12 ago. 2015

Siete consejos de grandes sabios de la historia

Gustavo Álvarez

Esta lista desborda sabiduría milenaria, no importa quien seas, a qué religión pertenezcas (si es que eres religioso) o cuál sea tu propia historia, seguro te podrás identificar con al menos uno de estos sabios y sus profundos consejos.
Espero que puedas usar esta información para comenzar el “viaje hacia ti mismo”, por así decirlo. Porque a la hora de la verdad, de eso se trata el viaje hacia la sabiduría, es un viaje hacia el autodescubrimiento.

1. Tu eres tu mejor amigo – Chogyam Trungpa

Chogyam Trungpa era un Maestro Tibetano de Meditación Budista que cambió la historia del mundo al traer muy de cerca las enseñanzas Budistas al occidente. Es alguien que ha inspirado a muchas personas a tomar el paso más sencillo, y el más importante, de la práctica espiritual, el paso de volverse amigo de uno mismo.

Tú eres quien más sabe acerca de ti mismo.
Nadie conoce mejor que tú la luz que llevas dentro, y nadie conoce mejor que tú los rincones más profundos y oscuros de tu ser. Tenemos dos opciones, o nos convertimos en nuestros mejores amigos o en nuestros peores enemigos. Y la verdad de las cosas es que muchos no somos nuestros mejor amigos. Nos criticamos, maltratamos a nuestro cuerpo y a nuestra mente, muchas veces sin siquiera darnos cuenta. Volvernos amigos de nosotros mismos logramos enfrentar el miedo, la rabia y a tolerar las imperfecciones de nuestro ser sin hacernos daño y sin dañar al mundo. Comprenderemos que nuestros mayores obstáculos no se encuentran afuera, sino dentro y al analizarnos cercana y honestamente, con atención plena, lograremos desarrollar una mejor autoconciencia, autocompasión y amor propio. Así encontraremos que el único y gran amigo que siempre hemos necesitado somos nosotros mismos.

2. Disolución del ego – Buda
El Buda (entre otros líderes espirituales) enseñó que el ego es el único y gran obstáculo entre nosotros, el descubrimiento de nuestra esencia y la iluminación.

“Felices son aquellos que han superado sus egos; felices son aquellos que han alcanzado la paz; felices son aquellos que han encontrado la verdad” – Buda.

El ego es el “Yo” ilusorio que está presente en todo lo que hacemos. Nos hace sentir separados de lo que nos rodea, crea hostilidad entre las personas, nos vuelve críticos de nosotros mismos y nos fomenta la resistencia al curso natural de las cosas. Es por esto que Buda y varios maestros Yoguis Hindúes anteriores a él usaban la meditación y otros métodos de auto-exploración con el fin de ir sistemáticamente desmantelado al ego.
Si miras tu vida de cerca verás que muchas cosas negativas te han sucedido por la influencia del ego. Quizás tome algo de tiempo, pero si trabajas con diligencia para reducir el control que el ego tiene sobre ti, poco a poco te darás cuenta de la mayor sensación de paz y unidad que tienes con el mundo.

3. Ama. Ámate a ti mismo, ama a tu vecino, ama a tu enemigo, ama a todos – Jesucristo
Es un poco difícil saber exactamente qué cosas dijo Jesús en realidad, y cuáles simplemente se le atribuyen por los editores de la Biblia, pero una cosa está muy clara: Jesús era un maestro muy amable e iluminado.

“Ámense los unos a los otros. Como yo les he amado a ustedes, deben amarse los unos a los otros.”

Sus enseñanzas más icónicas probablemente son las que hablan acerca del amor y la igualdad. Jesús trataba a todos por igual, aunque fueran cobradores o prostitutas. El entendía que todo irradian la misma luz, y trataba a todos como tal.
Muchos de los conflictos que surgen en el mundo actual se producen porque las personas piensan diferentes las unas de las otras.
Al seguir el camino del amor, el autodescubrimiento y la disolución del ego todos nos podemos dar cuenta de la interconexión que existe entre todos los seres, vivientes y no vivientes, y éste camino lleva a la paz y a la felicidad.
El gran camino es el amor, y la forma de cultivar el amor es mediante la comprensión.

4. Todos somos uno – Rumi
Cuando el poder del amor, supere el amor por el poder, el mundo conocerá la paz.

El místico Jalal al-Din Rumi, comúnmente referido como “Rumi”, ha generado un gran impacto tanto en el Este como en el Oeste. Rumi logró unir, no sólo a muchas personas, sino que a muchas naciones y religiones durante su vida y también luego de su muerte.
Las enseñanzas de este maestro están dirigidas hacia el remover aquellos obstáculos que existen entre tu y el darse cuenta del amor perfecto de Dios.Generalmente el camino hacia esto es el servicio hacia los demás.
Rumi fue conocido por promover la igualdad entre la personas, independiente de su nacionalidad, su religión y su tradición. El entendía que todos tenemos el mismo origen y que eso nos vuelve una gran familia. Vivir de esta manera nos traerá gran alegría, versus vivir la vida pensando que los que habitan el país vecino son una raza completamente distinta de ser humano, absolutamente diferente a ti y contrario a ti. Vivir de esa manera no sólo daña a aquellos que sientes como tu opuesto, sino que también a ti mismo y a quienes amas.
Vivir con amor, comprensión y compasión por los otros, incluso si son de diferentes culturas, religiones, tradiciones, es la forma de vida que trae mayor paz al mundo.

