2 ago. 2010

Los Niño Índigo



Isabel Stelling


Una nueva raza humana, más sensible y democrática, menos autoritaria y manipuladora, ya comienza a poblar el Planeta. Se trata de seres especiales aunque tan terrenales como sus padres. Solo que, a diferencia de estos, traen consigo la tarea de propulsar cambios en la humanidad.

Bautizados como Niños Índigo, estos muchachos tienen la capacidad de ver mas allá de los espectros de la Luz, escuchar todo tipo de sonidos, incluso su propio fluido sanguíneo, y denotan una destacatada hipersensibilidad táctil. "Los Niños índigo, como su nombre lo sugiere, no son Niños azules, si no que se les denomina así porque su aura, o campo energético, tiende a refejarse dentro de los colores añiles, azules, manifestando la utilización de centros energéticos superiores", asegura Maria Dolores Paoli, especialista en Psicoespiritualidad.

Es por esto que se les adjudican grandes dosis de intuición, que se demuestra en el desarrollo de la telepatía, cualidades para predecir el futuro, y hasta reconocer la presencia de seres etéreos como hadas y duendes a su alrededor. Además, algunos menores llegan al mundo con el don de la sanción.

Pero, por que vienen al planeta Tierra?

La Psicoespiritualidad es un concepto relativamente nuevo, que se refiere a la psicología transpersonal, donde se unen el conocimiento del Ego con el conocimiento del alma. Y según Paoli, la llegada de estos "nuevos hombres" no es casualidad, sino que tienen una tarea muy especifica por delante. "Porque son puentes entre la tercera y cuarta dimensión, y el verdadero cambio lo activan en la familia, en el hogar", señala.

A juicio de la especialista, estos niños llegan al planeta con la misión de aumentar la rata vibratoria, y poseen mejores condiciones biológicas para manejar las impurezas creadas por el hombre, incluso un potencial de cambio en su ADN.

"Científicamente ya tenemos confirmación del cambio que aportan estos chicos, manifestándose en la activación de 4 códigos mas en el ADN. Lo normal en los humanos es tener 4 núcleos que, combinados en sets de 3, producen 64 patrones diferentes, llamados códigos. Los humanos tenemos 20 de esos códigos activados que proporcionan toda la información genética. Exceptuando 3 códigos, que son los códigos de arrancar y parar como si fuese una computadora", añade la especialista venezolana.

Hasta ahora la ciencia ha considerado a estos códigos desactivados com. Programas remotos que hoy en DIA no necesitamos. Pero aparentemente los niños índigos nacen con un potencial de activación de cuatro códigos mas, que se denota en un claro fortalecimiento del sistema inmunológico.

Esto ha quedado demostrado en estudios realizados en la Universidad de California (UCLA). Algunos de estos experimentos han consistido en mezclar células de niños índigos con dosis letales de virus de SIDA y con células cancerosas, que no tuvieron efecto alguno en las células de los infantes. "La conclusión es que estos pequeños vienen con un sistema inmunológico fortalecido, manifestando inmunidad a las enfermedades".

Para la especialista, los Niños Índigo (termino reconocido a nivel internacional) nacen en cualquier clase socioeconómica y se caracterizan, básicamente, por poseer un nuevo estado de conciencia.

Sin embargo, destaca Paoli, ciertos rasgos físicos distinguen a los niños azulados del nuevo mundo:"Son mas delgados, tienen ojos grandes, ligeramente abultado el lóbulo frontal, por lo general zurdos o ambidiestros. Comen poco, e incluso, algunos son vegetarianos por no soportar la carne", añade.

Y es que, según estima Paoli, en 1999 esta nueva raza ya abarcaba el 80% de la población infantil mundial, por lo general en querubines menores de diez años de edad.

