2 dic. 2008

Sociedades Secretas


INTRODUCCIÓN

En el transcurso de la historia han existido numerosas Sociedades Secretas y Escuelas Iniciáticas, cuyas raíces más profundas se remontan a miles de años antes de nuestra era, a aquellas civilizaciones que guardaron sus doctrinas en un absoluto hermetismo, y que fueron transmitidas a través de los siglos, a cierta clase de hombres, que por sus condiciones espirituales, morales e intelectuales eran capaces de comprenderlas. Como dijo el Rabí Simeon Ben Joquai: la doctrina secreta es para las almas serenas, las almas agitadas y sin equilibrio no pueden comprenderla ?acaso puede asegurarse un clavo a una muralla móvil, pronto a derrumbares al menor choque?.

Todas estas Sociedades Secretas, alentadas por el estudio de textos sagrados y el rigor del ejercicio espiritual, buscan el bienestar de la humanidad, profundizar en la esencia de las cosas más allá de las apariencias, y a través de una introspección personal inducir hacia el autoconocimiento y la superación del hombre. De entre las numerosas sociedades iniciáticas de las cuales la historia guarda memoria , algunas han evolucionado hasta la actualidad y se les conoce más como Sociedades Discretas que como Sociedades Secretas. Es ampliamente conocida la existencia de: los Esenios, los Pitagóricos, los Colegios Romanos, en el mundo antiguo, los Templarios durante la edad media, los Iluminados, Los Teósofos, la Orden Rosa-Cruz y la Francmasonería, en el s.XVIII .


ESOTERISMO - MISTERIOS Y SIMBOLOS


1.- ESOTERISMO - OCULTISMO.

El empleo de las palabras Esoterismo y Ocultismo en el s.XIX abrió el camino para una querella que llevo a una confusión en cuanto al dominio del pensamiento y del conocimiento que querían cubrir. y aun hoy se sigue sucediendo por el uso indistinto que de ellas se hace por la falta de referencias históricas y semánticas sólidas.

Aristóteles en su Política (438 A.C.) emplea el adjetivo Exotérico , Luciano de Samosata hacia el 166 d.C, creara la palabra esôtericos, pero el sentido que se les confería tiene muy poco que ver con el que se les asigna hoy en día. Por el contrario Clemente de Alejandría en su Stromas hacia el 208 d.c. les da un significado diferente. La palabra esôterica surge para designar lo que debe permanecer secreto y remite tanto a los misterios como a la enseñanza reservada a ciertos discípulos elegidos. Lo mismo ocurre en la Francmasonería, donde hay una enseñanza exotérica que es accesible a todos aquellos que son afecto a leer manuales y publicaciones de la Orden y otra enseñanza esotérica, que se da a los iniciados, aquella que solo estudian y comprenden los hombres de alma y facultades privilegiadas, aquellos que han logrado evolucionar hacia hacia un desarrollo interno superior al de sus semejantes. Es por eso que el esoterismo en la Orden, lo constituye la iniciación intima en todos sus secretos y grados.

El adjetivo "esotérico" aparece en francés desde 1.752 en el Diccionario de Frence y Latín para definir lo que es : oscuro, escondido y poco común. Las obras Ezoteriques de los antiguos no podían entenderse, si ellas no daban la explicación. Esas obras se oponían a aquellas que ellos llamaban exotéricas y que se explicaban públicamente a todo el mundo. El autor M Formet lo retomara y calificará de esôterica la doctrina secreta de los filósofos de la antigüedad. El sustantivo esotérico que se deriva es utilizado en los medios masónicos del s. XIX así como en otras ordenes secretas que se les aproximan. Por su parte E. J. Marconis explica: el esoterismo constituye el pensamiento, no se aprende, viene desde lo alto, el exoterismo es el poderse aprender, se enseña y se da.

