6 may. 2015

El Ego: Falsas personalidades, emociones y sentimientos

Nosotros somos el resultado de nuestras vivencias, influencias y aprendizajes. Todo ello queda grabado en nuestro interior y modela nuestra manerade acturar en ciertas situaciones.Cuando sentimos emociones no estamos en el ego, porque el ego bloquea la emoción. Cuando una emoción surge, el ego rechaza la emoción. Piensa un momento en un niño inocente (que no conoce el ego), que se encuentra lleno de rabia porque le han quitado el juguete, ¿crees que el niño está pensando que no debería sentir eso? el saca toda su rabia y en un momento dado se calma totalmente. Cuando el miedo aparece en un adulto, el ego no quiere tener miedo, cuando la tristeza aparece, el ego no quiere estar triste. Eso produce que generemos distintas caras y personalidades.

Nuestra verdad proviene del corazón. Ahí está lo que realmente somos. Cuidado con las falsas personalidades que a veces nos hacen creer que somos, o que nosotros mismos pensamos que somos.Les comparto una nota interesante que distingue las diferencias entre sentimientos y emociones.

Para tratar esto, hay que entrar de lleno con nuestro ego, el ego es el constructor de nuestra personalidad, por eso esta se basa en un sutil mecanismo de defensa.

El ego nos crea un montòn de personalidades o màscaras distintas, somos uno con nuestros padres, otros con nuestros amigos, otros con nuestra pareja, otros en el trabajo, con nuestros hijos….etc. El ego es desde donde nos construimos estas múltiples personalidades, a través de nuestro condicionamiento y programaciones mentales que nos fueron implantados por nuestras sociedades y culturas. Se enraizan por medio de las emociones de las emociones negativas que nos han transmitido, tales como miedo, inseguridad, auto-desvaloraciòn, culpa, verguenza….etc. Emoción significa literalmente “perturbaciòn”, la palabra viene del latín, emovere, que significa “perturbar”. Todas ellas tienen en común que nacen de la mente.

Mientras que si nos esforzamos en enfocarnos en nuestro corazón conectamos con nuestro genuinos sentimientos, pues estos a diferencia de las emociones, son siempre positivos aceptaciòn, confianza, seguridad, amor…. todas ellas nacen del corazón y serán siempre positivas, nos conectan con nuestro verdadero Ser, con nuestra verdadera Esencia!

Se oye en muchas ocasiones decir, “El corazón es traicionero”, mas esto no es para nada cierto!, lo que ocurre es que quien así se expresa, confunde emociones con sentimientos…..y no es consciente tampoco, de que las primeras nacen de la mente, de nuestro ego, y los segundos, del corazón, que es el canal por el que se expresa la conciencia de tu verdadero Ser. quién eres en verdad!

Es a través de ir observándonos y escrutando nuestro interior como podemos ir deshaciendo nuestro condicionamiento mental y así también, nuestras falsas múltiples personalidades, hasta alcanzar un grado de naturalidad y espontaneidad similar a la de un niño. Namaste