Valores Renovados

De acuerdo a Paoli, la crianza y los valores que se transmitan a los niños de la actualidad, requiere de parte de padres y especialistas una revisión. Y para ello hay que tomar en cuenta, ante todo, que las criaturas de la nueva Era no aceptan la imposición ni la autoridad, rechazan la manipulación, la in autenticidad y la deshonestidad. Tampoco aceptan los viejos trucos de la disciplina basados en crear temor y culpa.

"A estos pequeños seres les gusta ser tratados y honrados como individuos" apunta Paoli en su Material de Apoyo para la Educación de los Niños del Futuro. Por ello la especialista considera que la crianza emocional debe basarse en la visibilidad y transparencia.

"A los los niños índigo no se les debe avergonzar ni culparlos, mentirles ni gritarles. Por el contrario, hay que preservarles la autoestima. Se les debe brindar la posibilidad de elegir y, al mismo tiempo, evitar la comparación. Deben recibir disciplina sin emoción", agrega la psicóloga.

Otras características importantes para la crianza emocional de los infantes es estimular su excelencia, más no la competencia entre individuos. Y, además, involucrar el buen humor. Según Paoli, existen palabras claves durante el proceso de enseñanza de los pequeñines, de acuerdo a su edad biológica, basados en las Siete Leyes Espirituales para los Padres. Por ejemplo, hasta el primer años de vida, lo vocablos esenciales son amor, afecto y atención. "A los bebes hay que tocarlos, abrazarlos, proveerles mucha seguridad y, además, jugar con ellos", explica.

Luego, entre el primer y segundo años, hay que resaltar los términos libertad, respeto y estimulo. "Durante esta etapa se prueba el desapego a los padres. No hay que condicionarlos a través del temor. Hay que evitar que el niño conecte el dolor como sinónimo de malo, de debilidad. Si así fuese no habría espacio para el crecimiento espiritual", afirma Paoli.

Merecimiento, explorar y aprobar, son las palabras claves entre los 2 y 5 años, época de transición entre el Yo Soy y el Yo puedo. "Si le reprimimos el sentirse poderoso no se lograra que sea un adulto capaz de enfrentar cualquier reto", enfatiza la especialista.

Posteriormente, entre los 5 y 8 años, el niño ya asimila conceptos más abstractos. Por ello hay que manejar los términos dar, compartir, aceptación, verdad y no juzgar. "A ellos les encanta compartir cuando sienten amor. Si se les enseña que para dar tienen que perder algo, entonces no aprenden el verdadero significado de dar. En cuanto a la verdad, deben aprender que va acompañada de un sentimiento agradable y no como antesala a un problema, en caso de ocultarla".

Después, entre los 8 y 12 años, el niño ahora convertido adolescente, requiere que los padres manejen términos como la experiencia, la responsabilidad y el estar alerta. "Los que aprendieron las lecciones de la crianza espiritual, entonces reflejaran la confianza de sus padres. De lo contrario, se encontrara confuso, cederá a las presiones amistosas y buscara experiencias indiscriminadas".

De acuerdo a Paoli, los colegios y demás centros educativos, deben estar atentos para reconocer la presencia de niños índigos dentro de los salones escolares. A su juicio, estos particulares alumnos no funcionan con los métodos de enseñanza tradicionales. Por el contrario, "aprenden de forma reflexiva y participativa, mas no mediante la memorización. Por ello no extraña que a muchos de estos pequeñines se les califique como niños problemas, ya que se dispersan con gran facilidad durante las clases".

Yamileth Garcia Sosa, periodista venezolana radicada en Miami, escribe sobre temas de actualidad relacionados con America Latina.
UNA NUEVA RAZA ESTA EMERGIENDO Parte 1
EL CARABOBEÑO-22 de diciembre del 2000-OPINION D-7