A la acepción limitada de esoterismo como eso-thodos (método o vía al interior) se le opondrá la practica de una dinámica complementaria el ocultismo. Esta palabra habría sido forjada por Eliphas Levi hacia 1.845, que vendría de un adjetivo mas viejo (del latín occultus escondido) y se remonta al s.XII, para significar lo que concierne a las mancias, la cábala, las practicas teurgicas o la magia y otras a las que se han llamado Ciencias Ocultas, sobre las que Cornelio Agripa escribió diferentes libros.

Es sabido que los antiguos poseían conocimientos profundos sobre matemáticas, física, astronomía, arquitectura, medicina, astrología, alquimia etc., que permanecían ocultos en los templos accesible solo a ciertos privilegiados. Estas ciencias ocultas revelaban al hombre los misterios de la naturaleza, los secretos de su ser interno, el medio de llegar a su perfección y el camino de su destino. Algunos filósofos del s. XVII, estudiosos de estas ciencias, fueron los que dieron origen a la Masonería Oculta o Filosófica, a la que muchos han pretendido dar la torcida interpretación de siniestra.

En suma y de manera general, el ocultismo podría ser reconocido como un conjunto de practicas, mientras que el esoterismo seria el conjunto teórico que hace posible dichas practicas.


2.- EL ORIGEN DE LOS MISTERIOS ANTIGUOS.

En cuanto el termino Misterios, nadie puede dudar que fueron los símbolos el lenguaje universal de la Teología Antigua, pues los Instructores del Mundo a semejanza de la naturaleza dirigían la enseñanza por la vista. Los sabios antiguos Persas, Egipcios y Griegos, adoptaron la costumbre de rodear sus doctrinas de enigmas difíciles de interpretar, ilustrando a los hombres con símbolos y parábolas que estaban más a su alcance y conocimiento. Eran los Misterios una sucesión de símbolos y la parte oral de los mismos una explicación de su significado, en ellos se mezclaban comentarios sagrados, ideas sobre física y moral, teorías sobre la creación, alegorías sobre la naturaleza, las relaciones entre los planetas y los elementos y sobre todo las ideas recibidas acerca de las relaciones entre Dios y los hombres.

La palabra Misterio viene del griego musterion, que significa secreto algo que debe permanecer oculto, da la idea de silencio, otro termino que etimológicamente se aplica a todo lo relacionado con misterio es Místico, del griego mustikos que es un adjetivo de mustes o iniciado, por lo que musticos es iniciático , y se relaciona con al iniciación y su doctrina. En el sentido mas exterior el misterio es de lo que no se debe hablar, aquello que está prohibido hacer conocer afuera, un segundo sentido mas interior, designa lo que se recibe en silencio, eso sobre lo cual no se debe discutir, porque son verdades que por su naturaleza supranatural y supraracional, están sobre toda discusión. Finalmente hay un tercer sentido mucho mas profundo, en el cual el misterio es propiamente inexpresable, que no se puede mas que contemplar en silencio, y por tal razón es incomunicable. Existe una alianza entre los sistemas filosóficos y simbólicos que se evidencia en monumentos de todas las edades, y en los escritos simbólicos de los Padres de las Naciones y que luego pasaron a formar parte de los rituales de las Sociedades Secretas y Místicas. Fue de esta forma como los Patriarcas se expresaron mediante una serie constante de principios invariables y uniformes que forman un conjunto armonioso y perfecto que a su vez definen una ceremonia de naturaleza religiosa y secreta, que necesita una preparación o una iniciación por parte del interesado que desea comprenderlos.

Existen así PEQUEÑOS Y GRANDES MISTERIOS, siendo los primeros lo mas a menudo de naturaleza simbólica y de uso común, comprenden todo lo que se relaciona con el desarrollo de las posibilidades del estado humano y culminan con lo que se ha denominado la restauración del Estado Primordial, y estos no son mas que una preparación para los Grandes Misterios, estos conciernen a la realización de los estados suprahumanos , tomando al ser en el estado que lo han dejado los Pequeños Misterios y conduciéndolo a través de estados de orden espiritual hasta llegar a la Identidad Suprema, los Grandes Misterios tienen por dominio el conocimiento metafísico, son los más elevados y acercan al iniciado a las verdades ocultas de la divinidad. Para caracterizar estos dos términos, se puede aplicar un simbolismo geométrico, en la primera se puede hablar de una realización horizontal, representada simbólicamente y correspondiente al dominio humano, esta sirve de base a la segunda, la realización vertical descrita como una ascensión a los cielos, es una realización suprahumana que se identifica con los estados superiores

