomático es idéntico al cuerpo material o cuerpo físico, pero tiene niveles diferentes de conciencia y existencia. Esa separación entre el cuerpo psicosomático y el cuerpo físico ocurre antes de que empecemos a soñar. Una vez terminada la separación, se inicia la existencia de lo que llamamos "soñar". En estos sueños, nosotros vivimos y sentimos de verdad, solo que en esferas diferentes. Es algo tan palpable, que al despertar, se tiene la impresión nítida de que el sueño fue real. Y fue tan real como lo es su existencia a nivel de conciencia física. Si has soñado con "la persona de tus sueños" puedes estar seguro que ha sido un reencuentro con tu alma gemela.
Existen otros casos que el encuentro con "alguien" activa en nosotros actitudes que en otros casos no se manifiesta, alguna vez te has preguntado ¿Por que hice esto? Tal vez tu no reconozcas a tu alma gemela, pero tu alma si. El reencuentro de almas gemelas no solamente se da en otros planos, también se da en nuestro mundo físico y material, en nuestra realidad. Estamos unidos a nuestra alma gemela desde el inicio de los tiempos, y en cada reencarnación evolucionamos juntas, y podemos encontrarnos continuamente, pero no siempre nos reconocemos, podemos convivir juntos y no percatarnos de nada, y a pesar de sentir atracción uno con el otro, la separación puede ser inevitable, esto es por una razón: Falta evolucionar y para ello necesitamos de otras relaciones. Vivir experiencias diferentes. Tal vez no se ha llegado al punto de evolución en donde este reencuentro sea beneficioso, o tal vez una de las dos parte ha evolucionado, pero la otra no. Cuando una persona alcanza el estadio fina de evolución antes que su alma gemela al punto de abandonar el círculo de las reencarnaciones, su carga de amor será tan grande que decidirá dar la mayor prueba de amor que es posible dar, permanecerá voluntariamente en este mundo de sufrimiento y angustia a la espera de su alma gemela termine su evolución y de que ambas puedan ascender juntas. El reencuentro y el reconocimiento de las almas gemelas se dará tarde o temprano. No hay manera de saber cuando ni donde, pero si estás en busca del amor verdadero, del amor eterno, puedes activar la energía del amor para atraer el reencuentro.