Nuevos niños, o más bien Súper niños están naciendo en el planeta. Estos niños vienen revestidos de una serie de características que asombra a sus padres y educadores. Algunos de sus atributos pertenecen a personajes surgidos de la fantasía, como Superman, Mandrake, Mago Merlín, Aladino. Otros de sus atributos se corresponden con seres superinteligentes, creativos, superdotados o genios reales, como Mozart y Miguel Angel, con un aditamento de sabiduría innata. Todos estos niños son, aparentemente, producto de la mutación genética y se determinó que la estructura de su ADN es diferente al resto de los seres humanos. Tienen 4 ácido nucleicos combinados en grupos de tres a tres que producen 24 codones, 4 codones más que hombre corriente. Drúnvalo Melkisedeck, espiritualista norteamericano menciona en sus Talleres La Flor de la Vida, que en el planeta están naciendo tres tipos diferentes de niños, los Niños Índigo, los llamados Niños SIDAS, que son inmunes al Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida y los Súper Síquicos de China. Los Niños Índigo fueron mencionados, por vez primera, por otra espiritualista norteamericana llamada Nancy Ann Tape, quien tiene la habilidad de ver las auras humana y en sus estudios y observaciones determinó que el aura de estos niños es de color índigo o azul añil, un color nuevo de aura. Así los describe en su libro "Understanding your love to Color" La Señora Tappe opina que entre nosotros existen jóvenes Índigo de unos 25 años y que hoy por el 80 % de los niños son Niños Índigo. El Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), en ingles AIDS, se describió por primera vez en 1981. Los llamados Niños Sida son un tipo muy particular de niños que no solo son inmunes al Sida o Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida, enfermedad descrita por vez primera en 1981, sino también a otras enfermedades como el cáncer y en general a todas las enfermedades. Las investigaciones comienzan con un niño que había heredado el Sida de su madre pero que se mantuvo enfermo solo hasta los 6 años de edad, cuando para sorpresa de muchos, el Sida desapareció completamente. Pareciera que estamos vislumbrando el nacimiento de una nueva raza, raza que ya no sufrirá de ninguna enfermedad y que podrá vivir muchos años, permaneciendo joven superando marcadamente la esperanza de vida del hombre actual. Por otra parte, hace aproximadamente 25 años, comienzan a surgir en China unos niños superespeciales que tenían habilidades parasicológicas y de ellos se habla en el libro "China´s Super Psychics, "Los Súper psíquicos de China" escrito por Paul Dong y Thomas E. Raffil. Estos niños son una especie de Uri Gueller, el psíquico de 54 años, nacido en Israel, quien se hizo famoso, en la televisión mundial, porque entre otras cosas doblaba las cucharillas con su mente y transmitía esta habilidades a los televidentes. Algunos niños también lograron, en sus propios hogares y para sorpresa de sus padres, doblar las cucharillas. Las investigaciones en China comenzaron con el estudio de un joven totalmente psíquico de unos 10 años, que hoy tendrá uno 32 años y que como psíquico, conocía lo que cualquier persona estuviese pensando, "adivinaba el pensamiento" y podía ver lo que una persona común no podía y todo en una forma natural y espontánea. Podían leer cualquier página de un libro escogido al azar dentro de un montón de libros amontonados. Además eran telequinéticos, es decir que podían mover objetos en la distancia y hasta hacer danzar una pelota en el aire, moviéndola desde lejos con su dedo índice. Pero posteriormente más y más niños con similares características comenzaron a nacer en China y Singapur. En China prevalece el concepto de que " las funciones humanas excepcionales existen y pueden ser demostradas y rebuscadas como tales". Pero las evidencias de las investigaciones en China y Japón muy pocas veces han sido escritas en Ingles, mucho menos en español y nunca se ha dicho mucho de esto. En el libro "Los Súper Síquicos de China" sus autores se quejan acerca del rechazo de los americanos a reportar los avances de los chinos o japoneses, aun sabiendo que ha sido noticia en toda Asia. Los mencionados escritores lo hacen con mucha propiedad ya que Paul Dong es un ciudadano americano nacido en Cantón, China, que trabaja muy cerca de la comunidad científica China y se le tiene como uno de los pocos escritores con un acceso profundo al desarrollo científico en China. Además el Señor Dong tiene una vida practicando el arte del Chi Gong y profundizando la medicina china, corrientes ambas de las que se deduce que la práctica del Chi Gong levanta, de una manera excepcional, las funciones humanas con resultados que permiten confirmar el desarrollo de superpoderes. Los autores del libro opinan que pareciera que las investigaciones y el desarrollo de los súper poderes de la raza humana en el resto del mundo, no tiene apoyo social ni científico, tal vez porque esto implicaría una serie de transformaciones sociales y sobre todo un gran temor a aceptar que esta surgiendo una nueva raza que goza de poderes y habilidades extraordinarias y sobrevendría una gran confusión. A pesar de esto, el sueño de algunos hombres ha sido poseer facultades extraordinarias que le permitan sobrevivir de mejor manera en un mundo que le es hostil e impredecible y surgen películas como X-Man, basado en las historietas de los mutantes, Matrix y tantas otras que inundan el mercado, que nos hacen soñar y también dudar de si esto es posible y de si esto está realmente sucediendo en el planeta.



