2 dic. 2008

Sobre MARÍA MAGDALENA


Vamos a extendernos un poco con lo de la estirpe de Judah; se inicia con el hijo de un pastor de Belén, David, descendiente de Abraahm y casado con la hija de Saúl, y acabaría convirtiéndose en Rey de Judah. Un milenio A.C. Aproximadamente (993 A.C.) David anexionó su Reino a la mitad de la Palestina (herencia de su esposa), y así acabó siendo de esta forma el rey de los Judíos, o sea el Rey de Israel.


Por tanto podemos decir que ahí empieza el famoso Linaje Sagrado al que pertenecería el mismo Jesús. Durante la Revuelta Judaica, los legionarios romanos destruyeron documentos genealógicos siguiendo estrictas órdenes de sus superiores jerárquicos, pues éstos temían que los representantes de la Dinastía de David, o sea de la “Casa de Judah”, pudieran reclamar el trono de Palestina.

Pero había un grupo de personas celosas de sus orígenes y tenían sus propios registros privados, pues, o bien recordaban perfectamente los nombres o los habían recuperado de copias antiguas y estaban orgullosos de sus orígenes, entre esos grupos de personas se encontraban los conocidos como Desposyni, que significa “Herederos del Maestro” debido a que tenían parentesco con la Familia del Salvador y eran los Maestros de sus Sectas, siguiendo muy estrictamente las disposiciones dinásticas.

Obviamente fueron duramente perseguidos como proscritos. Sigamos con María Magdalena, el Cáliz del Santo Grial podría significar el útero de ella, casada con Jesús el Hombre, no el Cristo o Logos Solar, y sería ella la madre de sus tres hijos: a saber: Jesús-Justus, Damaris y Joseph, éste último nacido ya en la Provenza francesa, pues La Magdalena vino embarazada en ese viaje de huida en barco, esas tierras francesas en aquél entonces era la conocida como Galia Imperial de Herodes Agrippa II.

Y en una población conocida antaño como Ratis y hoy como hemos dicho Saintes-Maries-de-la Mer desembarcó la pequeña tropilla de personas que tantos quebraderos de cabeza está dando y dará a los historiadores y a las dinastías europeas y mundiales, amén de grupos esotéricos y más gentes varias. A Magdalena, en su huida de los romanos y el Sanedrín la acompañaron según la Tradición, sus hermanos Marta y Lázaro, Maximino, Trofimo, María Salomé, que era madre de los apóstoles Juan y Santiago, María Jacobé, esposa de Cleofás y madre, ésta, de los apóstoles Santiago el menor y Judas Tadeo, además les acompañaban, Eutropio, Saturnino, Sara, la cual era criada de María Jacobé y acabó siendo Patrona de los gitanos, también Marcial (el de los panes y los peces), Sidonio y el mismísimo José de Arimatea.

El cual siguiendo instrucciones personales de Felipe el Apóstol, continuaría su viaje marítimo atravesando las Columnas de Hércules (Estrecho de Gibraltar) y llegando en el año 37 de Nuestra Era al Oeste de la Gran Bretaña a un paraje conocido hoy como Glastonbury (que siguiendo con la encriptación de datos, en el año 1.190 en ese lugar, Glastonbury, aparecieron los restos del mítico Rey Arturo y de su esposa Ginebra, que eran los custodios de los restos de José de Arimatea y del Grial por supuesto.

José de Arimatea, era uno de los hombres más ricos de aquellos lugares frecuentados por Jesús y sus apóstoles, es muy probable que tuviera una hija, María Magdalena, que educada libremente por su inteligente padre, fue una mujer libre-pensadora y muy culta, pues a José le gustaba y apreciaba la Cultura, cosa que transmitió a su hija en secreto, por supuesto, dado la sociedad machista en que vivían inmersos.

