17 sept. 2009

Psicogeometría y Geometría Sagrada



La Psicogeometria es el estudio del ser humano por medio de los principios matemáticos y las prácticas de la Geometría Sagrada. Nos sirve para elevar nuestra calidad de vida; resolver conflictos de pareja, familia, grupo; nos reestablece nuestra capacidad de amar y de construir nuestra felicidad como un proceso geométrico de interpretación de la realidad; nos invita al desarrollo de la conciencia sexual, instintiva, motriz, emocional e intelectual. Sus prácticas nos devuelven la felicidad y la paz del alma.

Los principios fundamentales de la Geometría Sagrada son tres. Primero, la Ley del Unidad - Teoría del Campo Unificado o Teoría de Supercuerdas; segundo, la Ley de Tres Geométrica o Ley de las relaciones - proporción, frecuencia y estructura; tercero, la Ley de Octava o Ley de las transformaciones - explica el proceso que siguen los eventos para desdoblarse en el tiempo y nos permite conocer la forma en que las ondas se expanden para cambiar nuestra dirección de vida hacia una de mayor plenitud, amor y paz.

*¿Que es la Geometría Sagrada?*

La Geometría Sagrada es una metáfora de la Ordenación del Universo: es el estudio de las proporciones, patrones, sistemas, códigos y símbolos que subyacen como eterna fuente de vida de la materia y del espíritu.
La Geometría Sagrada es la huella digital de la Creación. Es el génesis de todas las formas. Es un camino para comprender quienes somos, de donde venimos y adonde vamos. Es una ciencia antigua heredada por el antiguo conocimiento hermético egipcio y griego.

Habitamos en un Universo semiótico, es decir, construido a partir de procesos de significación. Elaboramos estos significados con base en códigos, estructuras, lenguajes y símbolos. La Naturaleza tiene también su propio lenguaje, el lenguaje geométrico. La Geometría Sagrada es el código y utilizar el alfabeto de la Naturaleza que se encuentra en el arte, la arquitectura, el diseño, la ciencia, la física vanguardista, la geomancia, la música, la Cábala, las matemáticas, la ciencia de la Implosión, en el ADN, las retículas terrestres, el color, en nuestro corazón, en los animales, en la geología, en los lenguajes en la Flor de la Vida.

En suma, la Geometría es la ciencia que estudia las proporciones y las medidas de la materia, de la tierra; y es Sagrada en tanto a su relación con el principio de auto-sustentación.

*Introducción al estudio de la Geometría Sagrada - aproximación científica*
En la ciencia somos testigos de un cambio de concepción en la manera como se percibía la naturaleza fundamental o también llamada materia. La materia era considerada desde un punto de vista de sustancia (partículas, quantos) pero actualmente sabemos que la naturaleza fundamental del mundo material solo es posible conocerla por los patrones que subyacen detrás de la materia y que existen como formas o estructuras geométricas de onda.
Tanto nuestros órganos de percepción, como el mundo de fenómenos que percibimos parecen entenderse mejor como sistemas de patrones puros, o como estructuras geométricas de forma y proporción.

Por lo tanto, a lo largo de la historia de la humanidad, tanto nuestros científicos como muchas culturas antiguas han escogido examinar la realidad a través de las metáforas de la geometría y la música. La música es el estudio de las leyes proporcionales de las frecuencias del sonido. La ciencia de la armonía musical es idéntica a la ciencia de la simetría de los cristales cuando comprendemos a la materia como una retícula de ondas espaciadas a intervalos determinados.

El punto de vista moderno de la teoría de cuatro campos y la mecánica de ondas corresponden a la visión antigua de la armonía-geométrica del orden universal como una configuración entretejida de patrones de onda.

En la biología, el papel fundamental de la geometría y la proporción se vuelve más evidente cada día. Debemos revisar nuestras ideas acerca de la codificación genética como un vehículo de replicación y continuidad. Esta codificación no descansa en átomos particulares como carbono, hidrogeno,
oxigeno o nitrógeno que es la sustancia de la que esta hecho un gen. El ADN, tiene la función de preservar la vida pero no es solo la composición molecular del ADN lo que permite esta extraordinaria labor sino es su forma helicoidal basada en una larga espiral de dodecaedros desdoblados. Así, podemos asumir que la existencia de patrones geométricos y proporciones exactas es anterior a la sustancia misma. La vida comenzó sin la necesidad de una contraparte material.

Es decir, la molécula del ADN que es portadora de vida, a diferencia de cualquier otra molécula se caracteriza fundamentalmente por su estructura geométrica que es capaz de organizar las ondas-partículas y permitir implotar y distribuir la frecuencia y el voltaje de las ondas de tal manera
que cree un vértice de succión y evite la destrucción de otras ondas y su propia destrucción

El estudio de la Geometría Sagrada nos devuelve la capacidad para crear vida. En base a ciertas proporciones, patrones y arreglos de onda podemos ser capaces de recrear las condiciones necesarias para nuestro desarrollo de conciencia, elevando nuestra calidad de vida y nuestra capacidad de amar.

