2 jul. 2015

Agua para borrar memorias - Preparación del "Agua Solar Azul" de Ho´oponopono

Discovery Salud

Necesitamos un frasco de Vidrio Azul translúcido de cristal, la tapadera debe ser de corcho o de papel (nunca de plástico).
También nos sirve una jarra azul de cristal que ahora empiezan a venderlas aun que son caras; usa papel de cocina para taparlas o si su boca lo permite usa un platito de cristal azul que también los hay.
Se llena con la agua que normalmente consumes o corriente, del grifo, y se debe colocar a la luz directa del sol durante al menos una hora. Te conviene observar diariamente las estadísticas del tiempo para el día siguiente y Si el día se prevé nublado, se puede hacer varias partidas para así, tenerlas para el día nublado; de esta forma valdrá igual.
Una vez preparada el agua solar azul, te sirve principalmente para beber, pero además para cualquier cosa que la desees usar: cocinar, mezclar con otros líquidos, darse el último enjuague cuando te bañas, regar las plantas, para el coche, lavarse los dientes, hacer cubitos de hielo… Cuanto más la uses mucho mejor.
La función del agua solar azul, es la misma función de limpieza y purificación que tienen las frases:
Lo siento, por favor perdóname, gracias, te amo.

Su función es la de limpieza, usarla para la piel, el pelo,…y, por supuesto, para beber.
Conseguiréis potenciar el efecto sanador de las palabras Ho’oponopono.
¿Porque tenemos que cancelar memorias del pasado? Cuando practicamos alguna técnica -como esta del agua solarizada- para que cancele programas (memorias) en mí, al mismo tiempo logramos también que esas memorias sean canceladas en las otras personas (ya que estas “memorias” son compartidas). Al pedir sanar mi niño interior (el inconsciente – sede de las memorias) para sanarme a mí mismo, también estoy ayudando a sanar a los demás.
Nota adicional:
La botella debe ser de cristal. Las mejores que he encontrado son las de la marca Solán de Cabras. Las más comunes son de plástico, las que suelen vender en la mayoría de supers, pero también las hay de cristal, son más caras pero una vez que tienes la botella después podrás rellenarla las veces que quieras. Para taparlas lo mejor es un corcho. Podéis ir con la botella a una ferretería para que allí os den el corcho del tamaño perfecto.
No es necesario decir las palabras, solamente poner el agua al sol durante al menos una hora. Las botellas llevan pegadas un papel con cinta adhesiva, allí llevan escrito las palabras de Ho’oponopono (Lo siento, perdóname, gracias, te amo) para aumentar su potencia, y deben estar de cara a la botella, mirando hacia el agua, el papel desde fuera se ve blanco.También lo suelo escribir en la propia botella con un bolígrafo indeleble “EL ORO AZUL”
Llegados a este punto no puede extrañarnos que muchos consideren al agua como “el oro azul” o que 2.500 años antes de Cristo Tales de Mileto la definiera como “el principio de todo lo que existe”. Es más, el ganador del Premio Nobel de Medicina en 1912, el doctor Alexis Carrol, relaciona agua e inmortalidad cuando dice: “La célula es inmortal. Es realmente el fluido en el que flota, básicamente agua, lo que degenera. Renovando este fluido a intervalos proporcionaríamos a las células lo que necesitan para su alimentación y, hasta donde nosotros conocemos, el pulso de la vida continuaría para siempre”. Tras leer tan sugerente reflexión no estaría de más empezar a plantearse sustituir alguna taza de café, té o el recurrente refresco de cola que tomamos cotidianamente por un sencillo pero fantástico vaso de agua. Sobre todo ahora que con la cercanía del rigor estival el organismo nos la reclamará más a menudo. Haga caso a su cuerpo y beba agua de calidad. Lo notará.