Por eso causa tanta envidia en los hombres de hoy en día y en los de aquella época una mujer tan liberal, así que se la trató y se la trata de prostituta, incluso es lógico que siendo su padre tan rico le ungiera los pies con un perfume carísimo (traído desde los Himalayas, al parecer), aunque se dice que ha quedado demostrado que es todo una leyenda urdida por motivos de índole económica, u otros más ocultos, de desviación de atenciones.

Pues en el año 1.959 el Priorato de Sión, se registró oficialmente en Francia como Entidad, le viene el nombre desde la toma de Jerusalén por los Cruzados y de la Iglesia de Jerusalén de Nuestra Señora del Monte de Sión, y ésta entidad sería también otra tapadera para tratar de desviar intenciones de investigación sobre otras cosas más veraces, por tanto, por lo que vemos la trama y la conspiración histórica prosiguen a lo largo de los siglos, Esenios, desembarco en Francia, Glastombury, Templarios, Priorato, etc.


Algo se está cociendo en la Historia Humana que está a punto de salir a la luz, para bien o para mal, ya veremos... porque este sistema social no aguanta mucho más ¿será el famoso Rey del Mundo (¿el Gran Monarca de las profecías de Nostradamus?)el que quieren implantar los modernos Templarios, barriendo a todas las usurpadoras dinastías europeas de sus tronos y a la Iglesia Católica poniéndola como lo que es, o sea: una “gran Prostituta” que fornica con los poderosos según su conveniencia y ocasión?

Para ello tienen que dejar que lo corrompido se caiga por sí solo (y sino empujarlo un poco, que es seguramente lo que están haciendo agudizando las contradicciones y tensiones mundiales, e incluso provocándolas, en muchos casos para luego ellos llegar de salvadores de la Humanidad y poner a su “Sangre Real” en el trono de Francia (legitimistas...)y luego por ende algo harán para que sea el Rey, pero del Mundo mundial...

Los apóstoles, según la tradición eran doce a saber: Pedro, Andrés, Santiago el mayor, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago el menor, Simón el celota, Judas Tadeo y Judas Iscariote. La evidencia del matrimonio de Jesús y Magdalena fue suprimida del Evangelio de Marcos por el Obispo Clemente de Alejandría (150-215 ó 217? d.C.) Uno de los primeros Padres de la Iglesia Cristiana (que llegó a opinar que: “No hay mayor Ciencia que la auto-conciencia. Quien se conoce a sí mismo conoce a Dios”) y apareció accidentalmente esa recomendación en una carta encontrada por casualidad en el año 1.958 por Morton Smith, un profesor de Historia Antigua de la Universidad de Columbia (EE.UU.)

La dichosa carta estaba dentro de un libro de San Ignacio de Antioquía, y fue encontrado en el Monasterio de Marasaba al Este de Jerusalén, y fue trascrita por el Patriarca Ecuménico de Constantinopla. El caso es que en la citada ciudad de Saintes Maries de la Mer se pueden visitar los restos de Santa María Salomé y de Jacobé, en dos urnas situadas en la capilla superior de la iglesia.

En la ciudad de Tarascón en una iglesia se encuentra una cripta con los restos de Santa Marta. Y los de María Magdalena estaban en la ciudad de Saint Maximinen en una urna mandada hacer por Luis XIV para contener las reliquias de la Santa, pero en los aciagos días de la Diosa Razón (la Revolución Francesa), fueron dispersados por los revolucionarios (en el año 1.789), aunque en la cripta de la misma iglesia está el relicario donde se encuentra su calavera en un yelmo transparente.

¿Ese es el secreto de los Templarios, o parte de él, que se ha transmitido hasta nuestros días por otras órdenes esotéricas? ¿Era también acaso el secreto de los Cátaros (Cristianos Puros), que compartían con el Temple, y por eso los Templarios se negaron a enrolarse en la Cruzada contra el catarismo francés? Los Cátaros eran tan humildes que en palabras del mismísimo Santo Domingo de Guzmán: -“Se presentan humildemente, con los pies descalzos, sin oro y sin plata.. En cierta manera imitan el todo el modelo de los apóstoles...”-

¿La virgen, vino acompañada de María Magdalena, como se insinúa en la procesión marítima francesa, y de José de Arimatea? ¿Traía la de Magdala en su vientre un hijo de Jesús, que es el que comenzó la Línea de Sangre Real (Santo Grial) en Europa? ¿Era eso lo que descubrió el cura Berenguer en su humilde iglesia de Rennes le Chateau?¿las listas de descendientes europeos de la Sangre Real de Jesús?