stellingisabel@net-uno.net
UNA NUEVA RAZA ESTA EMERGIENDO Parte 2
EL CARABOBEÑO 31 de diciembre del 2000-

LECTURA DOMINICAL 2

Si partimos de la premisa de que los niños Índigo forman parte de una nueva raza que podríamos llamar "La Raza de los Super-hombres", seres superdotados y súper-inteligentes pero además revestidos con altos grados de espiritualidad, honestidad e integridad, características que traen impresas en su ADN, sin duda que será casi imposible que puedan ser contaminados por el medio ambiente donde les toque nacer y sobrevivir. Por otra parte, si tomamos como cierto lo que dice Nancy Ann Tappe en su libro "Understandig your love to Color"-Comprendiendo el Amor a través del Color", quien afirma que el 80 % de los niños que están naciendo en el todo el planeta, se corresponden con las características de los Niños Índigo, podemos optar entre dos alternativas: una es que estos niños se distribuyen equitativamente en todos los países y la otra es que serán atraídos a nacer donde las condiciones les sean mas propicias para su desarrollo y cumplimiento de su misión. Si asumimos que los Índigos se distribuyen equitativamente, pues a Venezuela le corresponde una parte proporcional y no podríamos poner en duda que ellos también están naciendo en hogares de escasos recursos. ¿Como sobrevivirán estos niños en hogares donde al bajo aspecto socioeconómico se le suman los graves problemas sociales de los países subdesarrollados? ¿Que pasará con los Niños de Biafra? ¿Lograrán ellos trasponer y elevarse por encima de esas condiciones, a veces infrahumanas? No puedo menos que recordar el cuento del águila que se crió en un patio de gallinas, aprendió a comer maíz y copió toda la conducta de éstas, pero no perdió sus características físicas, por lo que podía ser diferenciado de las gallinas. Un buen día pasó cerca un naturalista quien tenia la convicción de que todo aquel que tuviese un corazón de águila podría algún día volar a grandes alturas. Así que lo levantó en alto y lo desafió diciéndole: "Como de hecho eres un águila, pues perteneces al cielo y no a la tierra. Cesa de cantar quiqui ri qui" .¡Abre tus alas y vuela! Que ese niño índigo encuentre a alguien que le recuerde quien es y que le diga: ¡Abre tus grandes alas y Vuela! ¡Trasciende por encima de tus condiciones, recuerda quien eres y porque viniste a la tierra! Ese pequeño niño, ciertamente, se habrá de convertir en un Adulto Índigo. Recordemos que la era del Renacimiento sobrevino después de la crisis del oscurantismo y que significo una verdadera revolución que surgió por la extensión del espíritu. El espíritu renacentista se extendió, entre otras causas, por la llegada de numerosos eruditos que huyeron de Constantinopla y por el descubrimiento de los textos de Platón. En nuestro caso, un mayor y cada vez más sorprendente desarrollo de la tecnología y de las artes, que están llamados a establecer los jóvenes y adultos índigos, consecuencia del uso indistinto de ambos hemisferios cerebrales y que establece una diferencia con las generaciones anteriores; supondrá un nuevo Renacimiento Y si la cuna del Renacimiento fue Italia, la cuna de los Niños Índigos es China, donde por vez primera aparecieron súper niños que fueron llamados Súper Síquicos, debido a sus habilidades parapsicológicas. Los sabios índigo o quizás los hijos o nietos índigos de índigo, se agruparán para formar un fuerte que rescatará al planeta de su estado de decadencia y pudiéramos prever que habrá una transmisión de mando de una generación a otra, en un término de tiempo muy corto y con la particularidad de que serán jóvenes quienes tomen las riendas del planeta en todos sus ámbitos. Ellos podrían ser como una transfusión para una sociedad moribunda de sus valores éticos y morales.

