30 may. 2015

En vacuidad renovamos la energía para lograr el cambio de paradigma

Pablo Sánchez

El ruido ajeno impide que uno se vacié y cuanto más te vacíes, más fácil será para el Cosmos crear una experiencia que encaje con tu necesidad. Es la explicación científica que confirma el valor de la Meditación como medio para vaciar tu mente de energía-aire-respiración, con el fin de que se vuelva a llenar con la Realidad Cósmica.
Como dijo un sufí: una taza llena no se puede llenar, primero hay que vaciarla. Así es la Mente. Todo en el universo irradia en el vacío del espacio.
Según Haramein, el nivel de sincronicidad está aumentando actualmente porque para el vacío es cada vez más fácil dar un feedback, es decir, una respuesta porque la gente se está “vaciando” de conceptos caducos.

Debido a nuestros hábitos mentales negativos, producidos por todo lo que aparece en nuestra mente de auto aferramiento, que al parecer, se percibe como si existiera. Esta apariencia es del todo errónea; De hecho, los fenómenos son totalmente vacíos de existencia propia. Los fenómenos existen sólo después de haber sido imputados por la mente. Familiarizándonos con esta verdad podemos erradicar el auto aferramiento, la raíz de todas las perturbaciones mentales y de todas las faltas.
Durante el día, cuando no estamos meditando, debemos esforzarnos por reconocer que todo lo que aparece en nuestra mente carece de existencia verdadera. En sueños, las cosas aparecen con nitidez, como si fueran reales, pero al despertar, de inmediato somos conscientes de que los objetos percibidos en el sueño no eran más que apariencias mentales, que no existían por su propio lado. Hemos de considerar todos los fenómenos del mismo modo. A pesar de que aparecen con viveza en nuestra mente, carecen de existencia inherente.

Qué ocurre al vaciarse con las energías:
1) Todo faltante tiende a ser cubierto. El universo equilibra o llena cualquier faltante. Por tanto esto está relacionado con si vemos la botella medio llena o medio vacío. Todo es cuestión de conciencia.
Eliminar los faltantes está relacionado con el deseo, mejor dicho, con la ausencia de deseo. Con agradecer más y pedir menos. (de desear-ego, no de necesitar-Ser)
2) Todo vacío tiende a ser llenado. Dejar de buscar para vaciarse y poder llenarse. Es romper paradigmas viejos y abrazar nuevas formas conscientemente, que nos hagan más Humanos.
3) Todo espacio vacío puede ser un recipiente energético.
Vaciarse conscientemente nos conduce a llenarse con energías limpias.
4) Las energías tienden a tomar la forma del recipiente. ¿Forma
esférica de la esfera de consciencia? La esfera es el recipiente más equilibrado en lo que se refiere a la conservación de la energía.
5) Las energías siempre fluyen de lo lleno a lo vacío. Sólo se puede recibir de donde hay y fluir a donde hay una necesidad del Ser, pues es la que creó el vacío. No irá a donde el ego tiene sólo deseos, pues estos no crean vacío.
6) Un recipiente lleno no admite más energías. Parece obvio, pero no lo es. Se me ocurre que a veces nos inundan de mucha información, pero nada más sabremos si no dejamos espacio para nuevas perspectivas. De nuevo vaciarse.
7) El vacío es el estado de mayor concentración de energías vacuas. Por el punto 5, las energías fluyen de lo lleno a lo vacío. Por tanto se da la paradoja de que el vacío es el estado más lleno de energías vacuas.
8) La mayor vacuidad absorbe a la menor vacuidad. Recuerdo el centro de gravedad formado, a mayor certeza, mayor fuerza.

Dejar de buscar para vaciarse y poder llenarse con energías limpias, para encontrar.

El vacío es a la materia, como la Obscuridad a la Luz.
Del vacío parte la energía y, ésta tiende a proyectarse, a crear.

La Vacuidad contiene, espacio virgen por manifestar, universos por diseñar, energía por proyectar.

Podriamos decir que el vacío es el espacio dimensional virgen, es decir, materia aún no manifestada a la espera de la energía Taquiónica que la proyecte.

“En meditación cuando logramos el estado de Vacuidad, es cuando hacemos el viaje de la mente de auto aferramiento al corazón, transmutando el pensar en sentir, el miedo en amor, llenándonos de renovada energía Pranica, para alcanzar nuevos arquetipos y un cambio de paradigma.”