Todos los filósofos que han ilustrado la antigüedad, fueron discípulos de la iniciación, siendo el progreso y la fundación de los misterios en aquellos tiempos los que permitieron a los hombres liberarse del caos de las supersticiones. Solo los Misterios pudieron liberar al hombre de la barbarie. De ellos se derivan su doctrina Confucio, Zoroastro y Hermes.

Tales eran las características de los Misterios Antiguos que fragmentos de ellos han llegado a la moderna Francmasonería. Estas influencias las encontramos en los diferentes Ritos de la Orden. Los mas importantes fueron los de Osiris en Egipto, los de Mithra en Persia, los de Adonis en Siria, los de Dionisio y Eleusis en Grecia, los Druidicos entre los Celtas. En todos los misterios se encuentra un factor común indicando un mismo origen, las ceremonias de iniciación eran todas de carácter fúnebre, eran del tipo de una muerte y resurrección místicas que aludían a un personaje heroico o de un semidiós. En todos se instruía en la subordinación de los grados y el candidato se sujetaba a pruebas, físicas y de conocimientos, las pruebas se celebraban en la oscuridad de la noche, el aspirante debía ser probado y enteramente purificado para poder alcanzar la sabiduría y la luz. El carácter esotérico de los misterios quedaba preservado por medio de los mandatos y juramentos de discreción, y cuya violación era castigada con la muerte. En la fábula de Osiris, Isis encontró sobre la tumba del cuerpo de su esposo Osiris, un árbol frondoso de Acacia, este concepto fue tomado por los Judíos pues José y Moisés fueron iniciados egipcios, y lo transformaron en la leyenda de Hiran, de allí el simbolismo de la muerte y resurrección del iniciado, el simbolismo de la rama de acacia, de la transmutación del compañero cuando es simbólicamente asesinado y resucita posteriormente. En los misterios de Mithra Zoroastro recluía a los iniciados en lúgubres cavernas, ceremonia que fue adoptada por casi todos los Misterios y paso la francmasonería en la forma del Cuarto de Reflexiones. La iniciación Eleusiana exigía al aspirante permanecer estacionario por diferentes intervalos de tiempo, de allí las edades de la masonería. En los misterios de la India el candidato hacía tres viajes, describiendo un circulo que se detenía en el sur, la masonería simbólica ha conservado estos viajes, aunque sin conocer muy bien su alegoría. Los Essenios exigían a los aspirantes a ingresar en la Orden a desprenderse de todas sus riquezas.


3.- LOS SÍMBOLOS Y EL SIMBOLISMO.

Es un hecho que la palabra símbolo es usado corrientemente en nuestro lenguaje, se dice que un triángulo, un circulo, una cruz, una estrella, algunas herramientas de construcción, la historia de un hombre bueno muerto por otros malvados, he aquí todo lo que es honrado con gran misterio por la inteligencia de los pueblos. En tanto los paisajes cambian de un lugar a otro, poco importa porque allí donde aparecen trazados cruces, estrellas, triángulos, cuentan la historia de un Dios bueno que vivió entre los hombres.

Para la mayoría, estos signos son caracteres sobre naturales. Su secreto complejo revela una historia divina, de un hombre bueno, un martirio, una gesta de un héroe, que la muchedumbre adora sin comprenderlos. Es la religión de los padre murmura la multitud. Es el idéntico fervor que anima al árabe a postrarse ante el cubo de la Ka’aba, al Cristiano ante la Cruz, al Judío en el Muro de los Lamentos.