Isabel Stelling
stellingisabel@net-uno.net

UNA NUEVA RAZA ESTA EMERGIENDO-
Parte tres.

Hay un hecho que sorprende a padres y educadores y es que están naciendo cerca de ellos, niños súper inteligentes, pero con una conducta que trae de cabeza a los especialistas y muy preocupados a los padres que se ven sorprendidos, cada vez mas, por la forma inusual de comportamiento que expresan estas criaturas. Estos niños extraordinarios o Súper-niños, llamados los Niños de la Vibración de Cristal o los Niños del Milenio y que conforman una nueva raza en el planeta, fueron denominados Niños Índigo por la escritora norteamericana Nancy Ann Tappe, debido al color índigo o azul añil de su aura, color nuevo en el aura de los seres humanos o más bien muy raro en el pasado. Lo que más preocupa a los padres es que estos niños, les oponen resistencia, actúan como niños rebeldes y no acatan sus órdenes. Es común escuchar a una madre desesperada, frases como: "No encuentro que hacer contigo". Quizás usted, amigo lector, pueda recordar que alguna vez alguien le dijo "Este muchacho le da fiebre a la quinina" y que usted, cuando interactúa con un niño índigo, se recuerde a sí mismo como el niño desobediente y terco que una vez fue. Pero reconozca que todavía la desobediencia y terquedad le acompañan y eso le dificulta interactuar con su hijo que lo hace actúa de forma más desobediente y terca que usted. Hoy por hoy algunos padres y educadores se ensañan seriamente en querer cambiar y someter a estos niños y recurren al dicho popular: "sino es por las buenas es por las malas, total yo soy tu padre". Pero ya este patrón no rige y es totalmente inapropiado. Pegarle al niño con el cuento de que una nalgadita oportuna no hace daño ocasiona heridas emocionales y es tan doloroso como una fuerte paliza o como agredirlos verbalmente. Percátese de que usted lo hace desde su rabia y que está repitiendo el patrón con el cual usted fue manipulado. Los niños índigo no están dispuestos a ser obedientes, porque ellos no aceptan imposiciones, pero si se muestran dispuestos a conciliar acuerdos, siempre y cuando nuestras explicaciones sean razonables y entendidas por ellos. Esto no es una situación fácil porque estamos ubicados en paradigmas muy diferentes y hasta opuestos. Generalmente ellos son más felices en la guardería y en la escuela, quizás porque son conducidos por manos expertas y en un ambiente de más libertad del que viven en sus hogares y porque se desenvuelven con otros niños índigo. Numerosos niños, hoy en día, permanecen mucho tiempo en hogares de espacios muy reducidos, sin contacto con la naturaleza y además encerrados y con poca comunicación. Este es el ambiente más inadecuado para un niño y mucho mas para un Niño Índigo. Por razones de su excesiva inquietud a los niños índigo se les califica de hiperactivos o son diagnosticados, equivocadamente, de que sufren de Desorden de Hiperactividad- DDHA. Este diagnóstico se hace sobre la base de una observación muy subjetiva de sus padres y maestros pero en la mayoría de los casos no se encuentra un factor neurobiológico causante de su conducta. En consecuencia son tratados en forma inapropiada administrándoles drogas, algunas de las cuales producen adicción. De esta manera solo se logra enmascarar la situación real, por lo que el problema sigue sin resolver. Los niños índigo generalmente tienen respuestas de hiperactividad y también de distracción, cuando se les obliga hacer cosas en las que ellos no están interesados. Estos niños funcionan bien en un ambiente menos rígido, no autoritario, en el cual se les permita escoger sus actividades y aprender a través de movimientos donde utilicen todo su cuerpo y muy especialmente sus manos. Esto es debido a que los niños índigo tienden a aprender y a percibir el mundo, como los ciegos, a través del tacto, sentido que tienen desarrollado más allá de lo común. Su cerebro no procesa información a cabalidad, a través de la vista o del oído, porque los índigos son niños táctiles y si ese factor no es tomado en cuenta, entonces ellos pueden presentar problemas de aprendizaje. Esta característica se resalta al alcanzar los 7 u 8 años, cuando comienzan a presentar dificultades para escribir correctamente sus tareas. A ellos les resulta problemático adaptarse al viejo sistema educativo de ponerse de pie para leer al grupo o escribir en la pizarra, pero contradictoriamente les encanta expresar su creatividad cantando y bailando ante un público. Esta es la razón del fenómeno Shakira, la famosa cantante colombiana, cuyos discos son muy populares entre los niños índigo de cualquier edad. Observen como especialmente las niñas la imitan espontáneamente y con mucha facilidad mientras se divierten un mundo. Sin duda que Shakira es una joven índigo.
Los niños índigo son nuestro futuro.
Isabel Stelling
stellingisabel@net-uno.net

