8 jul. 2009

Antiguas y Extrañas Máncias



Les entregamos aquí algunos métodos de adivinación practicados por los antiguos y que han llegado de una u otra forma hasta nuestros días:

AEROMANCIA:
Arte de adivinar por medio de los fenómenos Atmosféricos, se practicaba de diferente maneras, una forma se reduce a la observación de los meteoros, de los truenos, rayos, etc, otra a la aparición de los espectros que se veían o se creían ver en el aire, otras de la visión de los aspectos favorables o desfavorables de los planetas.

ALECTROMANCIA:
Adivinación por medio de un Gallo, se hacía un circulo en el suelo, y se dividía en casillas, en cada una de las casillas se escribía una letra del alfabeto y se colocaba encima de cada casilla un grano de trigo, acabado de hacer esto se ponía al Gallo en el circulo y se observaba secuencialmente las letras de las casillas que el gallo se iba comiendo, y con esas letras se formaba una palabra, de la que luego se deducían los pronósticos.

ALEUROMANCIA:
Adivinación que se practicaba a través de la harina, mézclese cedulillas arrolladas en un montón de harina, removiéndolas 9 veces de una parte a otra: repartan enseguida la masa a los diferentes curiosos y cada uno debe razonar o soñar según la cedulilla que le había tocado en suerte.

ARFITOMANCIA:
Adivinación por medio del pan de cebada, consistía en hacer comer a la persona, de quien se quería sacar una confesión, un pedazo de pan o torta hecha de harina de cebada, sobre ellas, se habían hecho ciertos rituales, si el que la comía la digería sin trabajo manifiesto era considerado inocente, y si sucedía lo contrario, era culpable.

BELOMANCIA:
Adivinación por medio de las flechas, los que recurrían a este método, cogían muchas flechas sobre las que escribían frases relativas a sus proyecto, se mezclaban las favorables con las que no lo eran, después se sacaba una y la que salía era mirada como el órgano de la voluntad de los dioses a quienes se preguntaban.
Se llegaba a preguntar y a contestar 1000 veces al día sobre las mas frívolas preguntas de los indiscretos mortales, principalmente antes de las expediciones militares era cuando se hacia mas uso de la BELOMANCIA. Los caldeos tenían mucha fe sobre esta adivinación, los árabes adivinaban por medio de tres flechas que encerraban en un saco, en una escribían “matadme señor”, en otra “guardadme” y en la tercera “nada”, la primera flecha que sale del saco determina la resolución sobre la cual se deliberaba.

BOTANOMANCIA:
Adivinación por medio de hojas o ramas de verbenas o brezo, sobre la que los antiguos grababan los nombres y preguntas de los consultantes, cuando hacia un fuerte viento por la noche, iban a ver muy de mañana la disposición de las hojas caídas y las adivinas procedían por aquel medio lo que el pueblo deseaba saber

CEROMANCIA:
Adivinación por medio de las gotas ceras que se derretían y las hacían caer en un vaso de agua para sacar presagios según, las figuras que se formaran.
Los turcos procuraban descubrir los crímenes y los robos por este método, hacían derretir a fuego lento un pedazo de cera murmurando algunas palabras, lo quitaban después del brasero y hallaban las figuras que indicaban quien era el ladrón, donde estaba su casa o su guarida. En la Alsacia en el siglo XV, aun hoy día cuando hay un enfermo y las buenas mujeres quieren averiguar que santo les envió la enfermedad, toman tantos cirios de igual peso cuantos santos sospechan y aquel cuyo cirio se consumió el primero es tenido por el autor del mal.

CRISTOLAMANCIA:
Adivinación por medio del cristal, se sacaban presagios de los espejos, vasos oblicuos, cilíndricos, o de alguna otra figura formada de cristal, de las cuales se decían que se albergaba el demonio en ellas.

CRONIOMANCIA:
Adivinación por medio de las cebollas, se practicaba en la noche de Navidad, se ponían algunas cebollas sobre el altar, y se escribía encima el nombre de la persona o personas de las que se querían tener noticias. La cebolla que brotaba primero anunciaba que el sujeto cuyo nombre tenia, gozaba de perfecta salud. Esta adivinación se utilizo en Alemania, entre las jóvenes que deseaban saber a quien iban a tener por marido.

DAFNOMANCIA:
Adivinación por medio del laurel, se practicaba de dos formas diferentes:
La primera: Se echaba al fuego un ramo de laurel, si al quemarse hacia ruido era un buen presagio y malo cuando ardía sin hacerlo. La segunda: Consistía en mascar un poco de laurel antes de dar la respuesta con el objeto de que Apolo, a quien estaba consagrado aquel árbol, le inspirase, este ultimo medio era el que utilizaban las pitonisas, las sibilas y los sacerdotes de Apolo, a los que se les llamaba DAFNEFAGOS, es decir comedores de laurel

EROMANCIA:
Es una de las 6 formas de adivinaciones practicadas por los Persas y su medio era el aire. Se envolvían la cabeza con una servilleta, exponían al aire un vaso lleno de agua y procedían en voz baja con sus votos y si el agua llegaba a levantar algunas burbujas eran un pronostico feliz, sus deseos se cumplirían.

