30 nov. 2008

Los Inicios de la Parapsicología


Parapsicología, estudio científico de los fenómenos llamados paranormales, es decir, aquellos no explicables mediante teorías físicas, biológicas o psicológicas. El nombre de esta disciplina proviene de la Sociedad de Investigación Psíquica, institución fundada en Inglaterra en 1882 y en Estados Unidos dos años después; ambas continúan publicando en la actualidad sus resultados.

Los parapsicólogos estudian dos tipos de fenómenos: la percepción extrasensorial (ESP), o adquisición de información por medios no sensoriales, y la psicoquinesia (PK), capacidad de modificar objetos a distancia por medio de fuerzas ajenas al sistema motor.
La parapsicología también investiga temas ocultistas, como la comunicación con el más allá (espiritismo), la creencia en la vida después de la muerte, las facultades de los clarividentes o médium, la levitación, las apariciones, los poltergeist (psicoquinesia involuntaria) y las experiencias de proyección extracorporal, conocidas como viajes astrales.


DESARROLLO HISTÓRICO.

Desde mediados del siglo XIX, la fotografía de espíritus o fotografía psíquica , fue una rama fundamental de la investigación parapsicológica. No sólo se fotografiaban humanos fallecidos, también objetos invisibles con ayuda de los propios espíritus, o, como propusieron varios investigadores, gracias a las capacidades de los fotógrafos. El estudio de la hipnosis fue uno de los primeros éxitos de la Sociedad de Investigación Psíquica británica, cuyas investigaciones y conclusiones fueron posteriormente reclamadas para la medicina y la psicología. Esta sociedad también estudió de forma orgánica y sistemática los fenómenos que se manifestaban en las sesiones de espiritismo, muy populares en aquella época, y los clasificó en físicos y mentales:los físicos, o PK, se refieren a la posibilidad de mover objetos -telequinesia- o interferir en procesos físicos con el poder de la mente. Los mentales, o ESP, incluyen la telepatía, la clarividencia y la precognición o adivinación.

Una de las primeras investigaciones de campo fue la que llevó a cabo el físico y químico inglés William Crookes sobre los fenómenos que se producían en las sesiones del médium escocés Daniel Dunglas Home. Home celebraba sus sesiones a plena luz y su validez nunca había sido puesta en duda. Por otra parte, se llevaron a cabo estudios sobre los contenidos de las expresiones verbales utilizadas por los médium. El más relevante fue el de Leonore Piper, médium espiritista cuyos aparentes dones serían analizados por el psicólogo estadounidense William James. Otras investigaciones se centraron en las experiencias psíquicas que al parecer se producían en la vida cotidiana y evaluaban con estricto control a las personas que aparentemente poseían notables capacidades de percepción extrasensorial. A consecuencia de este tipo de estudios, se llegó a aceptar la existencia de la telepatía.

En los experimentos sobre percepción extrasensorial, Rhine (NOTA: LABORATORIO DE RHINE, en 1934 se fundó en la ciudad de Durham (Carolina del Norte) el primer laboratorio de parapsicología del mundo. Bajo la dirección del psicólogo estadounidense Joseph Banks Rhine, se desarrollaron métodos cuantitativos basados en estadísticas y cálculos de probabilidades que impulsaron el estudio sistemático de la parapsicología.) y sus colaboradores utilizaron barajas especiales, denominadas cartas de Zener, con cinco diseños (estrella, círculo, cruz, cuadrado y líneas onduladas) que debían ser adivinados por un grupo de individuos. Adivinar hasta 5 de los naipes barajados se consideraba producto del azar; sin embargo, 6 de 10 superaba los resultados previstos por el cálculo de probabilidades, lo que para Rhine significó la existencia de una percepción extrasensorial. Otra prueba que llevaron a cabo fue el lanzamiento de dados contra la pared o volcados en una caja en movimiento, experimento sobre psicoquinesia; en estas pruebas encontraron una aparente relación entre el esfuerzo mental que hacían los individuos para que un determinado número apareciera y las veces que de hecho ocurría esta situación. Los resultados que Rhine obtuvo no eran atribuibles al azar y sus fluctuaciones.

