4 feb. 2015

También hay "Misioneros o Enviados" entre las Civilizaciones no Humanas - Entrevista a J. J. Benítez

JUAN JOSÉ BENITEZ
PERIODISTA Y ESCRITOR DE BUENA TINTA Y DE VIVA VOZ
El Diario Vasco. 12 de Abril 2004

- «Yo era una persona normal -escribe en el prólogo de su último libro-, hasta que un día de 1972 alguien modificó el rumbo de mi vida».
- ¿Cuántos nacimientos ha experimentado desde entonces?
- Se nace a diario, y también se muere. Yo podría decir que he tenido dos grandes momentos en mi vida: ese día de 1972, cuando descubrí que existen otras realidades que no vemos. Y treinta años después, en julio de 2002, cuando estuve a punto de morir: al volver físicamente a la vida, comprendí que no había vivido.
- ¿Cómo definiría hoy el sentido de su vida?
- En ese 2002 -¿o quizá antes?-, alguien me mostró, de lejos, lo que podría ser la verdad. Desde entonces estoy muy decepcionado. La verdad no hace libres a los hombres. Sencillamente, los aparta.
- Planeta encantado es un proyecto de seis volúmenes que define como «una deuda con la eternidad». ¿En qué consiste esa deuda?
- He dado ya más de cien vueltas al mundo buscando sacar a la luz la cara oculta de muchas cosas. Ahora quiero mostrar a las gentes de corazón limpio que nuestro planeta sigue vivo, y nos habla a través de sus misterios.
- Su libro se abre con el gigantesco candelabro de Paracas ( Perú) ¿Qué luz aporta al tema de las figuras de Nazca?
- El mito del hombre alado es universal, pero tanto las pistas de Nazca como ese candelabro no dejan más alternativa que dar por cierta la tesis de los indígenas: «Los dioses podían volar».
-Ya en 1975, J.J. Benítez dedicó un libro a las piedras de Ica: Existió otra humanidad. Hoy, ¿lo sigue afirmando tan rotundamente?
- La biblioteca del doctor Cabrera reúne más de 11.000 piedras talladas donde se puede ver desde el paso del cometa Kohutec hasta transplantes de órganos. Yo llevo treinta años investigando ese tema... y cada día sé menos.
- Desde que Thor Heyerdahl divulgara el enigma de los moais de la isla de Pascua, se han multiplicado las hipótesis al respecto. ¿Cuál es la suya?
- Me inclino a creer lo que cuentan los nativos, no lo que afirman algunos científicos. Los moais -dicen los nativos- se movían gracias al mana. ¿Y qué era el mana? Una energía formidable, de origen divino, que hacía levitar a las piedras y germinar cosechas múltiples. Que no sea una explicación racional no significa que sea falsa.
- A finales del XIX, James Churchward popularizó la teoría de que en el océano Pacífico existió un continente llamado Mu, cuya civilización irradió por el norte hasta el Tibet, por el Este hasta Perú y por el Oeste hasta Egipto. ¿Cosas de visionarios?
- Todas las leyendas encierran una parte de verdad. Todo lo sumergido, tarde temprano, acaba saliendo a flote.
- Platón describe en el Timeo una «enorme isla, llamada Atlántida, cuyas dimensiones eran similares a las de Asia Menor y Libia juntas». Pese a ser tan grande, ¿cómo es que no ha quedado nada de ella?
- Quizá Platón se refería a un conjunto de islas. Si existieron y desaparecieron en un cataclismo puede que se encuentren a una cierta profundidad, cerca del estrecho de Gibraltar.
- En su reciente Teoría del Todo, Stephen Hawking postula un universo de nueve o diez dimensiones -en lugar de las cuatro que concebimos hoy-. Lo fantástico, ¿puede ser un plano más o un pliegue diferente de lo real?
- Sólo lo fantástico tiene posibilidades de ser real. El estudio del fenómeno OVNI, por ejemplo, así lo demuestra: sospecho que todo lo que podamos imaginar, ya ha sucedido.
