29 mar. 2015

Cargas Emocionales.

1.- Herencia
Se considera que la herencia es un medio primordial en la transmisión de las cargas emocionales o a la predisposición hacia ellas de una manera específica. Se detallan y afirman esa posibilidad en la Ciencia Védica, Budismo, en la Psicología Conductual a través de la Teoría Transgeneracional, asimismo se estudia detenidamente en la técnica de la Biodescodificación. En este método de liberación nos basamos en las premisas védicas por su profundidad, amplitud y, sobre todo por su practicidad. Se considera que las cargas emocionales se heredan hasta la cuarta generación, asimismo nosotros tenemos las cargas emocionales potenciales o activas heredadas desde nuestros bisabuelos. El que las hayamos heredado no significa que la tengamos activas, estas actúan bajo circunstancias favorables hacia ellas; las mismas que dramatizaron nuestros ancestros. La herencia no está circunscrita a los cuadros emocionales, se amplían a todos los aspectos orgánicos, biotipológicos, costumbristas, intelectuales, espirituales, religiosos y sociales.

2.- Embarazo
Durante el embarazo podrían producirse hechos especiales que cargaría de elementos emocionales potenciales al feto, estas luego se activarían de manera fisiológica, activando circunstancias físicas patológicas o estados emocionales inadecuados. Discusiones, maltratos psíquicos y físicos, alimentos tóxicos, enfermedades, etc. Pueden alterar el desarrollo normal y reflejarse en la niñez y adolescencia.

3.- Nacimiento
Este suceso es un verdadero trauma para el ser. Todos los elementos involucrados en el proceso del nacimiento impactan al neonato dejando huellas en su psiques.

4.- Infancia
Los parámetros educativos familiares, los códigos y patrones de crianza de los infantes conforman el núcleo del aprendizaje y activación emocional futura de la persona. Se considera que los primeros 5 años son vitales en la formación de los condicionamientos emocionales, a través de los encargados de su crianza e interacción familiar continua.

5.- Compañías sociales, amistades
Durante las etapas siguientes de la vida la interacción social juega un papel importante para terminar el modelaje o la dramatización de los aspectos emocionales. Las amistades y las relaciones sociales determinan su estabilización.

6.- Medios de comunicación
Los medios sociales informativos y de entretenimiento son constantes moduladores de los estados emocionales ya establecidos. Funcionan como elementos “gatillo”, dramatizadores o alimentadores de toda la carga emocional.

7.- Fármacos y químicos
Muchos fármacos psicotrópicos y químicos (alcoholes, drogas, alucinógenos, sedantes, estimulantes, analgésicos) al alterar el nivel de conciencia y percepción producen restimulaciones, dramatizaciones, oclusiones, emponderamientos de los estados emocionales profundos.

8.- Alimentación, nutrición
El tipo de alimentación influye decisivamente en la manifestación de los estados emocionales, por cuanto la relación directa con la calidad del sistema nervioso a expensas de los elementos alimenticios producen a mediano plazo manifestaciones específicas y particulares de diversos estado emocionales que se traducen en una personalidad concreta. Esta última a su vez está basada en los cinco primeros puntos anteriores.