Años después se fundaron algunos centros de investigación independientes, como la Sociedad Americana de Parapsicología, con sede en Nueva York. La primera plaza de profesor de esta disciplina se creó en la Universidad de Cambridge (Reino Unido) a finales de la década de 1970. Anteriormente, en 1957, se había fundado la Asociación Internacional de Parapsicología, cuyo reconocimiento académico llegó en 1969 al ser admitida por la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia. No obstante, figuras prestigiosas de la teoría de la ciencia, la física y la filosofía, como Mario Bunge, han criticado con dureza el apoyo institucional a las investigaciones que no cumplen las garantías mínimas de objetividad para poder ser consideradas científicas, y que hoy siguen siendo, pese a su camuflaje paracientífico, engañosas.

Espiritismo, doctrina según la cual los muertos pueden entrar en contacto con los vivos, por lo general a través de un clarividente o médium; son también las prácticas de quienes profesan esta doctrina.
Aunque el espiritismo se ha practicado bajo una forma u otra desde los tiempos prehistóricos, el espiritismo moderno es el resultado de ciertos sucesos acaecidos en el siglo XIX y la investigación de los mismos. Alrededor de 1848, una supuesta niña médium, Margaret Fox, fue explotada por su hermana y su padre en Estados Unidos, dando origen a una serie de sorprendentes historias que propiciaron la creación de una "religión" espiritista. Esta iniciativa cobró impulso a través de los escritos de otro médium, Andrew Jackson Davis, que afirmaba ser capaz de realizar en estado de trance ciertas proezas intelectuales imposibles en su vida normal. En esa misma época, el cirujano británico James Braid ofreció una explicación científica para el fenómeno de la hipnosis y sentó las bases para la práctica de esta técnica moderna.

En 1872 un ex sacerdote británico llamado William Stainton Moses, comenzó a editar la revista de espiritismo Light y escribió varios libros sobre el particular. Este movimiento quedó públicamente desacreditado tras la aparición de numerosos charlatanes cuyas demostraciones resultaron ser puros trucos de prestidigitación. La propia Margaret Fox, ya adulta, admitió que había empleado trucos para simular los "golpes en la mesa". Sin embargo, prestigiosos investigadores intuyeron que tras los relatos ofrecidos por otros médiums había cierta verdad. La Sociedad para la Investigación de los Fenómenos Físicos, fundada en Inglaterra en 1882, dedicó parte de sus fondos al estudio de este fenómeno.
Estas investigaciones recibieron el apoyo de eminentes personajes, entre los que figuran los escritores británicos, sir Arthur Conan Doyle y sir Oliver Lodge. No hace muchos años, el ex obispo James Albert Pike, en colaboración con un ex ministro de los Discípulos de Cristo y destacado médium, Arthur A. Ford, intentó comunicarse con su difunto hijo.
Una sesión de espiritismo puede practicarse tanto en una iglesia espiritista como en una casa particular. La sesión, en la que el médium intenta entrar en contacto con los espíritus de los muertos a través de un "guía" o espíritu que se supone está en continua comunicación con el médium, suele ir precedida de himnos y oraciones. Hablando con frecuencia, aunque no es necesario, en estado de trance, el médium transmite mensajes de consuelo y saludos de los parientes y amigos muertos; estas sesiones pueden ir acompañadas de manifestaciones físicas, como apariciones y golpes en la mesa.

Rhine, Joseph Banks (1895-1980), psicólogo estadounidense, pionero de la investigación parapsicológica en su país. Nacido en Juniata Country (Pennsylvania), estudió en las universidades de Chicago, Harvard y Duke. De 1928 a 1950 impartió clases de psicología en la Universidad Duke de Durham (Carolina del Norte). En 1934 fundó en esta ciudad, junto al psicólogo William McDougall, el primer laboratorio de parapsicología del mundo, que dirigió desde 1940 hasta 1965, año en que el laboratorio se transformó en el Instituto de Parapsicología. Sus trabajos sobre percepción extrasensorial, o ESP, y psicoquinesia se basaban en una amplia serie de investigaciones y experimentos cuantitativos (valiéndose de estadísticas) sobre telepatía, clarividencia y precognición (véase Adivinación). Sus obras incluyen: Percepción extrasensorial (1934), El poder de la mente (1947) y Parapsicología, ciencia en las fronteras de la mente (1957).

Hippolyte Baraduc “el Joven” (1850-1909). Fue un investigador francés de lo oculto. En 1895 presentó a la Academia de Medicina una memoria sobre “fotografía de pensamientos”llamándola imnografía (del griego descripción de imágenes).
Sus investigaciones fotográficas inspiraron a otros investigadores (Besant y Leadbeater) para trabajar en el mismo campo bajo el nombre "formas de pensamientos".