La Biblia rezuma por todos los lados sexualidad, e intrigas sexuales, como la que realizó el rey David, con Betsabé, la mujer de unos de sus generales, al que mandó al frente de batalla a una muerte segura, para poder poseerla más veces, el Cantar de los Cantares, rezuma erotismo y sexualidad por todos sus versos, la aventura de Noé y su embriaguez para cohabitar con sus hijas. Moisés y Zípora ( literalmente: pajarito) y su sexualidad explícita.

Los “ángeles” que fueron a visitar a Lot y que los Sodomitas y Gomorritas querían violar y así inventar el término para el resto de los días de “sodomizar” a una persona; en esa sociedad machista hasta la muerte, las lapidaban a las mujeres por menos de nada, que se suele decir, Jesús, jamás discriminó a ninguna mujer, ni tampoco que se sepa, condenó la sexualidad humana, así, que, ¿porqué no pudo tener Jesús (no el Cristo, sino Jesús, el hombre, no el “Dios”), relaciones sexuales en su vida normal y corriente como nos cuentan que fue.
Jesús mismo, en su vida, estuvo rodeado y acompañado de discípulos y de mujeres, como se deja ver en Las Escrituras, en la Sociedad de la época judía esa en concreto, la mujer estaba relegada y confinada a su casa, y en el plano jurídico, estaba asimilada a los esclavos no hebreos y a los menores de edad.


Sin embargo Jesús, se rodeó siempre de mujeres, entre ellas destacaremos a Magdalena, Juana y Susana, o la esposa de Cleofás, María y que era “hermana de la Virgen”. Los judíos de aquella época concreta no podían ser servidos por una mujer en la mesa, ni podían mirarala, ni caminar detrás de ella en público ni hablarla siquiera, por eso a Jesús le gustaba quedarse a hablar con la mujeres en los pozos de agua y en lugares públicos sin importarle lo que dirían los “Doctores de la Ley”.

Al permitir que, dentro de su grupo itinerante, se desplazaran con ellos un grupo de mujeres, rompió un tabú muy fuerte en aquél entonces, las brindó un trato igualitario y por eso en el episodio en el que Marta y María de Betania le acogen a Jesús con honores de huésped, cosa exclusiva de los hombres de la casa, se trató de una conducta totalmente escandalosa y rompedora de molde y corsés caducos y obsoletos y sobre todo machistas.

Marta servicial y eficaz, se apresta a prepararle la comida, mientras María se sienta a sus pies a escucharle. Incluso Marta le ruega al Maestro que la reprenda por extralimitarse pues la mujer no debía de ser instruida en la Ley como mandaban los escritos rabínicos. Tampoco permitían que permaneciera la mujer en la misma habitación donde permaneciera el huésped, de ahí el “corte” de Marta.

De ahí nació la reivindicativa respuesta del Maestro dada a Marta: -“Marta, Marta, por muchas cosas te afanas y te agitas. Sin embargo pocas cosas son necesarias, o mejor una sola. María ha escogido la mejor parte, que no se la he de quitar”-.

Es una clara reivindicación de igualdad de sexos que francamente violentaba los usos y costumbres de la época y las normas religiosas. Por eso, quizás, las mujeres forman protagonismo en las más importantes y cruciales transiciones de Jesús a “Hijo de Dios”, en la Muerte y en la Resurrección, allí estuvieron presentes mujeres y entre ellas Magdalena, que aparece en todas las versiones de los Evangelios como principal testigo de la muerte y resurrección del Maestro.

