2 mar. 2015

Las Almas grupales

Rubén Torres Sierra - La Cosecha de Almas.

Las almas grupales son quizá un concepto poco conocido y el cual es necesario conocer, para hacernos una idea de cómo son las encarnaciones en densidades superiores a la nuestra. La forma mas fácil de asimilar lo que seria un alma grupal seria la familia, en una familia todos los miembros tienen una afinidad común, compartida eso si, por un lazo sanguíneo. Este lazo sanguíneo une a esas personas bajo esa misma afinidad, hogar, apellidos, sangre, quedando ligadas de por vida, pero en el caso de las almas grupales no existe ese lazo sanguíneo que una a esas entidades individuales, sino que es una afinidad mas de tipo mental.

Las almas grupales, son almas afines unidas formando una única conciencia, su afinidad va mas allá delo que podríamos entender como amistad, son almas con una individualidad unidas por una misma mentalidad, son entes con un mismo pensamiento y un mismo objetivo evolutivo lo que las hace formar una única entidad. A partir de la cuarta densidad las almas individuales carecen de una mentalidad cerrada y privada como las que tenemos ahora. La comunicación netamente telepática provoca que los pensamientos del individuo sean constantemente compartidos con el resto, generando finalmente una afinidad con aquellos individuos con similar mensaje al nuestro. Esto poco a poco y según vallamos avanzando en nuestra existencia junto a nuestro grupo de almas, ira generando una suma paulatina de ellas hasta formar una sola conciencia. Esto es así debido a que toda conciencia tiene como destino la unidad, la fuente desde donde provino, pero en el camino evolutivo, deberá ir perdiendo poco a poco la individualidad para ir formando una conciencia de conciencias.

Cuanta más alta sea la densidad, mas almas formaran parte de ese grupo, llegando a formar grupos en el que la población de un planeta, forman una misma conciencia global. Estas almas grupales de altas densidades, pueden regir y controlar los designios de sistemas completos o incluso formar consejos entre varios grupos afines para controlar galaxias, procuraran que el orden y las leyes que rigen el universo no sean violadas y el orden evolutivo de las densidades mas bajas se produce con normalidad y fluidez, no interviniendo directamente en su proceso.

Algunas de estas almas grupales pueden jugar un papel muy concreto en la evolución de la conciencia, por ejemplo en nuestra densidad física, la conciencia evoluciona a través de la experimentación, esta experimentación viene dada a través de las continuas encarnaciones, pero estas encarnaciones carecerían de sentido si no hubiera mas herramientas con las que llenar esa experiencia, por eso se creo la dualidad, en la que iniciar el proceso de aprendizaje a través del método prueba-error.

Se nos facilito el libre albedrío como herramienta con la que desenvolvernos en este entorno, elegir lo que mas nos convenía en nuestro aprendizaje, para probar, errar y tomar conciencia del error y vuelta a empezar. Dentro de esa dualidad se pusieron dos polos, positivo y negativo, por los cuales canalizar todas esas experiencias, el polo positivo incluye todos esas formas de llegar a una misma meta que no es otra que la unidad y la evolución, en el negativo, todo lo contrario, el ego, el miedo y la regresión espiritual.

Un alma grupal puede encargarse de que el polo negativo sea activo, para que la polaridad sea efectiva, esa alma grupal se encargara de que las almas en densidades mas bajas, logren un gran abanico de experiencias negativas, con el fin de que esa experiencia logre despertar en ellos las ansias de encontrar el verdadero camino a la fuente. Esto no quiere decir que ese grupo de almas trabajando para la negatividad tenga nada en contra de esas almas en evolución, pero si harán todo lo posible para que lo crean, ese es su papel en el juego. El alma grupal que esta jugando este papel negativo en la Tierra, tiene un nombre concreto y es de sobra conocido. Utiliza el engaño y la tentación para confundirnos y llevarnos por el camino erróneo, debemos ser nosotros los que nos percatemos de ese error y rectifiquemos, él usara todas los medios a su alcance para que a la hora de elegir elijamos mal, pero es nuestra elección la que nos hará tropezar una y otra vez en el mismo obstáculo.

Como he dicho en mas de un articulo la polaridad que se creo no fue la de bueno-malo, esta no sera mas que nuestra percepción, si no que la que se empleo fue la de positivo-negativo, y es en nuestra búsqueda como debemos enfocar la experiencia. Sacar y cotejar nuestras vivencias y verlas como algo positivo, como el medio de lograr nuestra meta, en una carrera llena de obstáculos, donde el premio nos esperara una vez los hayamos superado con éxito.

Una vez el alma encarna en una densidad superior, la permanente emisión de sus pensamientos atraerá hacia si mismo otras almas que emitan los suyos en la misma frecuencia creando una mutua atracción. Esta atracción mutua, se ira intensificando y atrayendo a su vez a mas almas emitiendo de igual modo, formando un grupo cada vez mas numeroso de individualidades. En estos estados los conflictos no son físicos sino mentales, son las mentes las que chocan y crean los dramas necesarios para experimentar, superar y evolucionar. No existe el prueba-error, si no que es el conocimiento el que juega un mayor peso en esas densidades mas sutiles.

Las almas grupales por tanto crearan y generaran conocimiento en todo aquello en lo que trabajen, son conciencias de grupo que cuidaran y velaran por el equilibrio de su creación, ya sea a través de los elementales como la vegetación o el reino animal, los registros mentales o akasicos, el orden del cosmos, guía y guarda del descanso espiritual, equilibrio en el orden de la ley de creación y destrucción y la polaridad en densidades inferiores. Todos estos grupos trabajan constantemente y esas tareas y a su vez experimentan en su propia evolución con el fin de llegar a la unidad. La clásica representación de los ángeles, son en realidad, un alma grupal en un estado de conciencia superior, trabajando por la guarda y guía de las almas experimentando una densidad inferior y su posterior descanso espiritual entre encarnaciones.