18 feb. 2015

Sumerios... Nibirus...??

Nibirus, según cuentan, en este planeta habitarían seres que vinieron en otras épocas a nuestra tierra ( Sumerios, Mesopotamia ) y que ahora aguardan en ese mismo planeta el momento propicio para volver nuevamente a nuestra tierra.

Finalmente, la semana pasada un grupo de científicos liderados por John J.Matese, de la Universidad de Louisiana, ha reconocido, en representación de la necia y retrógrada "historia oficial" la existencia en las fronteras de nuestro sistema solar de un planeta gigante desconocido, a un año luz de distancia de nosotros, con una masa entre una y cuatro veces la de Júpiter y el doble de la suma del resto de la masa de los planetas del Sistema Solar.
Matese se encuentra estudiando el fenómeno desde 1999, pero ha declarado que al poder realizar actualmente análisis mucho más precisos sobre los tirones gravitatorios que se producen en la zona externa de la Nube de Oort ha decidido publicar oficialmente la posibilidad de existencia de este gigante galáctico, al cual identificó con el nombre de Tycho, que en la mitología era la hermana buena de Némesis ( esto con toda intencionalidad de despejar cualquier analogía apocalíptica con la hipótesis que surgiera en l984 según la cual existiría una pequeña y oscura estrella capaz de crear tormentas de cometas, a la cual se le dió el nombre de "Némesis".).El moderno satélite WISE lanzado en 2009 podrá muy pronto detectar y fotografiar el "nuevo" planeta.

Nibiru para los sumerios, luego Marduk para los babilonios, Planeta X para el astrónomo contemporáneo Percival Lowell ( mejor conocido como el creador de la idea de los canales de Marte ), y Tycho para Matel, la existencia de este coloso galáctico ya había sido parcialmente reconocida en 1982 por la NASA al anunciar que "algún objeto misterioso está allá afuera, más allá de los planetas más lejanos".

LA TEORIA DE NEMESIS
El notorio físico R.A.Muller publicó en 1984 La hipótesis Némesis en un artículo de investigación, secundado por sus coletas Piet Hut y Mark Davis en la revista Nature (vol 308, pp 715-717). Según esta hipótesis Némesis sería una diminuta y oscura estrella que acompaña a nuestro sol, tal vez una enana marrón ( capaces de crear las tan temidas tormentas de cometas ), millares de veces más distante de nosotros que Plutón.

QUÉ DECÍAN LOS SUMERIOS HACE 6000 AÑOS
Los sumerios sostenían ( hasta donde se los pudo traducir ) que el sistema solar estaba compuesto por 11 planetas más un duodécimo, Nibiru ó Neflin, que era el planeta madre, de donde eran originarios los Annunaki, tiránicos extraterrestres creadores del homo sapiens por manipulación genética, como ya informáramos en nuestra anterior entrada "Los Sumerios, La Primer Civilización"

LA ÓRBITA DE NIBIRU SEGÜN LOS SUMERIOS
Los sumerios explicaban que Nibiru fué atraído "desde el abismo "hacia nuestro sistema solar por la fuerza gravitatoria de Neptuno. Una vez ingresado en el sistema este enorme invasor fué modificando las estructuras de sus propios satélites y las de los otros planetas, hasta que al toparse con Saturno, la fuerza gravitacional de éste cambió para siempre su órbita convirtiéndola en elíptica y retornándolo a los confines del sistema solar.
Esta antigua civilización trazó su movimiento en el cielo con órbita más allá de Plutón, y estableció que la misma era retrógrada ( es decir, con giro en el sentido de las agujas del reloj, inversa al del resto de los planetas ) y su trayectoria elíptica como la de un cometa, la cual era predecible, anticipable y observable.Su período orbital era de 3600 años ( el número 3600 se escribía en sumerio como un gran círculo.El epíteto del planeta, "shar" significaba "círculo perfecto", "ciclo completo" y/o el número 3600 ).Esperaban su aparición periódicamente y registraron que sus acercamientos a La Tierra provocaban lluvias y crecidas debido a su fuerza gravitacional. Describieron a Nibiru como un planeta rojo, de exhuberante belleza, extremadamente brillante, generador de cambios, inundaciones y revoluciones.
Aseveraban que la Tierra es un medio planeta, originalmente llamado Tiamat , los restos sobrevivientes de un colosal choque con Nibiru ( los choques cósmicos han sido siempre potentes escultores de la galaxia ).

Esta tremenda colisión habría generado el cinturón de asteroides ( las partes destruídas de Nibiru y La Tierra ), y la órbita altamente elíptica de Nibiru (*).
El hecho de que Nibiru se comporte orbitalmente como un cometa, habría demorado su descubrimiento por los astrónomos modernos, que siempre lo buscaron presuponiendo su órbita igual a la del resto de los planetas conocidos.
En sumerio, Nibiru significa "planeta de cruce" ( en alusión a que había cruzado su órbita con La Tierra ).y el consecuente signo cueniforme para representarlo es una cruz, que además significa "divino".Este sería el origen de este hoy poderoso símbolo que luego fué adoptado y deformado por otras culturas y sus religiones.

Este cilindro sumerio se encuentra en el Museo de Arte del Oriente de Berlín, y se muestra en él una estrella rodeada de 11 planetas ( aún no sabemos si porque incluían en su cuenta al sol y a la luna o porque habían descubierto dos planetas que nuestra incipiente astronomía aún no supo detectar ), que a su vez están en una cadena de 24 círculos menores ( coincidentemente, el mismo número de satélites naturales que miden más de 16 kms. de diámetro que tiene nuestro sistema solar ).
Los sumerios esperaban la aparición periódica de Nibiru/Neflim ya que era el planeta Madre, el originario de sus creadores divinos, los Annunaki.
Debido a la deformación inevitable que sufrió este legado ancestral, y a partir de los profetas hebreos, se empezó a tejer la leyenda de que con el próximo acercamiento de Nibiru la humanidad entraría en una nueva era. Así, las expectativas de la gente de la Tierra del regreso de un "reino celestial o divino" se basaban en el regreso de Nibiru.
En resúmen, todos los textos sumerios resultan más esclarecedores que nuestros astrónomos "modernos" cuando explican los planetas exteriores y demuestran que su autoridad científica era muy superior y muchísimo más avanzada que la nuestra.

(*)LA SECUENCIA COMPLETA DE LA COLISION COSMICA EN LA DESCRIPCION SUMERIA:
Una vez que Nibiru recibió los efectos de la poderosa fuerza gravitacional de Saturno, fué arrastrado en dirección a Marte y Venus, junto con Plutón, que en ese entonces era un satélite de Saturno.
Su rumbo estaba irremediablemente trazado en dirección al planeta Tiamat, que además había sido el primero en nuestro sistema solar.Sin embargo, el hecho de que Tiatmat orbitaba en sentido anti-horario y Nibiru en sentido horario, hizo que los planetas no choquen: fueron los satélites de Nibiru que golpearon Tiamat y sus satélites de los cuales el principal, Kingu, perdió su órbita independiente.Nibiru continuó su viaje alrededor del sol y en su retorno impactó de lleno a Tiamat, partiéndolo en dos y llevándolo a una órbita enteramente nueva donde antes no había ningún planeta.
La otra mitad de Tiamat forma actualmente parte del cinturón de asteroides.Completó así su vasta órbita elíptica retornando luego a los confines del sistema solar, con una órbita que se completa cada 3600 años.