UNA NUEVA RAZA ESTA EMERGIENDO.
Parte Cuatro

Estamos frente a un nuevo fenómeno y es el nacimiento de niños muy especiales que conforman una nueva raza llamada la Raza de los Niños Índigo o Niños de la Luz, los cuales cuentan con una excesiva energía de vida que es importante diferenciarla del Síndrome de Hiper Actividad (SDHA) que se le atribuye a estos niños. Según el Doctor Joaquín Velásquez Álvarez, de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, "el DDHA puede verse en toda las clases sociales, razas y nacionalidades. Frecuentemente siguen un patrón familiar, pero hasta el presente no se ha encontrado una causa física para explicarlo. Si analizamos nuestra alimentación industrializada que comienza en la década del 50 (1959) con la gran industria de los enlatados, con preservativos, aditivos, colorantes y sabores artificiales y que hoy por hoy contamos con más de 65.000 aditivos, estamos hablando de mas de 34 años de consumo y este hecho podría explicarnos el origen de este síndrome. Cabría investigar si los residuos químicos que no se eliminan se depositan en nuestro sistema reproductor y en consecuencia estemos concibiendo niños que solo duermen unas pocas horas al día y que nacen o les aparece, a los pocos meses: eczemas, asma, sed excesivos, predispuestos a tener dificultades respiratorias, y que a medida que van creciendo, se vuelven más activos, se lastiman con más facilidad, tienen problemas de aprendizaje, aún cuando su coeficiente intelectual sea alto, además pueden tener problemas del lenguaje, de equilibrio y de coordinación motora". Algunos niños índigo pueden manifestar algunas de estos síntomas y signos, en sus primeros meses, pero ellos realmente no sufren de SDHA. Generalmente a partir de los dos años los Niños Índigo son cada vez más sanos que generaciones de niños anteriores. Por otra parte los científicos han determinado que el ADN de esta nueva raza de niños ha sufrido una mutación que repercute en su Sistema Inmulógico, los libera de presentar signos y síntomas como los mencionados por el Dr. Velásquez Álvarez y de sufrir de enfermedades comunes a la raza humana. Drunvalo Melchizedek, espiritualista norteamericano, opina que los niños índigo cuentan con un hígado capaz de digerir hasta comida de chatarra. Se prevé que en un futuro no lejano, posiblemente nuevas generaciones de niños índigo ya no necesitarán comer, se alimentaran solo del Elán vital, a través de su respiración. La energía de vida que se manifiesta en los niños índigo causa mucha confusión en padres y educadores y marca una diferencia en el sistema de educación, que obliga a un cambio de actitud para interactuar con ellos. Los Niños Índigo son, además, superinteligentes y esta característica unida a su excesiva energía vital es cuantificada en relación con un patrón que se establece como rango normal, tomando en cuenta un promedio que resulta inadecuado para medir las circunstancias actuales. Estos rangos habrán de ser traspuestos en un futuro muy cercano y cuando esto suceda, las anteriores generaciones quedarán muy por debajo del promedio, así que nos llamarán los hipo- activos. Seres como los que a continuación menciono fueron extraordinarios en su época, pero los niños actuales los superarán en cuantía: Newton, Louis Pasteur, escritores como Edgar Allan Poe y Ernest Hemingway, Abraham Lincoln, Leonardo D´Vinci, Napoleón Bonaparte, Walt Disney, Agatha Christie, Henry Ford, el pintor Vincent van Gogh, Galileo, John D. Rockefeller, Thomas Edison, Beethoven, John F. Kennedy, Benjamín Franklin, Steven Spielberg , John Lennon, Winston Churchill, Mozart, Pablo Picasso, Robert Kennedy, Dwight D. Eisenhower, Charlie Chaplin. Todos ellos son seres famosos que tienen algo en común, cual es que en alguna oportunidad fueron tildados de hiperactivos. Pero cualquiera envidiaría el potencial de estos individuos y sería un honor considerarlo como un cumplido Es como darnos cuenta que la llamada hiperactividad o más bien, la excesiva energía de vida, unida a una alta creatividad, son cualidades que bien encauzadas, permiten lograr hechos magníficos y enaltecedores para una sociedad, ingrediente sin el cual hubiese sido imposible que estos genios lograsen sus hazañas y descubrimientos.
Isabel Stelling
stellingisabel@net-uno.net

