17 sept. 2009

Feng Shui - Las Fuentes Agua Funcionan



Las fuentes de agua recrean un patrón de la naturaleza difícil de hallar en las ciudades.

Nos recuerdan esas deliciosas escapadas a la montaña, o al campo, cuando en nuestra travesía nos encontrábamos con un cauce de agua natural: un arroyo, una cascada, el río… ¡Que remanso, que paz, encontrábamos en esos lugares llenos de vida!

Estos cauces naturales influyen notablemente sobre la ionización del aire, de ahí la sensación de frescura y bienestar con que los asociamos. Crean un ambiente iónico negativo, que paradójicamente es altamente beneficioso para la salud.

Por el contrario, en la mayoría de los ambientes urbanos actuales encontramos un predominio de cargas positivas. Una permanencia prolongada en un ambiente iónico positivo debilita a las personas y al resto de los seres vivos, disminuye las defensas inmunológicas, dificulta la circulación sanguínea, genera ansiedad y estrés, y suele acarrear problemas respiratorios.

Una fuente de agua es una buena inversión para el estar o la oficina, son lindas, el sonido del agua fluyendo transmite tranquilidad a la vez que purifican el aire. En la Domoterapia o el Feng Shui se usan para corregir ciertos desequilibrios. El mercado ofrece una gran variedad de modelos, con diferentes diseños, tamaños y materiales. Las mejores son las fuentes de agua artesanales, realizadas en piedra tallada, cuyo efecto simula al de la cascada (el ionizador natural más poderoso), donde el agua choca con la piedra.