- «No conocemos Egipto: sólo nos hacemos la ilusión de conocerlo». Palabras de Howard Carter, el descubridor de Tutankamon. ¿Qué quería decir?
- Seguramente, que Egipto es mucho más antiguo y sabio de lo que creemos.
- Recuerdo una frase de Maritxu Guller: «Los vascos son la tribu perdida de Israel». El tema de los orígenes de este pueblo, ¿da para una de sus investigaciones?
- En diferentes trabajos de campo he hallado importantes afinidades entre las culturas norteafricanas y la vasca. Según mis investigaciones, los vascos serían los únicos y los últimos españoles.
- Los esotéricos sostienen que en el País Vasco hay dos puertas astrales: Eunate -la puerta del Bien- y Ochate -la Puerta del Lobo-. ¿ Demasiada imaginación?
- Cada ser humano es una puerta hacia el Bien o hacia el Mal.
- Un navarro como usted, ¿qué lectura hace de la escafandra que protege la cabeza de san Miguel en Aralar?
- Exactamente ésa, que se trata de una escafandra. Los ángeles no tienen por qué ser todos espirituales. También hay misioneros o enviados entre las civilizaciones «no humanas».
- Sobre las rocas en forma de cúpula de la isla de Yeu ( Francia ) aparece un conjuro del tiempo de los druidas: «Vinieron de la inmensidad y esculpieron el Cielo en la Tierra». ¿Qué le sugiere?
- Lo que cuentan muchas otras culturas: «Los dioses bajaron a la Tierra. Algunos fueron maestros. Otros nos esclavizaron».
- El Popol Vuh, el libro sagrado de los mayas quichés añade: «Lo conocían todo, los cuatro puntos del cielo y la faz redonda de la Tierra». Aquellos indiecitos de mucho antes de Colón, ¿cómo podían saber que la Tierra era redonda?
- ¿Y cómo podían medir el tiempo con semejante precisión? ¿Cómo explicar el mapa de Piri Reis? ¿Cómo entender esos otros dioses con escafandra del Tassili, en Argelia?
- 1 de mayo de 1959, el astrofísico soviético I.S.Sklovsky habla por Radio Moscú y comenta: «En función de recientes observaciones, hemos de concluir que muy probablemente Fobos y Deimos son satélites artificiales puestos en órbita por una raza desconocida que habitó Marte hace dos o tres mil millones de años». ¿Los excesos de la Guerra Fría?
- Las grandes potencias han mentido sistemáticamente a la Humanidad. Lo hacen en todos los terrenos. La intoxicación es permanente. De vez en cuando, no obstante, alguien dice la verdad, pero muy de cuando en cuando...
- Isaac Asimov imaginó la astronave Tellur llegando al 'espacio cero' donde se producirá el primer contacto entre terrestres y extraterrestres, «fundado en el amor y la comprensión mutua». ¿Cómo lo imagina usted?
- Tal y como están las cosas, creo que tendrá que pasar mucho tiempo antes de que se produzca ese contacto de una manera pública y abierta. Sin embargo, las agencias de inteligencia militar de al menos tres países, ya tienen noticia acerca de la existencia de esas civilizaciones «no humanas».
- Mucho antes de que se pusieran de moda los X-Men, allá por los '70, Peter Kolosimo aseguraba que «Los espaciales están entre nosotros». ¿Usted también lo cree?
- No sólo lo creo, sino que he investigado varios casos en los que todo parece apuntar a la realidad de los infiltrados: seres no humanos que están mezclados en la red social de la Tierra.
Nació en Pamplona, en 1946. En 1972, el Destino con mayúsculas, según sus propias palabras, cambió su vida. Desde entonces, ha publicado cerca de cuarenta libros, y ha conocido la fama mundial -y la polémica total-, gracias a la saga Caballo de Troya.