5. Darse cuenta de sí mismo como un reflejo del todo – Alan Watts
El estilo de enseñanza del filósofo Alan Watts se caracterizaba por utilizar analogías, una de mis favoritas es la analogía que utiliza para explicar nuestro lugar en el mundo o “nuestra verdadera naturaleza”:
“Es como si tomaras una botella de tinta y la tiraras contra la pared. ¡Paf! Y toda la tinta se esparce. En el medio está más denso, pero comienza a correr y a esparcirse más, las gotitas se tornan cada vez más delgadas y crean patrones cada vez más complejos ¿cierto? De la misma manera, en un inicio hubo un Big-Bang, el cual se fue esparciendo. Nosotros somos los pequeños patrones complejos al final de este. Hace billones de años tú fuiste un Big-Bang, y ahora eres un ser humano complejo. Pero tú te sacas de este panorama y dejas de sentirte como parte de este todo, pero lo eres. Tu eres el Big- Bang, la fuerza original del universo, representada en quien quiera que seas”
En otras palabras, toda la vida existe dentro de nosotros al mismo tiempo – cada uno de nosotros. Todos somos el reflejo perfecto de la maravilla completa de la vida.

“Tu eres una función de todo lo que está haciendo el universo, de la misma manera que una ola es una función de todo lo que está haciendo el océano.” – Alan Watts

Pasamos tanto tiempo preocupados por cosas pequeñas, dándonos golpes a nosotros mismos por errores pequeños y por nuestras imperfecciones, nos lamentamos por el pasado y no dejamos de preocuparnos por el futuro.
Casi ninguno de nosotros, si es que alguna vez ocurre, nos tomamos un segundo para parar, sentarnos y contemplar las maravillas del momento y para sentirnos como una parte inseparable de ese hermoso momento. Intenta vivir de manera que esta toma de conciencia ocurra en cada momento, esto traerá gran alegría a tu vida.

6. La sabiduría se encuentra en nuestro día a día – Meister Eckhart
Meister Eckhart era un Cristiano místico que vivió entre los siglos 13 y 14. Desde su muerte su popularidad e influencia ha crecido enormemente, por ejemplo, el sabio moderno Eckhart Tolle en realidad nació llamándose Ulrich Leonard Tolle, pero cambió su nombre gracias a la gran inspiración que siente por el sabio de siglos anteriores.

“La espiritualidad no se aprende al aislarse del mundo, o al huir de las cosas, o al volverse solitario y lejano al resto del mundo. En vez, debemos aprender a encontrar la sabiduría de la soledad dentro de nosotros mismo, donde quiera y con quiera que estemos. Debemos aprender a penetrar las cosas para encontrar a Dios ahí.” – Meister Eckhart

Meister Eckhart, descubrió que la práctica espiritual basada en la vida cotidiana puede ser aún más provechosa que aquella que se basa en la tradicional práctica de reclusión y contemplación que muchos buscadores de espiritualidad han decidido seguir.
Este maestro es uno, entre otros, que nos muestran la importancia de encontrar aquella sabiduría que descubrimos en soledad, en nuestra vida diaria, independiente de dónde, cuándo y con quién.

7. La vida es una meditación – Huineng
Que tu mente descanse.

Huineng es el 6to y último patriarca de la práctica zen, y es la persona que muchos consideran como el padre del Budismo Zen moderno.
Huineng enseñaba que la meditación debería ser practicada en todos los momentos, no solamente durante los momentos formales de práctica. Ponía énfasis en el hecho de que es la actitud de la mente lo que es más importante, y no la postura ni la posición física. Esto es porque la verdad se puede descubrir sea que nos encontremos sentados, caminando o acostados. ¿Cuál es esa actitud de mente? es la atención plena. ¿Qué significa esto? Significa vivir cada momento conscientemente, consciente de tus pensamientos, tus palabras, tus acciones y el significado más profundo de cada uno de ellas. Si somos diligentes y cuidamos cada una de estas áreas de nuestro ser dejaremos espacio para cultivar la paz y la alegría. Si no lo somos, dejaremos espacio para cultivar la discordia y la acción poco hábil.

“Cuida tus pensamientos, se convierten en palabras. Cuida tus palabras, se convierten en acciones. Cuida tus acciones, se convierten en hábitos. Cuida tus hábitos, se convierten en tu carácter. Cuida tu carácter, se convierte en tu destino.”