NIÑOS DEL NUEVO MILENIO REVISTA DESPERTAR
Mayo 2001

Los niños del Nuevo milenio son la mayoría de los niños que están naciendo en todo el planeta y que se corresponden con ciertas características muy especiales que eran muy raras en el pasado. A estos niños se les ha denominado los Niños Índigo, o Niños Azules. También se les llama los Niños de la Vibración de Cristal o los Niños de la Luz. Fueron bautizados como Índigo por una espiritualista e investigadora norteamericana llamada Nancy Ann Tappe, autora del libro "Understanding your love to Color", "Comprendiendo al Amor a través del color", impreso en 1982 y no traducido al español. Ella los llamó así debido al color azul añil o azulillo de su campo electromagnético, que ella puede ver y que también es detectado por la Cámara Kirlian. Nancy determinó, en sus investigaciones, que ciertas características de la personalidad se correspondían con un color predominante del campo electromagnético o Aura. Ella agrupó estas cualidades de forma tal que nos permiten saber el color de nuestra aura, según se correspondan. En 1980 Nancy comenzó a ver el color índigo en algunos recién nacidos y afirma que el porcentaje de nacimientos se incrementó notablemente en l995, que el 90% de los niños menores de 10 años son Niños Índigo y que ellos son la esperanza del futuro debido a que son Maestros de Luz. Pero ya en l970 Jan Tober, coautora con Lee Karrol del libro "The Indigo Children", "Los Niños Índigo", no traducido al español, recibe información acerca del advenimiento de estos niños, época en la cual, sincronizadamente, conoce a la Señora Tappe. Lee tenia sueños lúcidos, sueños reales, con estos niños que le hablaban acerca de su identidad y de la misión de agentes de transformación que venían a cumplir en el planeta. La llegada de los niños Índigo fue previamente vaticinada en una de las Profecías Mayas, distribuidas en video case por la Cadena de Radio Caracol de Colombia y que son vistos en Venezuela por el Canal Infinito de la Televisión por Cable. También Alice A. Bayle de la Escuela Teosófica, habla acerca de ellos. Algunas madres me preguntan: ¿Quiero saber si mi hijo es Índigo? ¿Cómo reconocerlo? Bien, los niños índigo están revestidos de características muy resaltantes que los diferencian, marcadamente, de generaciones de niños anteriores. Entre otras son más inteligentes que el promedio establecido y sorprenden por las respuestas, que desde temprana edad, suelen dar a sus padres y educadores. Aprenden con mucha rapidez, son muy inquietos, no se dejan amilanar por los adultos, son autodeterminados, saben lo que quieren y luchan por conseguirlo. Algunos califican a los niños índigo como los tecnológicos de la raza humana. Ellos se interesan marcadamente por todo lo nuevo en el campo tecnológico, aprenden, generalmente por si solos, a