GEOMANCIA:
Adivinación por la tierra, consiste en arrojar un puñado de polvo en el suelo o encima de una mesa para observar los sucesos futuros por las líneas y figuras que aparecían.Otra practica era, trazando en la tierra líneas o círculos sobre los que se creían poder adivinar lo que se anhelaba, dependiendo de las figuras que salían, así profetizaban.

OFIOMANCIA:
Adivinación por medio de una serpiente, consiste en sacar predicciones de los diferentes movimientos que hace la serpiente, los que se dedicaban a ello, tenían tanta fe en esos presagios, que se alimentaban expresamente de serpientes para poder conocer el porvenir.

HIPOMANCIA:

Adivinación que utilizaban los Celtas, los cuales sacaban sus pronósticos de los relinchos y movimiento de unos caballos blancos criados con todo esmero y veneración a expensas del pueblo.En unos bosques sagrados, se alimentaban los caballos en el templo de los dioses, y los hacían salir antes de declarar la guerra a sus enemigos, cuando el caballo empezaba a andar con la pata derecha era favorable, cuando lo hacía con la izquierda, era mal agüero y renunciaban a la batalla.

LIBANOMANCIA:
Adivinación por medio del incienso, se cogía el incienso después de hacer las suplicas relativas a lo que se pretendía, se echaba el incienso en el fuego, a fin de que su humo elevase las plegarias hasta el cielo:Si el incienso se consumía o daba una llama viva, la plegaria era escuchada, pero si ocurría lo contrario si el incienso huía del fuego y tardaba en humear, no.

LIGNOMANCIA:
Adivinación por medio de la llama de una lámpara, cuando una chispa salta del pabilo, se espera una noticia venida de la parte hacia donde fue la chispa.

MARGARITOMANCIA:
Adivinación por medio de las perlas, se colocaba una en un fogón cerca del fuego y se la cubría con un vaso puesto bocabajo, a continuación se le dirigían las pronunciaciones de los nombres de aquellos de quienes se sospechaban habían robado alguna cosa, en el momento en que se decía el nombre del ladrón, la perla daba un salto hacia arriba y rompía el fondo del vaso para salir, así es como se conocía al culpable.Este oráculo servia para predecir todo, menos las cosas relativas al matrimonio y la muerte

OLIOMANCIA:
Adivinación proporcionada por los aullidos de los perros.

ONICOMANCIA:
Adivinación por la uñas, se hacía cogiendo un lápiz y se pintaban las uñas de un mancebo con él, posteriormente las ponía al Sol e imaginaba ver en ellas figuras, estas figuras le daban a conocer lo que deseaba saber.
Se ponían también para este acto cera o aceite.

ONOTOMANCIA:
Adivinación por medio de los nombres, los Pitagóricos suponían que los espíritus, las acciones y los sucesos del hombre, dependían de su nombre.

OBOMANCIA:
Adivinación por medio de los huevos, los antiguos adivinos leían en la cáscara exterior y en la interior de un huevo, los más recónditos secretos del porvenir.
Se cree que esta adivinación fue inventada por Orfeo, también se adivinaba mirando en la albúmina de los huevos, algunas sibilas modernas han hecho celebre esta forma adivinatoria.Tómese para ello un vaso de agua rómpase la cáscara de un huevo déjese caer poco a poco en el agua clara y entonces , según las figuras que se van formando de la albúmina al flotar, se van sacando los presagios.

ORNITOMANCIA:
Adivinación sacada del canto, grito y vuelo de los pájaros.

PEGROMANCIA:
Adivinación por los manantiales, se practicaba arrojando cierto numero de piedras en el agua, y se observaban los movimientos de esta. También se sumergían vasos de vidrio y se examinaban los esfuerzos que hacia el agua para entrar en ellos arrojando el aire.La pegromancia más celebre es la adivinación por la suerte de los dados que se practicaba en la fuente de Arpona, cerca de Padua.
Se arrojaban los dados en el agua para ver que número daban, si sobrenadaban o si se hundían, sobre estos efectos, un adivino explicaba el futuro.

SICOMANCIA:
Adivinación por medio de las hojas de una higuera, en ella se escribían las preguntas, y cuanto mas tardaba la hoja en caer más favorable era la contestación

SIDEROMANCIA:
Adivinación que se practicaba con un hierro hecho ascuas sobre el cual se colocaba con cierto arte un número de pajuelas, estas se quemaban lanzando reflejos como las estrellas, de estos reflejos se adivinaba el futuro.

TIROMANCIA:
Adivinación por medio del queso, se toma un poco de queso agusanado, y se coloca sobre un papel donde se han escrito los nombres de las personas que se sospeche hayan hecho algo malo, los gusanos se pondrán encima del nombre.