Magdalena es tratada como prostituta en el evento del tarro de alabastro, lleno de carísimo perfume, que usa en ungir los pies del Maestro con sus propios cabellos, el pasaje evangélico conocido como “la unción de Betania” en Juan, es María Magdalena: -“María, tomando una libra de perfume auténtico de nardo, de mucho precio...etc.”-, en Lucas, -“una pecadora (deja entrever por la acción que realiza que es prostituta), al saber que él estaba comiendo en casa de ..., etc.”-

Lo que sí es claro que ante las críticas del fariseo ante la acción realizada por la mujer, les responde el Maestro que ella siempre será recordada por siempre por lo que ella ha hecho... si la defiende así a la Magdalena, muchos opinan que era por una poderosa razón, razón poderosa censurada por siempre por los revisores del Canon (impuesto por Teodosio en el año 381 DC, aunque los historiadores dicen que ya en el Siglo I de Nuestra Era los 27 libros de la Biblia (nuevo Testamento) fueron siendo aceptados cada uno por algún Padre de la Iglesia, y que por lo tanto no hubo que “imponer” el Canon, en lo que concierne a la Biblia), a lo largo de los siglos y hasta nuestros días.

Se impone la pregunta ¿Jesús y La Magdalena, estaban casados, como marcaba la ley judía de la época para esas edades? ¿María de Magdala y María de Betania, eran la misma persona como opinó en su día el Papa Gregorio Magno? Opinión que compartió el célebre San Bernardo de Claraval. En las leyendas que surgieron posteriores a la muerte de Jesús, Magdalena fue identificada como la mujer que se casó con Jesús para instaurar una línea dinástica y política de sangre (el Santo Grial, la descendencia merovingia).

Existió un fuerte culto en la Provenza francesa, en el Sur de Francia, y que todavía perdura pero más levemente, con procesiones incluidas, en el pueblecito costero de Les Maries de la Mer (Las Marías del Mar), donde dice la leyenda que Magdalena llegó huyendo de las persecuciones a la muerte del Rabbí, en una barca sin remos y sin velas, después de una fuerte tempestad (llegaría a esas costas sobre el año 40 de Nuestra Era...y a partir de ahí nació el culto a la conocida como “Prostituta Sagrada”, la cual tuvo un hijo (más bien una hija a la que llamaron Sara, y que otros opinan que Sara fue en realidad una sirvienta egipcia que se trajeron con ellos, de piel oscura y es casualmente la Patrona de todos los gitanos del mundo) de sus relaciones con Jesús el Nazareno).


En el año 1.945,en pleno desierto, en unas cuevas del paraje conocido como Nag-Hammadi (en el Alto Egipto), un pastor buscando una cabra extraviada tiró una piedra para saber si estaba allí caída y al oír romperse algo bajó con dificultad y encontró unas vasijas de barro cocido (ánforas) repletas de papiros antiguos, que resultaron ser de los antiguos esenios habitantes de esas zonas inhóspitas, que se retiraron a esos lugares ante el empuje romano (más o menos en el Siglo VI A.C. y estando Jerusalén bajo la influencia griega fue cuando un grupo de Sacerdotes del Templo, rompió con su doctrina (la del Templo) y se retiró al desierto de Qumram, junto al Mar Muerto.

Pues consideró que se había corrompido, al darse cuenta que el calendario adoptado por la mayoría asmonea del templo y de cómputo lunar, hacía, en la práctica, imposible, el cálculo exacto para el Sacrificio en el Calendario Judío, y antes de que la maquinaria de guerra romana aplicase por todo ese territorio su táctica de “Pax romana” o sea arrasar a sangre y fuego todo ese territorio (los antiguos romanos al período entre dos de sus guerras lo conocían como “pax”.