manejar las computadoras desde muy temprana edad y se recrean haciéndolo. Pero simultáneamente son altamente creativos. Esto es debido a que manejan los dos hemisferios cerebrales simultáneamente y/o el hemisferio derecho en forma más pronunciada que el promedio de los humanos. Nancy Ann Tappe ha clasificado a los niños índigo en cuatro grupos y así tenemos los Niños Humanistas que vienen a trabajar con las masas. Ellos no saben jugar con juguetes, parecen distraídos, son lectores empedernidos y serán los maestros, doctores y hombres de negocio del futuro. Tenemos los Niños Conceptuales que, a diferencia de los anteriores, se interesan más por los proyectos que por la gente. Serán los ingenieros, arquitectos y diseñadores, astronautas. Son atléticos y les gusta controlar. Los Niños Artistas son más sensitivos. Son altamente creativos y serán los artistas del futuro. Entre los 4 y 5 años manifiestan hasta 15 tendencias artísticas, puede trabajar con 6 instrumentos diferentes. Ellos se aburren utilizando uno solo. Por último tenemos los Niños Ínter dimensiónales que suelen ser muy altos y desde los dos años ya te contestan "Yo Sé", "Déjame hacerlo que yo puedo". Ellos traerán nuevas filosofías y un concepto más amplio de la multi dimensionalidad del universo. La anterior clasificación es muy marcada y resaltante. Los Niños Índigo tienen muchas otras características no mencionadas en este artículo y generalmente una combinación de los cuatro grupos mencionados. Los niños índigo se estresan frecuentemente, especialmente si no son tratados en la forma adecuada o no disfrutan de un ambiente físico donde ellos puedan desplegar sus aptitudes y actitudes. Es importante conocer las causas de dicho estrés para minimizarlo al máximo. .Algunos padres obligan a sus hijos a continuar con una actividad, cuando ellos desisten, o estar permanentemente controlándolos, ordenándolos y diciéndoles como debe comportarse o como deben hacerse las cosas a lo que ellos responden con llanto y rabietas. Su excesiva energía de vida, no canalizada adecuadamente, ha llevado a los especialistas a calificarlos como Hiperquinéticos. Este diagnóstico se hace sobre la base de una observación muy subjetiva de sus padres y maestros pero en la mayoría de los casos no se encuentra un factor neurobiológico causante de su conducta. Obsérvelos con amor, no les muestre desagrado y mucho menos indiferencia. Ellos necesitan de su aprobación por manifestar sus necesidades más apremiantes y llorar o patalear es una manera de descargar su malestar. Los niños índigo saben que son Seres de Luz, son como Ángeles que están entre nosotros para enseñarnos el amor incondicional. Honrémoslos.


stellingisabel@net-uno.net

Es existe el Libro Nov del Tiempo Nuevo en Alemán, de Carolina Hehenkamp
www.indigochild.net en el parte Alemán.