La biología, entre muchas otras cosa estudia el proceso fotosintético de las plantas (el proceso biológico que tienen las plantas para sintetizar los rayos del sol) y nos muestra que este proceso solo puede llevarse a cabo porque el carbono, el hidrogeno, el nitrógeno y el magnesio de la molécula de clorofila esta arreglado en un complejo patrón simétrico de doce pliegues. La conciencia espacial en un nivel celular debe pensarse como la geometría innata de la vida.

Los diferentes grados de percepción de la realidad deben pensarse no como diferencias de sustancia sino como diferencias de longitud de onda, de proporción. Por ejemplo, cuando olemos una rosa, no estamos respondiendo a las sustancias químicas de su perfume, sino a la geometría de su construcción molecular. Es decir, la geometría determina la condición de la sustancia. De la misma forma, nosotros no escuchamos simples diferencias cuantitativas en la frecuencia de onda del sonido, sino diferencias logarítmicas, proporcionales entre las frecuencias y la expansión logarítmica que constituye la base de las espirales geométricas.
Recordemos que en la teoría de Campo Unificado, nuestros científicos dicen que todo el universo esta formado por una sola sustancia. Llamémosle Dios, Absoluto, Éter o como queramos, la comprensión última de la realidad nos dice que todo es Uno.

Nuestro rango de percepción sensorial determina el universo en el que vivimos. De tal forma que nuestros sentidos captan un rango de las ondas del espectro electromagnético. Nuestros ojos, por ejemplo, captan cierto rango de frecuencias que nos permiten distinguir los colores; nuestros oídos captan en el mismo espectro electromagnético otro rango de ondas. Lo mismo sucede con el tacto o con el olfato. Podemos comprender así, que nuestros órganos de percepción captan relaciones proporcionales como una fuente de percepción geométrica.

La distribución de nuestro cuerpo en múltiplos de cinco esta en íntima relación con nuestra capacidad para distribuir la vida. En la medida en que vamos ampliando nuestra capacidad de percepción tendemos a organizar nuestro mundo de espacio visual, espacio audible y espacio visible en manifestaciones geométricas de frecuencias de orden porque nos restituye la capacidad para crearnos internamente. De ahí la necesidad de muchas culturas por crear manifestaciones artísticas usando la Geometría Sagrada.
La conciencia humana es la única habilidad para percibir la transparencia entre las relaciones absolutas y permanentes contenidas en las formas insustanciales del orden geométrico, y las formas transitorias, cambiantes de nuestro mundo actual. El contenido de nuestra experiencia resulta de la arquitectura inmaterial, abstracta, geométrica que esta compuesta de ondas armónicas de energía, nodos de relación, formas melódicas que manan de la eterna fuente de la proporción geométrica.

La práctica de geometría en esta civilización se remonta al antiguo Egipto, de donde los griegos heredaron sus estudios. La Geometría es el estudio del orden espacial por medio de la medición de la relación de las formas. Geometría y aritmética, junto con la astronomía - la ciencia del orden temporal por medio de la observación de los movimientos cíclicos -, constituían las mayores disciplinas intelectuales de la educaron clásica. El cuarto elemento en este estudio, el Quadrivium, era el estudio de la armonía y de la música.

Platón consideraba a la geometría y a los números como la esencia más reducida, y por tanto ideal, del lenguaje filosófico.
Las culturas de la India, Tibet, Islam y la Europa medieval han producido en abundancia mandalas o diagramas sagrados. Las culturas tribales los utilizan, tanto en forma de pintura como en construcciones o danzas. Los mandalas representan el símbolo que es pensado como la estructura esencial del universo. La esencia del Cosmos subyace en su sacralidad. Solo es posible acceder a la Geometría Sagrada por medio de la meditación en la Unidad, seguida por el intento de visualizar simbólicamente y de contemplar
el orden formal, puro que brota de la Unicidad incomprensible. Recordemos que la geometría antigua comienza con el Uno, mientras que las matemáticas modernas comienzan con el Cero.

El desdoblamiento de esta Unidad en divisiones es el acto primero de la Creación. Así, la Unidad para desdoblarse y crear la vida, no pierde su unicidad ni su sacralidad cuando se divide en base a la proporción Áurea o proporción dorada (llamada así, por los griegos).

Hacer un corte que divida una línea recta en proporción dorada implica que se corte la unidad a razón de Phi (0.618033…).
Euclides fue quien resolvió para la cultura antigua el problema de encontrar la proporción Dorada de una línea recta. Cualquier línea puede dividirse de múltiple maneras pero existe solo una forma en la que esta línea puede dividirse infinitamente hacia dentro y hacia fuera.
Podemos ver en la figura que la Unidad (la línea recta tomada con el valor de uno) al ser cortada en esta proporción nos permite hacer que el segmento menor sea al segmento mayor como éste a la totalidad.

Así comienza la expansión y contracción de la vida, y este proceso es sagrado en la medida en la que aunque cambiemos de tamaño la línea (la Unicidad) la proporción con la que cortamos esta línea es la misma. Dan Winter nos dice que “las escalas son profanas pero las proporciones sagradas”. La Proporción Dorada la podemos reproducir infinitamente hacia fuera e infinitamente hacia adentro. Siempre obtendremos la misma proporción. La vida se desdobla naturalmente de esta forma y busca ajustarse a ella.