31 may. 2015

Efectos espirituales del habla

Una de las cosas que diferencia al ser humano de las demás especies es que podemos hablar para comunicarnos. La mayoría de nosotros habla de forma regular y durante el día. Con el tiempo, la manera de hablar de la gente ha cambiado. La forma en que algunas personas hablan es hostil y exagerada. Hoy en día, muchas personas hablan en voz alta para llamar la atención o para imponer sus puntos de vista. Insultar y decir malas palabras en la interacción social se ha vuelto muy común.

Nuestra investigación espiritual ha demostrado que la forma en la que hablamos lleva consigo sus propias vibraciones espirituales que nos afectan a nosotros y a aquellos alrededor nuestro. En este artículo exploramos los efectos espirituales de hablar en voz baja versus hablar en voz alta así como los efectos de usar un lenguaje inapropiado.

Investigación espiritual sobre los efectos del insulto o decir malas palabras
La mayoría de los idiomas tienen palabras que son consideradas inapropiadas. Estas palabras también son conocidas como malas palabras o lenguaje grosero y la gente suele utilizarlas para expresar emociones como enojo, frustración o sorpresa o para conseguir un resultado social como insulto, acoso o humor. Estudios recientes de conversaciones grabadas revelan que aproximadamente entre 80 a 90 palabras habladas diariamente (un 0.5% a un 0.7% de todas las palabras) son malas palabras, cuyo uso varía de entre el 0% al 3.4% (Ref: Jay T. (2009): The Utility and Ubiquity of Taboo Words (La utilidad y ubiquidad de las palabras tabú).

Desde una perspectiva espiritual, las intenciones comunes por detrás del insulto, como ser la búsqueda de atención o expresar sentimientos negativos, nos alejan de Dios hacia la Gran Ilusión (Māyā). Además, nuestra investigación espiritual ha demostrado, que las malas palabras por sí solas atraen energía negativa. Así como elNombre de Dios atrae frecuencias divinas, las malas palabras atraen frecuencias espirituales negativas. Esto significa, que con sólo decirlas sin ninguna intención subyacente tienen un efecto espiritual negativo.
A continuación compartimos una imagen basada en conocimiento sutil dibujada por la Señora Yoya Vallee quien tiene un sexto sentido avanzado de visión, y que muestra los efectos sutiles de decir groserías. Todas las imágenes basadas en conocimiento sutil obtenidas por Yoya son revisadas por Su Santidad Dr. Athavale antes de ser publicadas.
La precisión de la imagen de abajo es de un 80%, porcentaje que está muy por encima de la habilidad de un artista sutil o clarividente promedio.


A continuación se explica el dibujo basado en conocimiento sutil junto con la experiencia de la Sra. Yoya.
• El ego se activa cuando se insulta.
• Las vibraciones de los insultos generan energía de atracción (Ākarshaṇ-shakti) que atrae energía afictiva del ambiente.
• Un anillo de energía aflictiva se activa en la mente subconsciente (chitta).
• Debido al ego y los defectos a nivel mental, la energía aflictiva fluye al chakra localizado en la región del corazón (Anāhat) y hacia el chakra del entrecejo (Ādnyā) debido a los pensamientos.
• Energía aflictiva fluye de la persona hacia el ambiente contaminándolo espiritualmente.
El impacto negativo a nivel espiritual puede afectarnos también a un nivel psicológico o físico. Por ejemplo, uno puede tener más pensamientos negativos o se puede sentir náuseas.
Otro punto que la Sra. Yoya notó fue que no hay conexión con Dios al usar malas palabras debido a los defectos de egocentrismo, actitud de juzgar a otros, falta de respeto, presunción, etc. La persona que usa malas palabras incurre en pecados y su ego puede aumentar más.
Por ello, se recomienda evitar completamente el uso de malas palabras.

Investigación espiritual sobre los efectos de hablar en voz alta
Uno puede hablar en voz alta debido a que quiere atraer la atención de alguien o quiere discutir. Buscar la atención de otros es una señal de ego y discutir es un combustible para las reacciones negativas en la mente. Tanto el ego como las reacciones negativas nos alejan de Dios hacia la gran ilusión, además de generar vibraciones espirituales negativas.
Cuando hablamos en voz alta, es más fácil para que las energías negativas (fantasmas, demonios, diablos, etc.)nos afecten . Alguien que habitualmente habla fuerte es más susceptible de experimentar malestar espiritual.