Aunque luego, los otros pueblos, el término “paz” los usaran de otra manera, por ejemplo el Salam de los árabes, el Shalom de los judíos, incluso el Shanti de los hindúes, todos más o menos significan: “la paz sea contigo”, el nombre de paz, es muy antiguo, incluso los belicosos griegos conocían el término como Eirene, y de ahí se latinizó el nombre femenino Irene, en fin todos nombrando y deseando la Paz y todos peleando para conseguirla... y mientras tanto los señores de la guerra lucrándose de los períodos de Pax y de Bellum, cosas nuestras y de nuestra ceguera humana, estos “puros” decidieron salvaguardar todos sus conocimientos en papiros escritos y ocultos en esas oquedades, se descubrieron en el año 1.947 por un pastor que intentaba buscar una cabra perdida por esos agujeros y andurriales.

En una de las ánforas aparecieron 48 obras escritas gnósticas coptas, que fueron escritas alrededor del año 300 de nuestra Era, con unas 700 páginas de escritura, donde se incluía el conocido como “Evangelio de Tomás”, que conserva 118 “logiones” o dichos de Jesús a sus discípulos, esos de:-“En verdad, en verdad, os digo, que...”- y que dada la sequedad ambiental tan extrema, ha conservado muy bien esos papiros, (pergaminos hechos de fibra de papiro acuático, que era lo que se llevaba por esa época y esos lugares, como soporte de la escritura), lo que pasa que la Iglesia Católica de Roma con todo sus poderío económico procuró que los estudiosos tardaran décadas en sacar sus conclusiones de las traducciones de los papiros.


Y siempre que pudo, retrasó la salida al público de los mismos, en ellos se explicita lo de la famosa “movida” de Jesús con la Magdalena y sus posibles relaciones carnales, que tanto juego está dando a las Editoriales hoy en día, con lo de los Códigos de da Vinci, etc. también acerca a la persona a Dios, directamente, sin intermediarios, como dijo antes que Jesús Gautama, el Buda, y más cosas que nos enseña que toda la parafernalia montada en torno a Roma, con sus cónclaves, obispos, cardenales, mafias ocultas de poder en la Curia, etc.

Todo eso es falso y no conduce a nada sino a la perdición personal y del libre albedrío, pues todo ese tinglado poderosísimo, lo montó con los siglos, por supuesto, Pablo y su visión paulina de Dios que le convirtió de repente en líder de aquella Iglesia incipiente y personalizada, pero una mentalidad imperialista como era la de Pablo, (era romano y perseguidor oficial (o sea en nombre del poder de Roma) de cristianos que atacaban los cimientos del poder imperial de Roma ), rápidamente fue diseñando otro imperio romano pero espiritual y con el tiempo, pues... material.

Y así ha sido, pues el centro neurálgico de esta enorme multinacional planetaria como es la Iglesia de Roma, sigue estando en la capital de la fundación de Rómulo y Remo encima de las Siete Colinas. Y como dije más arriba aparecieron unos escritos, de tiempos de los Esenios los calculan, a los que llamaron lo Evangelios Gnósticos, el Quinto Evangelio o simplemente el Evangelio Q, en ellos se relata la relación de Jesús con Magdalena, y se deja ver claramente que mantenían relaciones carnales, Jesús, no Cristo, no confundamos los términos.

Casi todos los Evangelios Gnósticos se han encontrado en Egipto en Nag-an-Madi (4 ó 5 Evangelios), el gnosticismo es una mezcla del cristianismo y de la filosofía griega de la gnosis (conocimiento en griego)