En cuanto a aquellos que hacen profesión de Ciencia estos signos son símbolos con los que los hombres representaban sus actividades. Para el sacerdote manifiesta la verdad revelada por Dios, son las letras sagradas de aquel gran libro que es el Cielo. Para los iniciados, estos símbolos constituyen la expresión sintética de una Ciencia Ancestral y maravillosa de la cual los hombres han perdido la memoria. Enseñan todo lo que ha sido, todo lo que es y todo lo que será, de una forma inmutable. Revelan el curioso mecanismo del cielo y la tierra, explican los engranajes de la máquina humana, conducen al hombre hasta el átomo y las relaciones entre la naturaleza y el hombre, narran la evolución de las razas humanas que tocaron los límites de la ciencia y la civilización. En fin estos símbolos constituyen las gemas cristalizadas, de las obras del pasado, que dejaron las razas antes de morir, a fin de que puedan transmitir en el tiempo su alma intelectual.

Mackey, define EL SIMBOLO como un signo visible, con el cual está represrentado
un sentimiento espiritual, emoción o idea. Lorenzo Frau lo define como una figura emblemática o imagen significativa. El credo o sumario que contienen los árticulos de fe. Signo eterno y visible con el que se enlaza un sentimiento espiritual, una emción o una idea.

Los símbolos son tan antiguos como el hombre, fueron la expresión manifiesta de los primeros destellos de la inteligencia, que les permitó formular las ideas, que tomaron cuerpo en su mente ante el grandioso espectáculo de la naturaleza. Por medio de símbolos los Egipcios comunicaron el conocimiento de su filosofía estérica. En general la primera enseñanza de la palabra, en todas las civilizaciones antiguas, Egipcias , Caldeas, Judías, consisitía en símbolos.

La palabra francesa symbole viene de la palabra griega sumbolon que significa literalmente para comparar una cosa con otra. René Alleau en su obra la Naturaleza de los Símbolos, dice: el símbolo exprime, o más bien sugiere verdades irracionales, teniendo por consecuencia una parte de misterio, el escapa en gran parte al dominio de la razón, que no es en todo el espiritu y se emparienta aquel de sagrado, siendo en ciertos aspectos el lenguaje de los Dioses. El caracter objetivo de un símbolo que representa algo material a la vista y al tacto, como representación de una cosa mas profunda, era mas comprensible para la mente humana de las primeras edades del mundo.

Una de las ideas del simbolismo es el de sugerir lo inexplicable, de hacerlo asentir, por las transposiciones que permite efectuar de uno a otro orden, de lo inferior a lo superior. Por su caracter intuitivo y por su modo gráfico de expresión, basado en la relación de analogía entre la idea que trata de expresar y la imagen gráfica por la cual se expresa, el simbolismo se hace mas apto que el lenguaje, para servir de punto de apoyo a la intuición intelectual y suprarracional, constituyendose en el modo de expresión por excelencia de toda enseñanza iniciática.

El Simbolismo se diferencia de la Filosofía, por representar esta el pensamiento discursivo y por su caracter netamente racional no puede extenderse mas allá de lo que la razón es capaz de alcanzar, la filosofía se remonta a una época determinada y es obra de un hombre y ella representa la sabiduría humana. Por su caracter de saber profano es incapaz de explicar los misterios en el mas amplio sentido de la palabra. Mientras el verdadero fundamento del simbolismo, es la correspondencia que existe entre todos los ordenes de la realidad, desde el orden natural tomado en su conjunto al orden sobrenatural en si mismo, en virtud de esta correspondencia la naturaleza en su totalidad no es mas que un símbolo, que adquiere su verdadera significación cuando se estudia para elevarnos al conocimiento de las verdades sobrenaturales. Por ello mismo, en el simbolismo hay necesariamente en su origen algo que se remonta mas alto y mas lejos que la humanidad, y se podría decir que su origen está en la obra misma del Verbo Divino. El origen del simbolismo se confunde con el origen de los tiempos, formando parte esencial de la Ciencia Sagrada.


4.- EL SIMBOLISMO Y LA FRANCMASONERIA.

