21 abr. 2009

Feng Shui para Interiores



La Teoría del Color Chino puede mejorar tu chi y tu buena suerte.

Los colores interiores de la casa influyen en nuestro chi, frecuentemente a un nivel mayor que los colores del exterior de la casa o los de nuestra vestimenta. Esto se debe a que permanecemos una gran cantidad de nuestro tiempo en interiores o sitios cerrados, sin cambiar el color de la pared de nuestro dormitorio, de la misma forma en que cambiamos nuestros vestidos.
Este es el reino verdadero del feng-shui, la teoría china del color y la práctica de cómo el chi de nuestros alrededores influye en nuestro propio chi. En la práctica del feng-shui, la filosofía del color es una consideración importante cuando se pinta el interior de una casa o de una oficina. Un experto en feng-shui ocasionalmente aconsejará a una persona para que use o no algunos colores.
Siempre estaremos influenciados por los colores de nuestros alrededores, pero la extensión de dicha influencia dependerá del estado en que se encuentra el chi de cada persona, el cual puede ser bueno o malo. Si tomamos el ejemplo de dos casas idénticas, cada una con un feng-shui que va de acorde con esta ciencia – tal vez tiene puertas mal ubicadas, corredores angostos, o colores infortunados – pero cada una de las casas esta ocupada por una pareja diferente, puede entonces que encontremos dificultades de pareja mayores en una, más que en la otra. Esto tal vez es porque el chi de la primera pareja puede que no sea bueno mientras que el de la otra pareja si lo sea.
Si el chi de un inquilino es bueno, nada malo pasará justo en esos momentos. Pero en el caso de un chi personal que no esté nada bueno, puede que haya peleas continuas, enfermedades, crisis financieras, y hasta un eventual divorcio. La pareja con el chi bueno también puede ser afectada por el feng-shui que tengan en su hogar, pero esto tomará un período de tiempo más largo. Gradualmente, después de 5 a 10 años, sus problemas personales empeorarán y cada vez serán más complicados.
Así es que la gente que tiene un chi malo sufrirá las consecuencias de un feng-shui desequilibrado de una manera casi inmediata. El Feng-Shui afecta a las personas sin importar si su chi es bueno o es malo, pero el período de tiempo que puede tomar el impacto de un feng-shui negativo será diferente, tomando así mucho más tiempo para aquellos que presentan un feng-shui bueno, que para los que tienen uno indeseable.
Los colores con los que pintamos nuestros hogares y lugares de trabajo afectan nuestro chi. Algunos nos deprimen, relajan o estimulan. Los mejores colores para el interior de una casa son el azul y el verde claro. Estos son colores relajantes que ayudan a aliviar el estrés. El verde y el azul claro también son buenos colores para los dormitorios.
El escoger los colores es un esfuerzo personal muy fuerte. Algunos de los colores sugeridos acá pueden que no vayan de acuerdo con sus propias consideraciones del color. Si usted opta por no usar un color como una cura para mejorar su feng-shui y chi, simplemente escoje sus colores favoritos, aquellos que lo hacen sentir cómodo y feliz. ( Evite el negro como un color predominante – es un signo de depresión y autodestrucción ).
Sin embargo, si usted está buscando mejorar la armonía de su hogar, trate de usar la teoría china del color para ayudar a mejorar su chi y su buena suerte.
Los colores interiores nos afectan bastante. Ellos pueden ser usados para crear una respuesta deseada. Estos son los colores que establecen la atmósfera de una casa o un lugar de trabajo. Si usted escoge usar la teoría del color de Lin Yun en su hogar u oficina, existen numerosos métodos de los cuales se pueden escoger los más apropiados.