13 jun. 2009

El Enigma de los Satélites Marcianos



Aunque no es un tema propio de un trabajo de matemáticas, he aquí un misterio que atrapa al menos curioso y que es fácilmente verificable en cualquier lugar de la Tierra, además de no requerir conocimientos de erudito para ello.
“Swift, en el Viaje a Liliput, da las distancias y los períodos de rotación de los dos satélites de Marte, desconocidos en su época. Cuando el astrónomo americano Asaph Hall los descubre, en 1.877, y advierte que sus mediciones concuerdan con las indicaciones de Swift, presa de una especie de pánico, los denomina Phobos y Deimos: Miedo y Terror.”
“Le aterroriza también el hecho de que estos satélites aparezcan bruscamente. Otros telescopios más poderosos que el suyo no los habían revelado en la víspera. Parece, simplemente, que él fue el primero en examinar Marte aquella noche.”
“Después del lanzamiento del Sputnik, los astrónomos contemporáneos han empezado a escribir que tal vez se trataba de satélites artificiales lanzados el día de la observación de Hall.”
Robert S. Richardson
Observatorio de Monte Palomar, U.S.A.
“Mientras que un detalle de la superficie de Marte tendría que ser de 150 kilómetros de ancho para ser visto, un objeto luminoso, si es suficientemente brillante, podrá verse aunque sea de menor tamaño. Sabemos que los satélites de Marte, Fobos y Deimos, tienen unos pocos kilómetros de diámetro por la cantidad de luz que reflejan. Fobos, el menos alejado de Marte, está tan cerca de la superficie del planeta que gira alrededor de él en un período más corto que el de rotación de Marte. Desde el planeta se lo vería levantarse en el Oeste y ponerse en el Este, como a algunos de nuestros satélites artificiales. Seriamente se ha sugerido que Fobos es un satélite artificial de Marte. Una larga serie de observaciones demostró que la velocidad de Fobos, comparada con la que correspondería a la hipótesis de que se mueve bajo la atracción de Marte, está aumentando gradualmente. Los satélites artificiales terrestres se aceleran de la misma manera, debido al efecto de la atmósfera de la Tierra que hace que el satélite caiga en espiral a la misma. Pero si Fobos fuera de material rocoso, como un satélite natural, la densidad de la atmósfera marciana a unos pocos miles de kilómetros de la superficie del planeta tendría que ser mucho mayor que la real. Para que la atmósfera real produjera la aceleración observada, la densidad media de Fobos debería ser tan baja que éste no podría ser sino una esfera hueca, es decir, ¡un satélite muy poco natural! Para resolver esta dificultad, algunos astrónomos han supuesto que la aceleración de Fobos se debe a una acción de mareas producida por Marte, aunque esto solo sería posible si la corteza de Marte fuera de una composición enteramente diferente de la corteza terrestre. Otros han elegido la hipótesis, más sorprendente, de que Fobos es artificial. Solo el tiempo dirá quién está en lo cierto.”
Michael W. Ovenden.
(Fue profesor del Departamento de Astronomía de la Universidad de
Glasgow. También fue secretario de la Royal Astronomical Society.)
Extraído de “Life in the Universe. A Scientific Discussion. New York, 1.962
“…A salir de Júpiter atravesaron un espacio de cerca de cien millones de leguas, y costearon el planeta Marte, el cual, como todos saben es cinco veces más pequeño que nuestro glóbulo, y vieron dos lunas que sirven a este planeta y no han podido descubrir nuestros astrónomos.”
Voltaire (1.694 - 1.778) Micromegas (1.752), Capítulo III, “Viaje de los dos habitantes de Sirio y Saturno”. Colección Clásicos Inolvidables, Voltaire, El Ateneo, página 622.
Voltaire y Swift escribieron acerca de los satélites de Marte más de cien años antes de su descubrimiento oficial. Si de por sí estos comentarios son desconcertantes, todavía provoca más sorpresa el siguiente de Voltaire: “como saben todos los que razonan por analogía, Marte no podría tener sino dos satélites.”
El razonamiento por analogía forma parte del método mágico. Ahora bien, ¿dónde podrían encontrar los magos que Marte es acompañado por dos satélites? En la mitología greco-latina Marte o Ares es el dios de la guerra y sus compañeros son Phobos y Deimos, Miedo y Terror. ¿Es posible que la mitología occidental sea una cosmogonía disfrazada, un inmenso mensaje esteganográfico? ¿Esas extrañas historias de padres que devoran a sus hijos y luego los vomitan se refieren a planetas mayores y a planetas secundarios o a planetoides? ¿Es un relato de lo que sucedió en la formación del Sistema Solar?