Fernando S.
Christos en griego, el inglés “comercial” de aquella época, significa el ungido, de aceite, y todos los judíos, o casi todos los de aquella época de fuerte opresión imperialista romana querían acabar con ese yugo y pedían a Jahvé un enviado o ungido con los Santos Óleos del Templo para acabar con esa situación como pueblo tribal oprimido...
En los Evangelios Apócrifos, en concreto en el de Felipe se lee que: -“ La consorte de Cristo (el Ungido) es María Magdalena. El Señor amaba a Magdalena más que a todos sus discípulos y con frecuencia la besaba en...”- (¿la boca?) En ese trozo de papiro que falta cabrían unos cuantos términos antes que boca, pero podría ser perfectamente el término boca....por la grafía.
Los otros discípulos le dijeron entonces: -“¿Porqué la amas más que a nosotros?”- Etc. Todo el mundo opina que dadas las costumbres de la época, el matrimonio de las famosas bodas de Caná, tuvo que ser el de Jesús con Magdalena aunque se ha tratado de tapar todo por los relatores del evento. Juan comienza por la frase: -“Hubo un matrimonio...”- sin particularizar en nombres como sí lo hacían los relatores otras veces a la hora de mencionar eventos, en casa de fulano de tal... si casi siempre por no decir siempre, nombran a los protagonistas ¿porqué en este caso no?
Las sospechas son muy fuertes de manipulación o encriptación de datos, porque deja claro que no se dice quien es el novio y la novia, sin embargo las costumbres de la época obligaban al novio en persona a garantizar el suministro de vino para todo el tiempo de la celebración que era muy dilatado por cierto. María la Madre de Jesús, le ruega ante la falta de vino que intervenga, ¿quién era ella para preocuparse de la intendencia?
Si, teóricamente, no era de su incumbencia, pero ¿si acaso no era la madre del novio?, ¿tenía que estar al tanto de esos detalles, también? Eso quiere decir que María estaba al tanto de que todo estaría en orden para que todos los invitados estuvieran a gusto, y eso solamente lo hacía la madre del novio, así como el hijo se encargaba del perfecto suministro del vino para toda la boda.
Dice la tradición cristiana que a Magdalena le fueron perdonados sus muchos pecados porque amó mucho. Pero ¿a quién amó? A Jesús hombre o al Hijo de Dios? Por lo que nos relata el Evangelio, Magdalena corrió a abrazarlo en cuanto lo vio resucitado, lo que nos sugiere que estaba acostumbrada a hacerlo mientras el Maestro estaba vivo. Sin embargo éste se lo prohíbe, dado su especial estado, pues no era del todo El Maestro pues algunos no le reconocieron en su nuevo estado, y sin embargo sí lo hizo la Magdalena y quiso recibirlo como siempre lo hacía, con un cálido abrazo y probablemente un cariñoso beso como cualquier pareja de enamorados de aquella época.
De ésta época, de aquella y de la que viene. ¡Son Leyes Naturales, leyes que son implacables con los espíritus libres y avanzados! Lo mismo para bien que para mal, pues aquél que lucha de mala manera contra esos impulsos tan humanos y naturales, le provoca tales desequilibrios físicos y psicológicos que lo acaba enfermando del cuerpo y de la mente, y acaban dictando leyes religiosas y civiles que son verdaderas aberraciones que no hay por donde agarrarlas.
A pesar de todos esos avatares históricos el Temple, otros antes que ellos y otros después, han regado toda la Historia de la Humanidad de monumentos, construcciones, civiles, militares y eclesiásticas, con un mensaje tallado en la imperecedera piedra que, queramos o no, ahí está para el que lo quiera leer y sobre todo entender (que Fulcanelli trató en su tiempo de explicar en su inmortal obra de: “El misterio de las Catedrales”, por medio de la transformación alquímica y otros mensajes más sutiles)
Todo este tinglado se produce porque la Iglesia de entonces quemó en el fuego purificador al Gran Maestre del Temple de su época (Jacques de Molay), se ha enrevesado tanto la madeja histórica que no se puede seguir muy bien todo este evento histórico de la manutención de un secreto al margen de la Historia oficial, pero la realidad es que la lucha por el poder en el mundo sigue tan enrevesada de intereses bastardos como en aquella lejana época histórica.
El caso que la llamada Ley del Karma, oriental, parece ser que se está cumpliendo una vez más, hay que repetir la lección hasta aprenderla y así pode pasar de curso, para seguir estudiando niveles más complejos de conocimientos.