Al hacer fotografías junto al lecho de muerte tuvo Baraduc la impresión de haber observado algo nebuloso y amorfo, que abandonaba al cuerpo en el momento de morir. El biómetro construido por Baraduc sirvió para “demostrar” una especie de aura existente fuera del cuerpo humano.
Su más profunda investigación comenzó cuando al acercarse al ataúd de su hijo André sintió una fuerte descarga observando al mismo tiempo una extraña bruma que lo rodeaba. Posteriormente realizó con el cadáver de su esposa una serie de fotografías que darían la vuelta al mundo, y todavía hoy son objeto de polémica, haciendo que sus obras sean reeditadas en la actualidad.


ANEXO: FENÓMENOS PARAPSICOLÓGICOS

Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta la parapsicología es al desconocimiento general de términos, incluso alguno de ellos se utiliza de forma errónea, aumentando así el sentimiento de aglomerado de palabras sin sentido.

Quizás los propios investigadores junto a los medios de comunicación han ayudado para que este caos continúe o aumente en los últimos tiempos, vamos hoy a intentar explicar de forma sencilla y escueta qué son los fenómenos parapsicológicos y en que apartados se dividen.


Fenómenos parapsicológicos:

Son aquellos fenómenos que por sus características no son captados o producidos por ninguno de los cinco sentidos conocidos, serían producidos-captados por otros sentidos hasta hoy no aclarados científicamente.
Se pueden dividir en dos subgrupos:

• Fenómenos que no pueden ser objetivados.
• Fenómenos que pueden ser objetivados.
• 1.Fenómenos que no pueden ser objetivados:
Este tipo de fenómenos no actúan sobre la materia, por lo tanto no pueden ser objetivados por la persona, son llamados Fenómenos de percepción extrasensorial, a su vez se dividen en dos grandes grupos: Telepatía y Clarividencia.

Telepatía:
En este fenómeno la información se establece de cerebro a cerebro, es decir, es necesario un cerebro emisor y un cerebro receptor. Este es un dato importante y que diferencia una serie de experiencias de otras. Existen diferentes formas de manifestación: a través de ouija, escritura automática, inducción directa, etc.

Ouija:
También conocida como vasografía, inventada por Elijah J.Bond y William Fuld en Baltimore (EE.UU.), aunque ya utilizada en la Grecia clásica, Pitágoras realizaba sesiones de contacto a través de una mesa mística. A pesar de ser muy conocido es muy impopular dentro del mundo esotérico, ha estado asociado desde sus comienzos al espiritismo y a la comunicación con los muertos, encontrando en estos contactos experiencias gratificantes y otras muy traumáticas. Se trata de un trozo de madera donde se han dibujado las letras del alfabeto, los números del 0 al 9 y algunos signos ortográficos, últimamente también se introducen las palabras: si y no. Los participantes colocan el dedo índice de su mano derecha sobre una copa o vaso, éste se deslizará hasta una letra, poco a poco se irán componiendo palabras y fases en caso de haber establecido contacto.

Escritura automática:
Es otra de las técnicas más populares, se trata de realizar una pequeña relajación, se toma un bolígrafo y se apoya sobre un hoja en blanco, manteniendo el brazo completamente relajado y la mano sin presionar la pluma, y a esperar. Al principio se trazarán garabatos ininteligibles que poco a poco se convertirán en palabras y frases.

Clarividencia:
En el caso de la clarividencia no hace falta un cerebro emisor, la persona percibe datos o hechos desde la realidad objetiva sin determinar los medios. Se divide en dos grupos: clarividencia en el espacio: la persona recibe una información que está ocurriendo en ese mismo momento en otro lugar determinado y la clarividencia en el tiempo: la persona recibe la información de fenómenos que ya han sucedido: retrocognición o de hechos que han de ocurrir: precognición.
En 1930 la universidad de Duke cedió un espacio para las investigaciones paranormales, Joseph Banks Rhine se hizo cargo del mismo, desde un primer momentobuscó una forma de cuantificar el fenómeno de la clarividencia, junto a su ayudante Zener lo lograron poco tiempo después a través de las cartas mundialmente conocidas. Se trata de una baraja con cinco símbolos: un cuadrado, un círculo, una estrella de cinco puntas, tres rayas onduladas superpuestas y una cruz. Suponiendo que al lanzar una moneda al aire existe el 50 por ciento de que caiga cara o cruz y trasladándolo a las cartas, cada símbolo tendría que salir una vez cada 5 tiradas (tirando 100 cartas), por lo tanto el número de aciertos debido al azar sería de un 20%. Si los aciertos estaban por encima de ese tanto por ciento el azar dejaba paso a la clarividencia. También se dieron cuenta de ciertos aspectos importantes, cuando la persona estaba interesada en el tema los aciertos aumentaban de forma significativa, por lo tanto la carga emocional también contaba en esta serie de fenómenos.