La “memoria del agua”
Cuando bebemos agua de un manantial o de un pozo ingerimos agua pura, viva, que en ese estado natural presenta una estructura estable y ordenada compuesta por dos moléculas de hidrógeno y una de oxígeno. Pero además de esa estructura molecular tan simple, cada vez más científicos afirman que el agua pura posee una especie de archivo de datos, una memoria que le permite almacenar las informaciones y energías obtenidas en forma de vibraciones moleculares que ha absorbido de las sustancias con las que ha estado en contacto. Según estos expertos entre ellos Peter Gross, el agua posee una especie de memoria que le permite almacenar informaciones, tanto nocivas como terapéuticas, y transmitirlas a otros organismos biológicos incluidos los seres humanos en forma de frecuencias electromagnéticas.
(Ver www.agua-viva.info )

El agua magnética
Como el lector probablemente ya sabe el agua realiza en el organismo entre otras dos misiones fundamentales: transporta los elementos nutritivos y drena los desechos orgánicos; para lo cual necesita disolver las sustancias y luego arrastrarlas. Pues bien, dada una de esas misiones se mejora según el doctor Felicísimo Ramos si el agua es magnética ya que ésta es diurética, ligera, asimilable, mineralizada y no tiene el inconveniente de formar microcristales nefastos para el organismo; además, por su acción los conductos excretores se dilatan ampliamente y dejan pasar los desechos movilizados. Es decir, el agua magnética drena el organismo y regula todos los sistemas del cuerpo: circulatorio, nervioso, locomotor, digestivo, respiratorio, excretor, reproductor y endocrino. Asimismo, favorece las funciones vitales en varios aspectos importantes.
Colabora eficazmente en el proceso digestivo evitando los trastornos causados por el insuficiente poder solvente del agua común. Al disolver mejor el agua magnética las sales de los alimentos se asimilan mejor los nutrientes y se evitan el estreñimiento y la diarrea. Contribuye a expulsar eficazmente los gases que provocan la hinchazón del abdomen.-Penetra más profundamente en la piel y tarda más en secarse con lo que la piel queda húmeda y suave más tiempo. Y al limpiar los poros en profundidad hace que cualquier crema que empleemos sea mejor absorbida potenciando su acción protectora.-Aumenta la solubilidad de las sales. Por eso suministrándola regularmente a quienes tienen cálculos en el riñón y en la vesícula consigue -en un gran porcentaje eliminar cálculos renales y biliares y se reduce la posibilidad de producir más.-
Los diabéticos que consumen agua magnética consiguen que se eleven notablemente las funciones pancreáticas con la posibilidad de disminuir la medicación.-
Regula la circulación sanguínea al disminuir la viscosidad de la sangre. Elimina la fatiga y ayuda a conservar el buen estado de salud.
Puede usarse para la sequedad y el dolor de ojos, los eczemas y para la limpieza de la boca en los casos de halitosis y de úlceras en las mucosas.-
Tiene acción bactericida que se pone de manifiesto en la cicatrización de pequeñas heridas y arañazos cutáneos.
Hasta aquí algunas de las propiedades descritas por el Dr. Ramos. Sólo que además de los enunciados, el médico francés Louis Donnet destaca otros efectos terapéuticos. Según asevera, el agua magnética:-

Regula de forma progresiva y duradera la presión arterial, actúa sobre el tono y la elasticidad de los pulmones y el estómago y tiene un efecto beneficioso sobre las variaciones en el sistema hormonal.-
Logra que los índices de colesterol y de urea vuelvan con frecuencia a sus valores normales. –
Ayuda a hacer desaparecer la celulitis, fluidifica la sangre, mejora la circulación y conserva la elasticidad de los vasos sanguíneos. Así, previene la trombosis y la tensión sanguínea elevada.-
Aumenta los movimientos peristálticos del intestino por el efecto que el agua magnética produce sobre la bilis.
Los efectos terapéuticos son notables en problemas digestivos como náuseas, vómitos, hinchazón de vientre, flatulencia, estreñimiento, etc.-

Vuelve blanda e indolora la región vesicular. En las heces se detecta la evacuación de pequeños cálculos biliares y en 2 o 3 meses desaparecen en su mayor parte los cálculos úricos.-
Mejora la piel haciéndola más suave.
Ablanda y elimina las durezas y mejora las dermatosis. Las uñas y cabellos mejoran de aspecto y de brillo.