El símbolo en Masonería es la expresión de una idea que está derivada de la comparación o contraste de algún objeto, con una concepción moral o atributo. Alex Horne en su obra (Sources of Masonic Symbolism) define: el simbolismo masónico no representa una idea cuyo significado es único e inequívoco sino que en realidad abarca tres aspectos íntimamente relacionados. Estos aspectos son: la interpretación personal que cada individuo da a un símbolo, por ser la masonería la única institución que permite que cada miembro haga la interpretación de los símbolos según le dicten su mente y conciencia. La forma masónica se refiere a los símbolos que tienen dentro de la Orden un sentido común y aceptado. Y el tercer aspecto es la forma comparativa, que involucra símbolos cuya interpretación por diferentes filósofos, desde la remota antigüedad, son comparados como medios de aprendizaje.

Los símbolos masónicos son derivados de los símbolos primitivos que fueron aplicados en el arte de construir, desde su mismo origen. Los sacerdotes egipcios eran los mas versados en la utilización del simbolismo, las pirámides y otros monumentos contienen símbolos religiosos, aun en uso entre los cristianos. Los hebreos adquirieron muchos de estos símbolos egipcios, por intermedio de Moisés y en general de los Doctores Judíos que eran muy versados en el simbolismo, mas tarde asimilaron el simbolismo Babilonio, cuya máxima expresión se logró en esa construcción simbólica que fue el Templo de Salomón. Los primitivos arquitectos y escultores cristianos asimilaron estos conocimientos y los reprodujeron en sus trabajos.

Con la decadencia del imperio Romano se produjo un languidecimiento del uso del simbolismo, pero hacia el año de 1.249 Alberto Magno los aplicó al estilo Germánico o Gótico. El Arte Gótico adaptó el lenguaje simbólico de los antiguos a las nuevas formas de construir, dándoles nuevamente vida después de un largo sueño. Los principios y reglas introducidos por Alberto en el arte, debían permanecer ocultos y comunicarse en el mayor secreto para evitar ser profanados, y fueron las Sociedades de Masones o de Constructores las mas señaladas para recibir estos conocimientos, por cuanto les estaba velado a estos Masones confiar sus secretos a personas ajenas al gremio. Por esto y para propagarlos sin peligro se apeló al lenguaje de los símbolos, que pronto fueron tenidos en la mayor estima a causa de su utilidad.

El espíritu de esta enseñanza simbólica ejerció una gran influencia en el seno de las Logias, porque las obligó solo a admitir Aprendices con suficientes condiciones morales e intelectuales, capaces de comprender el lenguaje de los símbolos, por otra parte el lenguaje y las representaciones simbólicas servían de medio de instrucción y comunicación muy eficaz en una época donde pocos sabían leer y escribir. Así en el ejercicio del arte de la construcción los símbolos eran de gran utilidad, pues los Masones los podían aprender con gran facilidad, por medio de la practica diaria y las lecciones de los Maestros.

Dentro de las Logias, sus instrumentos de trabajo tenían un valor simbólico muy expresivo, y su representación emblemática se hizo común en las obras que edificaban, logrando, a diferencia de los gremio que los habían precedido, concederle a estos símbolos una importancia real, y establecer una correspondencia directa entre estos y el edificio espiritual que a la par con el edificio material construían. se observa que el símbolo sufre en secreto una transformación trascendental en el seno de la Masonería, y que en esta asociación se eleva recibiendo su bautizo científico. El lazo que une a la Masonería Operativa con la Especulativa es el símbolo.

En la Francmasonería, todas las instrucciones de sus misterios se comunican por medio de símbolos, fundados en una ciencia especulativa tomando las herramientas de la profesión de un arte práctico. En resumen se puede definir la Francmasonería, como la ciencia de la moral desarrollada e inculcada por el método del antiguo simbolismo. El simbolismo en conclusión es alma y vida de la Francmasonería, nació con ella y es el germen de donde ha brotado el árbol Masónico y al que aún hoy nutre y anima.