2.Fenómenos que pueden ser objetivados:

Son aquellos fenómenos parapsicológicos que inciden directamente sobre la materia, sin mediar en ello ninguno de los cinco sentidos conocidos y que trascienden las leyes de la naturaleza. Son también llamados fenómenos psi-kappa (PK), suelen producirse de forma espontánea, lo cual dificulta su estudio y experimentación, vamos a tratar alguno de ellos:

Levitación de objetos:
La levitación de objetos se ha producido desde la aparición del espiritismo, a menudo estos fenómenos han sido relacionados a una acción telecinética controlada. A pesar de que se ha demostrado en numerosas ocasiones la falsedad de las mismas muchas de estas levitaciones han sido estudiadas por científicos sin poder explicar su naturaleza.

Ectoplasmas:
Otro fenómeno aparecido a raíz de los encuentros espiritistas y también de dudosa credibilidad, en 1983 fue analizada científicamente determinando que se trataba de una especie de prolongación lingual sin llegar a su total desarrollo biológico.

Aportes:
Se trata de objetos que se materializan en un lugar determinado, contraviniendo las leyes naturales, suele tratarse de piedras que traspasan ventanas cerradas o techos sin dejar el mínimo rastro de su paso, también puede ocurrir el fenómeno contrario: desmaterialización de objetos o personas, en este caso los objetos desaparecen sin dejar rastro y de forma no natural.

Poltergeist:
Quizás esta es una palabra mal utilizada y poco conocida. Se trata de fenómenos incontrolados, movimientos de objetos, ruidos, apariciones, desmaterialización, etc que se producen en un determinado lugar. Suelen estar producidos por menores que están entrando en la pubertad, se le suele denominar "foco" ya que las energías pasan a través de él, pueden comenzar de forma inesperada y desaparecer de forma rápida. Hay que diferenciar los polstergeist y las casas encantadas, en el primero existe un "foco" que las produce o canaliza y en el segundo caso no existe, simplemente se producen los fenómenos.

Psicofonías:
Se pueden dividir en dos grupos: las parafonías, propiamente dichas que son voces, ruidos o música que se registran en cinta magnetofónica y los raps: golpes o ruidos más o menos rítmicos sin fuente conocida que los cause. En época más remota han aparecido las psicoimágenes, grabaciones realizadas a través de una cámara de vídeo y también imágenes obtenidas a través de un ordenador.
Quizás sea el fenómeno más estudiado de todos ya que puede ser reproducido y experimentado en numerosas ocasiones, desde comienzos de siglo hasta hoy han sido cientos de miles las psicofonías conseguidas pero pocas respuestas a su impresión.
Muchos de estos fenómenos podrían ser explicados a través de dos teorías poco conocidas: el insconciente colectivo y los archivos akáshicos, veámoslas:

Inconsciente colectivo:
Carl Gustav Jung fue el primero en acuñar este término, formuló que de igual forma que todo individuo desarrolla una serie de procesos mentales o conscientes -inconsciente individual- existiría también un inconsciente universal para todo el género humano. De esta forma se explicaría que en toda las creencias, mitologías y culturas los espíritus desciendan siempre del cielo, el agua sea el símbolo de la vida, etc., etc. Se trata de arquetipos del inconsciente colectivos que son igual de asimilables por un ejecutivo norteamericano y un aborigen australiano.

Archivos Akhasicos:
Según esta teoría todas las experiencias, acontecimientos históricos, sentimientos y sensaciones protagonizados por los seres vivos permanecerían archivados en un determinado lugar ajeno al espacio y al tiempo, lejos de disolverse y desaparecer quedarían almacenados en estos archivos. Para poder acceder a estos archivos habría que hacerlo a través de un viaje astral o bien a través de la meditación y la exploración interior.