A continuación, compartimos el conocimiento sutil de la Sra. Yoya Vallee sobre los efectos sutiles de hablar en voz alta.
•Un anillo de emoción se crea en el chakra del corazón (Anāhat) Una cobertura de energía negra se forma alrededor de la persona ya que hablar en voz alta es un indicativo de ego.
•Un anillo de energía negra se forma alrededor de la boca de la persona y un flujo de energía negra va del chakra Anāhat hacia la boca.
•La boca de la persona emite partículas de energía negra y energía activa hacia el ambiente. También, la persona emite ondas de ego debido al incremento de sus expectativas de otros.
En resumen, hablar en voz alta tiene un efecto espiritual nocivo. Por eso se recomienda no hablar en alto. Las personas que tienen una discapacidad auditiva hablan naturalmente más alto. Aquellos que hablan con estas personas también necesitan hablar en voz alta para que esa persona pueda escucharlos. En estos casos, no hay efecto espiritual nocivo.

Investigación espiritual sobre los efectos de hablar en voz baja
Hablar suavemente o en voz baja es complementaria al desarrollo de las cualidades espirituales como ser la actitud de escuchar, la humildad y la introversión. Por introversión nos referimos a la cualidad de ver hacia nuestro interior, tratar de estar en comunión con Dios y realizar todas las acciones con este objetivo en mente. Estas cualidades nos acercan más a Dios y nos ayudan en nuestra práctica espiritual. Por lo tanto generan vibraciones espirituales positivas.
Hablar habitualmente en voz baja nos ayuda en nuestra práctica espiritual y nos protege contra los ataques de energías negativas. Esa clase de lenguaje es mucho más agradable para aquellos que lo escuchan.
A continuación se muestra una imagen basada en conocimiento sutil dibujada por la Sra. Yoya Vallee sobre los efectos sutiles de hablar en voz baja. La veracidad de este dibujo es del 80%.


A continuación se explica el dibujo basado en conocimiento sutil junto con la experiencia de la Sra. Yoya.
•El ego es menor cuando se habla en voz baja porque se piensa en otros y se los respeta.
•El chakra del entrecejo (Ādnyā) genera vibraciones de emoción positiva en pequeña proporción y la persona emite algunas ondas y partículas de energía cuando habla con movimientos normales.
•La energía dominante es la Conciencia Divina (Chaitanya). La boca emite ondas de Conciencia Divina hacia el ambiente.
•Se forma una cobertura protectora de Conciencia Divina alrededor de la persona. También se genera y activa Conciencia Divina en el chakra Ādnyā.
Se recomienda entonces hablar en voz baja por los beneficios espirituales que se obtienen.

Por qué hablar en voz baja – experimento de la dimensión espiritual
Animamos a todos a realizar un experimento sutil de tal forma que puedan experimentar los beneficios de hablar en voz baja. Cante primero el nombre de Dios por unos minutos y después hable en voz baja por algún tiempo. Observe cómo se siente y después cante una vez más durante 1 o 2 minutos. Después hable en voz alta por algún tiempo y note cómo se siente. Al hacer esto, uno puede experimentar lo que sucede en la dimensión sutil cuando se habla en voz baja en lugar de hablar en voz alta.

Comparación – resultado sutil del insulto, hablar en voz alta y en voz baja
A continuación se muestra una tabla en la que se hace una comparación entre los efectos del insulto, hablar en voz alta y en voz baja:


Nota 1 – Al hablar de forma suave y tranquila cada acción del cuerpo, por ejemplo, movimientos físicos, expresiones en la cara, están en calma (estables).

Conclusión
Hablar suavemente y evitar usar malas palabras, nos ayuda a tener más Sattva y lo propio para quienes están a nuestro alrededor.
La práctica espiritual regular como el canto del Nombre de Dios crea una cobertura espiritual de protecciónalrededor nuestro que nos protege de elementos nocivos de la dimensión espiritual, como los que se generan cuando otros hablan en voz alta o usan malas palabras.
Hacer práctica espiritual de forma regular, ayuda a desarrollar nuestro sexto sentido y podemos comprender con profundidad lo que es sátvico y lo que es tamásico. Esto facilita hacer elecciones sátvicas como hablar suavemente puesto que interiormente entendemos la importancia de hacerlo.