3 jun. 2015

Cómo son las personas Narcisistas??

Psicología & Mente

Las personas narcisistas no suelen frecuentar las consultas de los profesionales de la psicología y la salud mental, pero es bastante común que algunos pacientes refieran problemas a raíz de la convivencia con personas de perfil narcisista. Asimismo, existen personas con Trastorno Narcisista de la Personalidad en muchos ámbitos, y por supuesto también en la vida pública o en los medios de comunicación.

¿Qué es el Narcisismo?
Solemos asociar el Trastorno Narcisista de la Personalidad con personalidades del mundo de la farándula: artistas, actores, cantantes, intelectuales… Son aquellos personajes que, como se dice coloquialmente, “se les ha subido la fama a la cabeza”.
Por supuesto, el narcisismo no está directamente vinculado con la posición socioeconómica acomodada de una persona, sino con la autopercepción del individuo (esto es, la percepción de su valía, independientemente de su posición social o económica). La verdadera esencia del Trastorno Narcisista de la Personalidad radica ahí: la persona narcisista está absolutamente convencida de que uno mismo es superior a las demás personas. El narcisista se compara sistemáticamente con las personas que le rodean, y no ve a nadie por encima de él, pero sí coloca a muchos (o incluso a todos) por debajo.

En términos más técnicos, el narcisismo se caracteriza por ser un patrón general de grandiosidad, escasa empatía en las relaciones personales, y necesidad de ser admirados por los demás.

¿Cómo es una persona narcisista?
Las personas que padecen el Trastorno Narcisista de la Personalidad suelen mostrarse como individuos con una férrea autoestima. Esta alta confianza en sí mismos no les convierte en mejores personas, puesto que en el ámbito de las relaciones interpersonales, tienen carencias importantes.
El narcisista necesita considerarse siempre en un plano superior a otras personas, bien porque no soporta algún rasgo de estos allegados, o bien porque se ha desvinculado de su antiguo contacto con ellas. A causa de esta desvinculación afectiva hacia los demás, las personas con Trastorno Narcisista de Personalidad carecen de un interés auténtico por los demás, que podemos resumir por su escasa empatía. No se muestran muy preocupados por lo que pueda sucederles a personas de su entorno, sino que focalizan toda su atención en sí mismos.
Solo aprueban a terceras personas cuando éstas giran alrededor de su órbita, cuando les refuerzan positivamente a base de halagos y ratifican así su autopercepción y sus aires de grandeza. Desgraciadamente, es común que algunos familiares y amigos de las personas narcisistas cumplan este rol de “admiradores” incondicionales, sorprendidos por el halo de confianza que desprende el narcisista.

La personalidad del narcisista y su día a día
Las personas que sufren algún grado de Trastorno Narcisista de la Personalidad exportan su manera de ser autosuficiente y los aires de grandiosidad más allá del entorno familiar. Habitualmente son individuos que se desarrollan en la vida y sacan partido de su manera de pensar sobre sí mismas.
Es frecuente que las personas narcisistas no se sientan nada cómodas cuando tienen que viajar en transporte público o cuando tienen que ingresar en un hospital, porque tenderán a pensar que merecen un mejor trato o se quejarán si no les conceden ciertos privilegios. En el caso de que tengan un buen trabajo, suelen emplear su dinero para comprar relojes, zapatos, ropa o coches deportivos de alto standing, porque consideran que son merecedores de estos distintivos: su estatus y la imagen de éxito es muy importante para un narcisista.

El discurso del narcisista tiende a ser autorreferencial. La persona narcisista espera que sus palabras reciban una atención superior; no es raro que sean petulantes hablando sobre sí mismos, sobre su vida, su opinión (indiscutible) sobre las cosas, exigiendo atención plena a todo lo que dice.
Aunque estamos acostumbrados a ver personas de perfil narcisista en la televisión o en el cine y podemos incluso considerarlos graciosos y excéntricos, lo cierto es que el trato personal rutinario con una persona con Trastorno Narcisista de la Personalidad es realmente irritante. Además de su conducta egocéntrica que ya hemos comentado, también se caracterizan por ser personas muy rencorosas, y suelen mantener actitudes de resentimiento y venganza hacia los demás. Suelen disfrutar haciendo sentir mal a otras personas, de este modo engrosan su ego y su sentimiento de superioridad. Son competitivos y si creen que alguien puede hacerles sombra, intentarán socavar el prestigio y la reputación de esa persona.

Resumen
Criterios diagnósticos del Trastorno Narcisista de la Personalidad
Según la clasificación elaborada y publicada en el DSM-V-TR, el Trastorno Narcisista de la Personalidad tiene los siguientes señales que pueden ser útiles a los profesionales de la salud mental a la hora de establecer un diagnóstico:
•Sienten un excesivo sentido de grandiosidad
•Están permanentemente preocupados por fantasías de poder, éxito, belleza o amor
•Son personas que se creen especiales y que intentan que su estatus sea reconocido
•Exigen una admiración excesiva por parte de los demás
•Manifiestan su sensación de “estar en su derecho”. Esto es, tienen expectativas irracionales sobre el trato que merecen
•Sacan provecho de las demás personas para sus propios fines (maquiavelismo)
•Falta de empatía, es decir, son incapaces de identificarse o reconocer los sentimientos y emociones de las demás personas
•Sienten envidia de los demás, o creen que los demás sienten envidia
•Tienden a ser arrogantes
________________________________________
Referencias bibliográficas:
•AMERICAN PSYCHIATRIC ASSOCIATION (APA). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-IV-TR. Barcelona: Masson. 2002.
•NHL.NIH.GOV (MEDLINEPLUS). Trastorno de Personalidad Narcisista. Rescatado de: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000934.htm